Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Hoy en día, el comercio electrónico está en boca de todos. El nuevo comportamiento que está adoptando el consumidor y las nuevas generaciones (Millennials, Generación Z, y las que quedan…) son solo dos de las razones que dotan de importancia al comercio electrónico. La tendencia de comprar a través de medios digitales, como smartphones o tablets cada día ganan más, y más, fuerza. Por eso, es importante que, si tú también cuentas con una empresa, seas conscientes del inminente paso hacia la transformación digital.

La inminente transformación digital

Según datos relevados recientemente por la AMIPCI, se estima que -para 2018- el eCommerce generará una industria con ingresos superiores a los 250.000 millones de pesos, que, en comparación con los 121.000 millones del año 2013, el crecimiento ha sido altamente considerable y notorio.

Esto quiere decir que, cada vez más y más empresas, da igual que sean PYMES o grandes multinacionales, han tenido que evolucionar conjuntamente al proceso de transformación en sus modelos logísticos y de venta para poder entrar en el modelo del eCommerce; y no morir.

Realmente, a la hora de introducirse dentro del sector digital, contamos con marketplaces como Amazon que permiten facilitar mucho el proceso, pero, de cualquier manera, no te voy a negar que el proceso de transformación es tedioso y complicado.

Pero, dado que cada vez son más las personas que compras online, a través de sus teléfonos móviles o tablets (a lo que añadiré que, hoy en día, estamos conectados 24/7; solamente para que tengas este dato en cuenta y te sirva como aliciente), te daré unos pequeños conceptos que debes anotar si tú también quieres evolucionar hacia la era del eCommerce.

Tres conceptos principales para la transformación digital

1. El proceso de venta

Lo primero que has de saber es que, por sí mismo, el proceso de venta cambia. Puede ser que, tradicionalmente, lleves años vendiendo tus productos o servicios a través del medio offline; es decir, a través de revistas impresas, formatos de calle, radio… Y quién sabe qué más.

la transformación digitalY… Bueno, te ha ido bien.

Pero, sabes que, día a día, los usuarios evolucionan más y más, y, con ellos, lo hace también su conocimiento hacia lo digital, y hacia las múltiples ventajas que presenta el mismo.

Ya (y seguro que tú también lo has vivido) cuando quieres consumir un producto X, primero lo chequeas por Internet y contemplas opciones. En resumidas cuentas, ahora, el canal de venta de un negocio es, principalmente, un portal digital que generé una adecuada experiencia de usuario (y de compra)

2. El proceso logístico

En segundo lugar, debes ser consciente de que el proceso logístico va a evolucionar. Antes, podías acumularlo todo en tu almacén, e ir sacando productos acorde se vaciasen las baldas de tu establecimiento debido a las ventas físicas que lograses, ¿cierto?

Ahora, la cosa cambia: debes amoldar tu proceso logístico a los envíos a domicilio (como sabemos, y según el 2do. Estudio de eCommerce de Moda en México, el envío a domicilio es una de las principales características que incitan a la venta online del usuario mexicano)

3. La atención al cliente

Por último, es importante que seas consciente de la importancia del servicio de atención al cliente digital. Quiero decir, está muy bien que cuentes con un número de contacto telefónico donde cualquier cliente con una duda o queja pueda llamar, como adicción  tu punto físico de atención al cliente. 

Pero, sin embargo, mi consejo es que también cuentes con un servicio en línea. Por ejemplo, un chat en línea en tu página web (o, incluso, en tu misma página de empresa en Facebook). Un correo electrónico también puede ser otra buena opción. 

La idea es que, partiendo de la base de que estamos conectado 24/7, aprovechemos esa ventaja para generar soluciones a nuestros clientes.

Estos son solamente 3 de los puntos clave que has de tener en cuenta en tu proceso de la transformación digital, como además te dejaré indicado en el siguiente video.

Un proceso largo y tedioso, cierto, pero a la vez exitoso y, desde luego, necesario para cualquier empresa que quiera evolucionar hacia esta nueva era de la transformación digital. ¡No te quedes atrás!

 

Shares