Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Los negocios locales muchas veces tienen problemas para encontrar contenido para publicar con la frecuencia necesaria para destacar.

Muchos saben que necesitan marketing de contenidos para alcanzar a sus clientes y construir una imagen de marca, pero se topan con dificultades cuando se trata de encontrar qué compartir exactamente. O quizá son grandiosos creando contenidos, pero no tienen idea de cómo medir si está resultando su marketing de contenidos.

Contenidos para negocios locales

A continuación te compartimos un resumen de algunos tips que podrían ayudar con este reto, que te inspirarán para crear y te ayudarán a interactuar con tu audiencia.

Busca conocimientos locales

Cuando la inspiración para crear contenidos no llega, una buena idea es buscar qué están haciendo otros negocios locales, periódicos locales o de la comunidad para informarse de los eventos más atractivos en tu área. Si comienzas a propagar esta información, los lectores comenzarán a reconocer tu sitio como un lugar donde encontrar noticias de la comunidad.

Y para saber si esto funcionó, se puede medir el tráfico, las veces que se compartió, las ligas de otros sitios y la lealtad generada (cuanta gente regresó a tu blog) luego de publicar estos contenidos.

Comparte tu experiencia

El otro lado de la moneda al primer tip es compartir experiencias propias. Por ejemplo, los minoristas de bienes deportivos podrían hacer posts acerca de sus caminos favoritos para ir en bicicleta o a correr.

Si hacer un blog no es lo que más te atrae, se puede considerar otro tipo de contenidos, como una lista que pueda bajarse, una cuenta en Instagram con fotos, una cuenta de Twitter con contenidos cortos, un podcast, transmisiones en Periscope o Facebook Live, etc.

Las métricas a rastrear en este caso son tráfico, veces que se compartió el contenido, ligas de otros sitios al contenido e interacción.

Envía newsletters

Datos del Intituto de Marketing de Contenidos muestran que 81% de los encargados de marketing B2B y 83% de los B2C envían newsletters por correo electrónico para llegar a sus clientes. Esto se debe a que funcionan.

Cuando se ha afinado la lista de correos de modo que estos mensajes lleguen a tu audiencia correcta y se pueda crear contenidos que les generen curiosidad, se tendrá una perfecta forma de generar retención de clientes.

Lo que se ponga en esos correos depende mucho de la demografía de tus clientes. Los nuevos prospectos buscan razones para comprar –necesitan razones atractivas para realizar una acción y contenido que los anime a ver más.

Mientras tanto, los clientes existentes necesitan valor añadido, es decir, más contenido de la misma calidad que la que los hizo inscribirse al newsletter, junto con ofertas especiales y premios por lealtad que podría ayudarlos a volver a comprar.

Las métricas para rastrear en el caso de este contenido son suscripciones, tasas de apertura, clicks y conversiones.

Ve “detrás de cámara”

Hacer video en vivo está muy de moda actualmente. Empresas de todo tipo están usando esta técnica y Social Media para mantener a sus clientes informados y mostrar el elemento humano en su compañía.

Pero si esta forma de hacerlo no te parece la adecuada para tu negocio, se puede mostrar el trabajo que hace tu empresa en un video, un post o una serie de fotos. El punto de este contenido es ayudar a tus clientes a identificarse con tu marca.

Las métricas a rastrear en este caso son vistas totales, interacción, audiencia simultánea.

Presume los testimoniales del cliente

Cuando se trata de una pieza persuasiva de contenido, nada como un buen testimonial. En estos tiempos es raro que un cliente no haya investigado de nuestra empresa antes de contratarnos.

La gente quiere seguridad de que tu negocio resolverá su problema y la reputación lograda por la publicidad boca a boca es tanto o incluso a veces más valiosa que la publicidad pagada.

Las métricas a medir son los clicks, comentarios y conversiones.

Graba un video

Si tienes algo que decir, pero no tienes la habilidad escrita para hacerlo, usar un video puede ser una forma persuasiva de transmitir contenidos. Este medio ha mostrado una y otra vez que puede empujar las conversiones y la interacción con el cliente.

Es posible crear videos que atraigan a clientes de cualquier etapa en el camino del comprador. Pueden ser videos de marca, personales, actualizaciones, demostraciones de productos o videos virales.

La clave está en crear algo que esté acorde a la voz de tu marca y atraiga a tu audiencia.

Las métricas a medir son vistas, compartidos o tráfico de referidos.

Crea un micrositio

Para mantenerse al paso de la información generada en Internet, el contenido debe ser simple y en un formato pequeño.

Los micrositios ofrecen a los usuarios una experiencia concisa que atrae su atención y los anima a seguir dando click.

De acuerdo al Instituto de Marketing de Contenidos, sólo 47% de los negocios B2B y 52% de los B2C están usando micrositios. Esto debería crecer.

Las métricas a medir son tráfico, ligas de otros sitios, veces que el contenido fue compartido y conversiones.

Regenera viejos contenidos

Esta es una solución a las empresas que tienen un presupuesto ajustado. Con esta táctica, contenido viejo puede hacerse nuevo.

Por ejemplo, se puede generar un eBook o un whitepaper y compartir fragmentos del contenido en los siguientes meses.

De ahí pueden generarse listas, infografías, estadísticas interesantes, posts. O si se ha hecho una presentación, se puede convertir en frases que se pueden promover en Social Media.

Las métricas a rastrear son bajadas del contenido, cuántas veces fue compartido, ligas desde sitios externos e interacción.

venimo / Shutterstock.com
Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram