Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Red social o social network son palabras que escuchamos con mayor frecuencia al menos desde la última década, incluso desde la anterior.

Pero, ¿qué es exactamente una red social o social network? ¿Cómo surgieron? ¿Cómo se puede (como individuo, pero sobre todo como empresa) aprovechar una red social?

A continuación explicaremos todos estos puntos brevemente, como una forma de comprender mejor de cada red social y sus usos.

Red social o social network: qué es

Para iniciar, debe distinguirse entre red social no tecnológica y el uso tecnológico de las palabras “red social” o “social network”.

Una red social es una estructura social creada de actores sociales (pueden ser individuos u organizaciones) y un grupo de lazos intercambiables entre estos actores.

En cambio, en tecnología, una red social, social network, social networking service o servico de redes sociales es una plataforma para construir o aprovechar las redes sociales o relaciones sociales (como la mencionada arriba) entre gente que comparte intereses, actividades, historia o conexiones en la vida real.

Cómo surgió el concepto de red social o social network

Con el surgimiento de Internet, esa red de computadoras interconectadas en diferentes partes del mundo, la posibilidad de la interacción social fue notada de inmediato. Así, comenzaron a crearse servicios para facilitar la comunicación a través de las computadoras, iniciando con servicios como Usenet, ARPANET, LISTSERV y los servicios de boletines o BBS (bulletin board services).

Además, los portales en línea con varios servicios como America Online, Prodigy, CompuServe, entre otros, incluían funciones que después se utilizarían en las redes sociales.

El concepto de que cada usuario tuviera un perfil ayudó a crear sitios donde estos añadían su información para crear estas ‘tarjetas de presentación virtuales’ y comenzaba a conocer personas de acuerdo a lo que decían sus perfiles.

Comenzaron a proliferar sitios como Friendster (surgido en 2002), MySpace, LinkedIn, Bebo, Orkut. Facebook fue lanzado en 2004, convirtiéndose poco a poco en la red social dominante y actualmente la más grande en el mundo.

Posteriormente se crearon redes sociales más especializadas y variadas, algunas que afirman no ser redes sociales estrictamente hablando, sino medios de comunicación, como Twitter. Las variaciones han sido infinitas, desde aquellas redes que se especializan en ciertos sectores (según género, profesión, interés particular, incluso tipo de ingresos), hasta las que giran alrededor del contenido que se comparte en ellos, como YouTube, donde se comparten videos, pero también hay actividades del tipo que se ven en una red social o social network.

Cómo aprovechar una red social o social network

Por supuesto, hoy en día existen multitud de consejos para poder aprovechar las redes sociales como individuo o como empresa, tanto en línea como incluso en libros que afirman, incluso, ser el que cuenta con todas las respuestas y la mejor estrategia para participar en todas las redes sociales.

Pero básicamente se pueden establecer cinco pasos para poder aprovechar una red social o social network (sin entrar en estrategias profundas):

  • Tratar de conectar con las personas. Detrás de cada perfil de usuario hay una persona con necesidades, pasiones y deseos (o al menos, si se sabe que es un perfil real y no falso). Hay que buscar la forma de conectar con esas personas reales.
  • Escuchar tanto (o a veces más) como hablar. La interactividad es la gran fortaleza que tiene una red social. Los usuarios están acostumbrados a recibir pasivamente información, pero una red social permite que respondan y resolverles sus dudas respecto a tu marca. Escucha y responde de acuerdo al caso.
  • Dar antes de pedir. Es muy molesto cuando una empresa, apenas las has seguido, dado Like a su página o añadido a tus círculos se dedica a enviarte una liga a su página de ventas o te pide que hagas algo que los beneficie a ellos. La idea de una red social o social network es ser sociales, no vender. Menos del 10% de los esfuerzos deben ser promocionales.
  • Elegir la plataforma adecuada. Busca dónde están tus clientes, dependiendo de cuál sea su perfil, y enfócate en esa plataforma, haciendo menos esfuerzos en otras redes sociales conocidas.
  • Poner límites al tiempo que se usará para una red social. No se trata de pasar seis horas en cada red social, leyendo mensajes, respondiendo, interactuando, sino de planear muy bien qué contenidos se van a compartir, responder lo necesario, sin sobrecargarse con estar al tanto de todo, ni abrumar a los usuarios con exceso de contenidos.

¿Qué opinas? ¿Crees que el concepto de red social o social network seguirá siendo el mismo en 5 años, 10 años? Cuéntanos en los comentarios o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter y Google+.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram