Facebooktwitterlinkedin

Una gran batalla legal se aproxima, y una vez más apunta directamente contra el gigante de internet: el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado formalmente a Google de monopolio el pasado martes tras un año de investigación.

Estados Unidos acusa a Google de monopolio

En rueda de prensa, el fiscal adjunto del Departamento de Justicia de EE.UU Jeffrey Rosen, comentó que la demanda por la que se acusa a Google de monopolio se basa en que el gigante de internet “sustenta su papel de principal guardián del acceso a internet a través de una red ilegal de acuerdos exclusivos que daña a los competidores”.

En sus investigaciones, las autoridades señalaron que Google ha pagado miles de millones de dólares a Apple para que su motor de búsqueda se encuentre como predeterminado en los dispositivos iPhone, así como una prohibición para integrar buscadores de terceros mediante contratos especiales, y con estas prácticas “se ha ahogado la innovación y la creación de nuevos «Google»”.

Actualmente Google es por muy lejos el buscador más utilizado en todo el mundo: tan solo en Estados Unidos controla cerca del 80% de las búsquedas en Internet, y precisamente esta falta de competencia es el punto angular por el que se acusa a Google de monopolio.

A los competidores se les niega la distribución, la escala y el reconocimiento de productos, lo que garantiza que no tengan una oportunidad real de desafiar a Google”, añadió la denuncia. de hecho las autoridades afirman que “es tan dominante que “Google” no es solo un sustantivo para identificar a la empresa y su motor de búsqueda, sino también un verbo que significa buscar en internet”.

Google asegura que es una demanda profundamente errónea 

Google no ha tardado mucho en lanzar una respuesta ante esta demanda por prácticas monopolísticas en Estados Unidos, y lo ha hecho a través de Kent Walker, vicepresidente senior de Asuntos Globales en Google quien aseguró que “la demanda del Departamento de Justicia es profundamente errónea. Las personas utilizan Google porque eligen hacerlo, no porque se vean forzados o porque no existan otras alternativas”, en su comunicado.

Confiamos en que la corte concluirá que esta demanda no se ajusta ni a los hechos ni a la ley” afirma Walker, y añade que “Por el contrario, apoyará artificialmente alternativas de búsqueda de menor calidad, aumentará los precios de los móviles y dificultará la obtención de los servicios de búsqueda que las personas desean utilizar”.

Las autoridades de EEUU investigan a los GAFA por prácticas monopolísticas… y sus acciones se desploman en Bolsa

La larga lista de batallas legales contra Google

Si bien esta acusación es una de las acciones antimonopolio más significativas tomadas por parte del gobierno estadounidense, no es por lejos la primera vez que esta compañía al igual que otros gigantes tecnológicos se han visto acusados por dichas prácticas.

Hablando específicamente de Google, en 2016 la compañía fue acusada por la Comisión Europea por abusar de su posición dominante en las búsquedas, cargos a los que se añadió practicas monopólicas en su servicio de comparación de precios y abuso de su posición dominante al obligar a los fabricantes y operadores móviles que operan bajo su sistema operativo Android a instalar de forma predeterminada sus servicios.

Estas acusaciones se convirtieron en la sanción más alta de la historia por prácticas antimonopolísticas en 2017, cuando la Unión Europea multó a Google por 2.420 millones de euros por abusar de su dominio en el mercado de motores de búsqueda.

Respecto a la acusación sobre obligar a los fabricantes y operadores de dispositivos Android a instalar de forma predeterminada sus servicios, la Unión Europea sancionó a Google con 4.343 millones de euros en 2018, además de prohibirle a la compañía continuar con estas prácticas… al menos en la Unión Europea.

En abril de 2019 el comparador de precios idealo se unió a las acusaciones hacia Google de monopolio, y presentó ante el Tribunal Regional de Berlín una demanda por daños y perjuicios por valor de casi 500 millones de euros por favorecer su propio servicio de comparación de precios, una demanda cuya importancia crece si se toma en cuenta el peso de idealo en el mercado europeo: uno de los comparadores de precios online más importantes en la región con más de 20 millones de visitas en 2018.

De hecho, Estados Unidos ya había puesto sus ojos en Google por prácticas monopolísticas en 2019, cuando la Comisión Federal de Comercio (FTC) y el Departamento de Justicia comenzaron su investigación hacia Google, Apple, Facebook y Amazon, conocidos por su acrónimo GAFA, un proceso que se unió a las que se realizan contra Amazon, Apple y Facebook y que por lo visto continuarán, al menos hasta que se logre una legislación clara sobre la competencia justa y libre en un mercado en el que los gigantes tecnológicos cada vez abarcan más mercado.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram