Copiar enlace

La historia de Uber empieza con la simple idea de conseguir un medio de transporte pulsando un botón. Esa idea fue la que llevó a su fundador, Travis Kalanick, a ser millonario. Uber es una de las startups más grandes del mundo y, no solo eso, consiguió llegar hasta la cima en tiempo récord. Te preguntarás, ¿cómo lo logró? ¡Sigue leyendo!

Historia de Uber: los inicios

Tras estudiar ingeniería informática, Travis Kalanick, fue probando con varias ideas transformadas en startups sin conseguir el éxito esperado. Su primer éxito antes de crear Uber fue la venta de su empresa de software Red Swoosh en 2007. Creada en 2001, Kalanick la vendió a Akamai Technologies en una operación valorada en 19 millones de dólares.

Cómo se creó Uber

Un año después, en 2008, Travis Kalanick, asistía junto a Garrett Camp, a LeWeb, un evento tecnológico en París donde escuchan la idea de reducir gastos en transporte compartiendo vehículo con otras personas. Más tarde, ambos intentan conseguir un taxi de vuelta sin éxito. Es ahí cuando empiezan a fantasear con la idea de crear un medio de transporte que se solicite simplemente pulsando un botón. De estas ideas nace Uber en 2009.

Travis Kalanick

Travis Kalanick

Así, en 2009 nacía UberCab de la mano de Travis Kalanick, con la ayuda de Garret Camp como cofundador. En el primer año, la compañía se centró en ofrecer vehículos premium en un solo clic, en algunas áreas metropolitanas de San Francisco. Un servicio costoso comparado con el Uber que conocemos hoy en día.

Dos años más tarde, en 2011, empezaba la subida al éxito de la startup. «Cab» (nombre con el que se designa a los taxis en EEUU) desaparece del nombre de la compañía tras una serie de problemas con el sindicato de taxistas de San Francisco. A pesar de su alto coste Uber se convierte en un servicio completamente disponible en toda la ciudad. La facilidad y simplicidad de pedir un coche pulsando un botón en el teléfono impulsó la creciente popularidad de la aplicación.

Además, la compañía alcanzaba un valor de 60 millones de dólares, tras conseguir diversas inversiones de personas interesadas en el proyecto.

Crecimiento y expansión: Uber X

Ese mismo año, Uber llega a Nueva York y consigue internacionalizarse instaurando el servicio en París. Esto es posible gracias a una inversión de 32 millones de dólares. Entre sus inversores se encontraba Jeff Bezos, fundador de Amazon.

En 2012, la compañía anunciaba Uber X, un servicio de transporte a bajo costo que permite a las personas conducir bajo el nombre de Uber con su propio vehículo. ¡El Uber que conocemos! Esta nueva prestación consigue disparar el éxito de la startup.

En 2013, Uber inaugura sus servicios en India y algunas ciudades de África. Las inversiones en la compañía no paraban de crecer hasta conseguir 3 mil 760 millones de dólares al acabar ese año.

Paralelamente a la expansión de Uber por el mundo, fueron estrenando otros servicios. En 2014, Uber empieza a funcionar en China y lanzan UberRUSH en Manhattan, un servicio de entrega a través de ciclistas a distintos lugares de la ciudad.

A mitad del año, nace UberPool, un servicio que permite a los usuarios compartir el viaje con otros que vayan al mismo destino o que utilizan la misma ruta. Este nuevo servicio permite al usuario ahorrar mucho más dinero al compartir los gastos de sus viajes con alguien más.

En 2015 lanzan UberCargo en Hong Kong, el primer servicio de entrega instantánea, en el que los usuarios pueden solicitar una furgoneta para transportar objetos grandes o realizar una pequeña mudanza. Tan sólo tres meses más tarde, la marca lanza UberEats, un servicio de pedidos de comida a domicilio rápido en Los Angeles, Chicago, New York y Barcelona.

Además, durante este último período de tiempo, acompaña la startup de cartografía deCarta, con el propósito de mejorar sus servicios y no depender de marcas ajenas, como Google Maps, para la gestión de la localización de choferes y usuarios.

Uber Vs Taxi: llegan los problemas judiciales

Durante su expansión, Uber tuvo que enfrentarse a varias reyertas con taxistas por todo el mundo. En 2014, los taxistas de Londres, Berlín, París y Madrid organizaron una protesta a gran escala contra Uber. Las compañías de taxi afirmaban que Uber era competencia desleal, al evitar pagar las altas tarifas de licencia y pasando por alto las leyes locales.

Ese mismo año, Uber deja de operar en España después de que un juez mercantil ordenase el cese de actividades de la compañía. Pero en 2015 la compañía, clausurada por orden judicial, empieza a captar permisos de turismos con chófer para reanudar su servicio dentro de la legalidad. Para ello propone distintos acuerdos y puestos de trabajo para volver a operar en toda Europa.

En 2016, juzgan a Uber impidiéndole operar en Londres, lugar donde la compañía disponía de 40.000 conductores registrados. Transport for London (TfL) afirmaba que Uber no era apto para tener licencia. Esta restricción fue anulada en junio de 2018, permitiendo de nuevo el servicio bajo una licencia de 15 meses junto a unas condiciones.

Travis Kalanick, CEO de Uber, anuncia su salida de la compañía

Travis Kalanick anunció en 2017 su salida de la dirección de Uber tras ser sometido a una importante presión por parte de los accionistas de la misma, después de expandirse la polémica de varios acosos sexuales, malas prácticas empresariales, discusiones de las bajadas de tarifas con los conductores de la compañía, e incluso, problemas con su activa vida social. Una vida con una reputación bastante afectada, tanto profesional como personalmente a la que se sumó la repentina muerte de su madre en un accidente.

Según declaraciones del propio Kalanick en aquellos momentos, «Uber me encanta más que nada en el mundo, y en este momento difícil en mi vida personal, he aceptado la solicitud de los inversores de hacerme a un lado para que Uber pueda volver a construir en lugar de distraerse con otra pelea»

Pese a su salida de la dirección de la empresa, durante bastante tiempo, el fundador continuó siendo uno de sus principales socios, con el 8,6% de las acciones de la compañía. Así mismo, el magnate mantuvo su puesto en el consejo de administración hasta 2019, cuando decidió vender las acciones que le quedaban, ganando más de 2.500M$, para enfocarse en nuevos negocios.

Crisis de Uber durante la pandemia

Las startups de movilidad fueron de las empresas peor paradas por culpa de la pandemia del COVID-19. Para intentar enfrentar esta crisis, la compañía se vio obligada a suspender temporalmente sus servicios de viaje compartido (UberPool).

La crisis sanitaria produjo un descenso del 70 y 90% de la actividad del servicio de VTC (vehículos con conductor). Sin embargo, dos de sus divisiones: Uber Eats, dedicada al reparto de comida, y Uber Freight, de paquetería, aumentaron su actividad debido al confinamiento de millones de personas. Subieron un 52 y un 55 % interanual respectivamente.

Durante los tres primeros meses de 2020, Uber perdió 2.946 millones de dólares. Además, tuvieron que anunciar el despido de 3.700 empleados, alrededor de un 14% de su plantilla. Su gran salvavidas fue Uber Eats, división que creció un 54% interanual, mientras que el negocio de transporte caía un 80%.

Además de los problemas derivados de la crisis sanitaria, Uber tenía varios frentes abiertos con las administraciones públicas de distintas partes del mundo. En mayo de 2020, el fiscal general de California presentó una demanda contra la firma por clasificar a sus conductores como contratistas y no como empleados, en contra de la legislación.

Uber remonta su negocio

Los resultados obtenidos por la compañía en 2021 revelaron cierta recuperación del duro golpe que supuso la pandemia. Los ingresos de Uber correspondientes a todo 2021 se situaron en 17.455 millones de dólares, un 57% más que los registrados en 2020. Estas cifras se vieron impulsadas por los ingresos del último trimestre del año, los cuales crecieron un 83% interanual hasta situarse en los 5.800 millones de dólares.

Por su parte, el área de transporte de pasajeros también creció considerablemente, registrando 6.358 millones de viajes durante todo el año (+27%), de los cuales 1.769 millones se realizaron los últimos tres meses del año. Así mismo, esta área de negocio aumentó un 55% su facturación durante el último trimestre, hasta alcanzar los 2.278M$. Lo cual la situó muy cerca de la facturación obtenida por Uber Eats, que fue de 2.420M$

Sin embargo, Uber continuó sin ser rentable ni aún habiendo reducido sus pérdidas del conjunto del año un 93% con respecto al año anterior. La compañía pasó de perder 6.768M$ en 2020 a perder 496M$ en 2021.

2022 y 2023: Nuevas herramientas y novedades

Durante el evento virtual Go/Get 2022, Uber anunció algunas novedades con las que pretendía remontar la operatividad de su negocio y salir del agujero negro que supuso la pandemia.

Entre estas novedades destacaban: pedidos por voz gracias a la integración del Asistente de Google en Uber Eats; Uber Travel, una función con la que los usuarios pueden reservar viajes sincronizados con su cuenta de Gmail; Uber Charter, para reservar autobuses de fiestas y furgonetas de pasajeros para viajes con muchas personas; la incorporación de UberEats en estadios y diferentes espacios deportivos; y Uber One, un programa de membresía con descuentos en viajes de Uber y Uber Eats.

Además de esto, Uber continuó con la implementación de herramientas activas en otros mercados, como el caso del despliegue en 2023 de Uber Direct en el mercado español, una solución de entrega rápida en marca blanca para eCommerce local. Este es un servicio que se diseñó especialmente para ayudar a negocios con eCommerce y que necesitasen un socio logístico para hacer los repartos de sus pedidos.

Con funciones como delivery rápido, seguro y monitorizado, la herramienta ya llevaba varios años siendo utilizada por grandes marcas internacionales (McDonald ‘s, Shake Shack, Walmart, 7 Eleven, etc.) en diferentes mercados, como EE.UU., Francia y Reino Unido.

Uber se convierte en una empresa rentable

Tras muchos esfuerzos y tantos años en el mercado, Uber logró remontar su negocio y cerrar 2023 obteniendo ganancias por primera vez en su historia, con beneficios por valor de 1.887 millones de dólares.

Durante los últimos tres trimestres de 2023 la empresa de movilidad obtuvo beneficios operativos consecutivos, lo que hizo que pudiera superar el punto de equilibrio definitivamente, obteniendo 37.281 millones de dólares en ingresos totales durante 2023, un 16,9% más que en 2022. El resultado operativo anual también fue positivo con un importe de 1.110 millones de dólares y un Ebitda de 4.052 millones.

Otro éxito de 2023 fue que Uber consiguió duplicar su valor en la Bolsa, consiguiendo una capitalización bursátil de 145.000 millones de dólares.

Todos estos hitos han hecho que el futuro se muestre brillante, por lo que Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Uber, afirmó, «2023 fue un punto de inflexión para Uber, demostrando que podemos seguir generando un crecimiento fuerte y rentable a escala. Nuestras audiencias son mayores y están más comprometidas que nunca, y nuestra plataforma impulsó un promedio de casi 26 millones de viajes diarios el año pasado».

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!