Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Un nuevo ‘tatuaje’ de nanotecnología podría mapear las emociones y monitorear la actividad muscular, entre otras funciones. Este novedoso electrodo para la piel es cómodo y tendría múltiples aplicaciones médicas y comerciales.

El nuevo ‘tatuaje electrónico’ fue desarrollado por la Universidad de Tel Aviv y puede medir la actividad muscular y de las células nerviosas. Revolucionaría la medicina, rehabilitación e incluso la investigación en marketing y negocios.

El tatuaje consiste en un electrodo de carbón, una superficie adhesiva que se une a la piel y una capa de polímero conductivo basado en nanotecnología, que mejora el desempeño del electrodo. Graba una fuerte y firme señal por horas sin irritar la piel.

Innovación para rastrear salud y emociones

El electrodo, desarrollado por el profesor Yael Hanein, titular del Centro de Nanociencia y Nanotecnología de la TAU, podría mejorar la restauración de tejido y nervios dañados e incluso generar nuevos insights acerca de nuestra vida emocional.

Uso en marketing y negocios

Una gran aplicación del Nuevo electrode es el mapeo de las emociones al monitorear expresiones faciles a través de señales eléctricas recibidas de los músculos faciales.

El profesor Hanein explicó que esta habilidad tiene muchos usos potenciales. Los anunciantes, encuestadores, profesiones de medios y otros, todos quieren hacer pruebas a las reacciones de la gente a productos y situaciones diversas. Hoy en día, esta labor se apoya principalmente de cuestionarios subjetivos.

Los investigadores a nivel mundial están tratando de desarrollar métodos para mapear las emociones analizando las expresiones faciales, a través de fotos y software inteligente. Pero el electrodo pegado a la piel ofrece una solución más directa y conveniente.

Desarrollo del tatuaje electrónico

El dispositivo se desarrolló inicialmente como una alternativa a la electromiografía, una prueba que valora la salud de músculos y células nerviosas.

Sin embargo, esta prueba es un procedimiento médico desagradable y poco cómodo que requiere que los pacientes estén acostados en un laboratorio por horas. A menudo se inserta una aguja en el tejido muscular para grabar la actividad eléctrica, se añade un gel frío y pegajoso, además de pegarles pesados electrodos superficiales.

El tatuaje permite a los pacientes realizar sus rutinas diarias mientras el electrodo monitorea su actividad nerviosa y muscular. La idea es pegarlo donde se quiera medir algo y olvidarse de él.

Aplicaciones para rehabilitación y más

De acuerdo a los investigadores, el nuevo tatuaje electrónico tiene importantes aplicaciones terapéuticas. El tatuaje será usado para monitorear la actividad muscular en pacientes con enfermedades degenerativas en un estudio en el Centro Médico de Tel Aviv.

Pero eso no es todo, los datos fisiológicos medidos en músculos específicos podrían ser usados en el futuro para indicar qué tan alertas están los conductores; para seguir a pacientes en rehabilitación después de una lesión cerebral, con el fin de mejorar el control muscular; para que personas con una amputación puedan mover miembros artificiales con el resto de los músculos en esa área.

El electrodo es producto de un proyecto del Consejo de Investigación Europea y  recibió apoyo del Ministerio de Economía de Israel, a través del Consorcio BSMT.

Shares