Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

2016 podría recordarse como un año muy bueno para el eCommerce. Walmart, que una vez fue el minorista físico por excelencia, anunció planes para invertir 2 mil millones en sus esfuerzos online.

Mientras, Amazon ha eclipsado el valor de Walmart y las ventas de bienes de consumo han subido 42% desde el año pasado.

eCommerce y las posibilidades de la realidad virtual y aumentada

Existe, sin embargo, un reto: el asunto de las conversiones, es decir, lograr que quienes exploran se conviertan en compradores. Tradicionalmente el eCommerce ha tenido un promedio de 2 a 4% de tasas de conversión, muy pequeño comparado con el 20% a 40% de los minoristas tradicionales.

Las razones para esta discrepancia son múltiples, pero una gran parte tiene que ver con los límites sensoriales del eCommerce. Como consumidores, queremos probarnos o usar algo antes de comprarlo. No sólo verlo, sino tenerlo en las manos, usarlo y probárnoslo. Estos son pasos en el proceso de compra, una barrera con la que los minoristas en línea siempre han luchado.

Mientras algunos minoristas en línea se están aproximando a este reto con soluciones tradicionales (enviar muestras y ofrecer devoluciones gratuitas) otros están comenzando a usar nuevas tecnologías surgidas alrededor de la experiencia del usuario, buscando sacarles ventajas.

Los minoristas multicanal de última tecnología están buscando en la realidad virtual y aumentada herramientas para ofrecerle a los compradores nuevas formas de interacción, dándole a los consumidores una experiencia que no sólo replica la tienda física, pero que incluso la supera.

Pioneros en realidad virtual

La realidad virtual (RV) ha tenido mucha atención este último año, por ejemplo, volviéndose muy relevante en el SXSW Interactive, con toda una sección de la conferencia dedicada a esta tecnología.

Y algunos eCommerces importantes ya están anunciando pasos para adaptarse a la RV, como Alibaba, con el lanzamiento de GnomeLabs, una rama de investigación dedicada a ayudar a los comerciantes a usar mejor la realidad virtual para vender productos en línea.

Alibaba informa que ya creó vistas de RV para cientos de productos con el objetivo a largo plazo de ofrecerles a los consumidores la opción de comprar dentro de las tiendas Fifth Avenue, en línea.

Otros jugadores ya están tomando pasos en esa misma dirección. Por ejemplo, NARS makeup, una marca de maquillaje, está usando los videos 360 de Facebook para ofrecerle a sus clientes una nueva forma interactiva de interactuar con los tutoriales 3D.

Facebook 360, que permite navegar cualquier video en 360 sin la ayuda de visores especiales, podría ser el camino de entrada a realidad virtual completa en el futuro.

Otras poderosas marcas, como Dior y Tommy Hilfiger, han estado experimentando (por el momento, sólo en tiendas) con visores 3D para ofrecer una pasarela virtual de 360 grados. El video pone a los consumidores en el asiento del frente de los shows de moda y le da acceso VIP a las líneas de las marcas en un formato casi como la vida real.

Existen formas en que la realidad virtual deja a los consumidores lograr una experiencia 3D que transciende los confines de las páginas 2D, que cada vez parecen más aburridas. Y aunque el acceso y adopción al hardware continúa siendo un reto, soluciones de poco costo como Google Cardboard pueden significar que es cuestión de tiempo para que las marcas empiecen a experimentar con RV.

Un punto importante es que al ser un adoptante temprano del marketing de realidad virtual, se puede aprovechar esa ventaja, pues un video de 360 grados podría tomar hasta 6 meses en producir, desde que se planea el script hasta que se promueve en línea. Así que no hay tiempo que perder si se quiere usar esta tecnología.

Realidad aumentada, el otro lado de la moneda

Una de las objeciones de las tiendas físicas para invertir en eCommerce es que los clientes quieren interactuar físicamente con los productos antes de comprar.

La realidad virtual te acerca a la experiencia real, pero la realidad aumentada –que integra objetos reales con imágenes proyectadas- puede disminuir esta brecha aún más.

La realidad aumentada permite a los consumidores usar espacios reales e incluso sus propios rostros y cuerpos para “probar” desde muebles, ropa y más, todo de forma virtual.

Por ejemplo, un comprador actual tiene la opción de ver cómo un Apple Watch se ve en su muñeca usando el espejo virtual de su iPhone. Los minoristas de lentes como Clearly han ofrecido por largo tiempo una variación simple de esta misma posibilidad, permitiendo a los clientes pasar todo el tiempo que quieran probándose lentes en su rostro usando una webcam.

En un diferente espacio minorista, la plataforma Cimagine ha sido pionera de la Realidad Aumentada dejando a los consumidores acomodar muebles y diversos accesorios en su propia casa. Su herramienta permite integrar fotos de su casa con productos, ofreciendo a los compradores una visualización concreta de futuras compras.

Pero el potencial de esta tecnología no es sólo replicar la experiencia en tienda. Cuando se ejecuta propiamente, puede sobrepasarla, ofreciéndole a los consumidores la habilidad de ver más opciones y variaciones en menos tiempo que en un showroom físico.

Así que, ¿es momento de adaptar la RV y la RA a tu compañía? Debe notarse que esta no es una tecnología futura, en muchos casos, como ya contamos, ya está aquí y está ganando impulso.

Para los consumidores, la realidad virtual y aumentada están añadiendo elementos críticos al eCommerce, integrando los sentidos –físicos y emocionales- en la experiencia de compra. La combinación de nuevas tecnologías y tendencias humanas básicas sugieren que veremos más de la RV y RA en las experiencias de eCommerce del futuro.

Imagen: elenabsl / dean bertoncelj
Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram