Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Es la época del año en que muchas empresas revisan sus gastos del año que está por terminar y los comparan a las ventas que se lograron, para establecer el presupuesto de marketing para el próximo año.

Este proceso no es sencillo, pues existen muchos temas en los que una compañía podría invertir. Uno de ellas debe ser la estrategia de Social Media.

Social Media en el presupuesto de marketing

Actualmente, la mayoría de los encargados de marketing ven el valor de Social Media, sean una empresa B2B o B2C.  Social Media es el nuevo escaparate de los negocios.

Es requisito actualmente que un negocio tenga presencia en Social Media. Por ello es importante incluir la estrategia de Social Media en el presupuesto de marketing para tomar control de la voz y presencia de la compañía en los canales sociales.

Enfatizar el valor de Social Media

¿Cómo se puede resaltar la importancia de Social Media para que entre en el presupuesto de marketing? El punto principal es mostrar que ya no se trata de un tema a considerarse, sino que es algo que se debe de tener.

Entre otras razones para integrar la estrategia de Social Media en el presupuesto de marketing están:

Poder tener conversaciones consistentes con los clientes. Hace poco, las compañías pagaban mucho dinero para llevar a cabo focus groups y otros tipos de investigación de mercados para entrar en la mente de los clientes para entender su necesidades y deseos. Con Social Media, se pueden tener conversaciones con los clientes, preguntarles sus ideas, obtener sus insights y entender sus perspectivas.

Generar seguidores leales. Vender siempre es una cosa agradable. Pero que un cliente regrese varias veces no tiene precio. Cada empresas sueña con tener clientes que regresen y hagan múltiples compras a través de los años. Con Social Media se puede empezar a crear relaciones con los clientes, ganar su confianza y lealtad, así como ofrecer mucho más valor que sólo el servicio o producto que vendes. Al tener una relación, los clientes tienen más posibilidad de realizar una segunda o tercera compra al recordar la buena primera experiencia con la marca.

Escuchar sus voces. Es bueno tener conversaciones con los clientes actuales, pero también se puede usar Social Media para llegar a individuos que necesitan tu producto o servicio, pero aún no lo conocen. Con las herramientas de Social Media, se puede enfocar la conversación al buscar determinados términos o temas y encontrar conversaciones que están ocurriendo en ese momento. Por ejemplo, se puede promover un hotel a alguien que acaba de tuitear que está varado en un aeropuerto cercano.

Resaltar entre otras marcas. Al invertir tiempo y esfuerzo en construir una presencia en Social Media y una voz para tu marca, los clientes verán que se está intentando acercarse a ellos y lo apreciarán.

El SEO no es el mismo. Hace algunos años, el SEO era sobre palabras claves. Actualmente se debe incorporar el estar activo en Social Media y darles a los clientes contenido contextual dentro de la imagen de la marca.

Llevar tráfico a tu sitio. El primer paso para la generación de prospectos es para construir conciencia de tu marca y, hecho esto, dirigir tráfico a tu sitio web. Al crear y compartir contenidos en los canales de Social Media, la primera impresión en clientes potenciales posiblemente ocurra ahí. Posteriormente, una vez que visiten tu sitio y tengan una relación contigo, la relación puede nutrirse con el tiempo.

Y si esto no convence a quien establece el presupuesto de marketing, hay que recordar que en 2014, el 85% de los compradores en B2B estaban convencidos de que las compañías deberían presentar información vía Social Media a sus clientes. ¿Por qué desperdiciar esta oportunidad?

Shares