Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Los consumidores que tienen la tentación de probar nuevos productos y servicios debido a testimonios de personalidades conocidas en Social Media, pronto podrían tener más elementos para decidir si sus recomendaciones son o no pagadas, al menos en Singapur.

Combinación de publicidad redes sociales, bajo regulación

El organismo encargado de regular la publicidad y sus estándares en Singapur, ASAS, quiere que los individuos que son contratados para promover productos y servicios aclaren cuando son mensajes patrocinados, de acuerdo a nuevos reglamento para la publicidad en redes sociales y en medios digitales.

Los detalles de las nuevas regulaciones fueron publicados para retroalimentación del público y estarán en votación hasta enero 8 de 2016. La ASAS afirmó que las guías son para cubrir retos en la publicidad que han surgido con el surgimiento de nuevas tecnologías, pero que no están cubiertas por el Código de la Práctica Publicitaria en Singapur (ASCAP, por sus siglas en inglés). Una vez que las guías estén terminadas, se incorporarán al ASCAP.

Malas prácticas, causa de regulaciones

A inicios del año la empresa Singtel fue criticada por una campaña negativa contra sus competidores realizada por Gushcloud, la agencia de Social Media que había contratado para este fin. La campaña utilizó a influenciadores que se quejaron en redes sociales de forma falsa de los servicios de M1 y StarHub, a cambio de incentivos coo efectivo y descuentos en teléfonos móviles.

Las regulaciones -por el momento en borrador- para la publicidad digital y en Social Media ahora requerirán a las personalidades contratadas para marketing que hagan el esfuerzo de diferenciar los mensajes patrocinados de sus opiniones personales y contenido editorial en sus posts en Social Media, en sitios de redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter. Igualmente, deben revelar cualquier relación comercial de forma visible.

Por ejemplo, si un usuario está recomendando una empresa específica, producto o servicio, estos anuncios no deberían verse como tweets imparciales o casuales en su cuenta de Twitter.

Incluso si un blogger está escribiendo sus pensamientos genuinos sobre el producto o servicio que ofrece una empresa, tiene una relación comercial con ella, y debería declarar esa relación en el post, de acuerdo a ASAP.

Igualmente, las firmas no deberían enmascarar la publicidad haciéndola en un formato de blog que haga que el contenido parezca como si viniera de na fuente imparcial y creíble, de acuerdo a la autoridad de Singapur.

Transparencia en cuotas y compras

Quienes realicen marketing de productos y servicios tienen que ser transparentes respecto a los pagos y el proceso de compra, y asegurarse que las comunicaciones de marketing digital dirigidas a niños sean adecuadas para ellos.

Por ejemplo, si por usar un producto o servicios un blogger recibe un pago, ella o él tienen que aclarar esto. Si su recomendación es de un producto que tiene restricción de edad –como bebidas alcohólicas, apuestas o tabaco- el sitio debe tomar medidas para restringir el acceso a menores.

Las medidas tomadas por las autoridades en Singapur ponen de relieve cómo se realiza publicidad en muchos países, donde no hay regulación para este tipo de situaciones. ¿Crees que esta medida podría influir en cómo se realiza publicidad en redes sociales en otros países? Coméntanos en Google+, Twitter o Facebook.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram