Facebooktwitterlinkedin

Si bien Shein ha tenido muchos altibajos en su reputación, sobre todo ante su negocio de moda ultrarrápida, un modelo de negocio que no es muy del agrado de quienes apostamos por negocios sostenibles, ahora la marca quiere reivindicarse y ha decidido lanzar Shein Exchange, un sistema de compra-venta directa entre usuarios de ropa de segunda mano.

Shein Exchange funcionará como un marketplace

Por el momento esta nueva función solo se encuentra disponible en Estados Unidos, sin embargo se espera que se expanda al resto de los países donde Shein tiene presencia a lo largo del año 2023.

Shein Exchange es un modelo de marketplace, es decir, los mismos usuarios pueden subir su catálogo de prendas de segunda mano, incluir fotografías, descripciones y por supuesto precios, gestionar el proceso de ventas y envíos.

Por supuesto que como en todo negocio Shein tomará parte de esta gestión, en este caso la compañía recibirá un 5% de los ingresos por transacción, además de que limitará los precios de las prendas de segunda mano a una cifra máxima.

«En Shein, creemos que es nuestra responsabilidad construir un futuro de la moda que sea equitativo para todos, al tiempo que aceleramos las soluciones para reducir los residuos textiles», aseguró Adam Whinston, director global de ESG en Shein.

«El objetivo de Shein Exchange es hacer que la reventa sea tan fácil y cómoda como la compra de algo nuevo y al mismo tiempo comenzar un movimiento cultural de circularidad dentro de nuestra propia comunidad Shein. Hacemos un llamamiento a nuestra comunidad para que se movilice y mantenga en circulación la ropa que ya ha poseído durante el mayor tiempo posible. Aprovechando el alcance y la influencia de nuestra creciente comunidad, creemos que la compra de reventa puede convertirse en la nueva normalidad de nuestra industria».

Una visión de marca sostenible

A pesar de su inmenso alcance y millones de ventas, Shein ha tenido que mostrar su cara sostenible, potenciando sus esfuerzos al adaptarse a las demandas de los consumidores actuales.

Tan solo en mayo de este mismo 2022 la marca puso en marcha una iniciativa llamada EvoluShein, una colección de prendas de poliéster creadas a partir de botellas plásticas recicladas, producidas a mano de proveedores con certificación Global Recycled Standar (GRS).

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram