Facebooktwitterlinkedin

El mundo del comercio digital también tiene sus retos. Uno de los aspectos más críticos que podría influir en el crecimiento de un eCommerce es el working capital o capital circulante, por lo que vamos a explicarte un poco sobre de qué se trata y te daremos algunos tips para que no afecte de forma negativa tu negocio.

Según datos de un estudio realizado por Forbes, Huffington Post y Marketing Signals, el 90% de los eCommerce fracasan en los primeros 120 días desde su lanzamiento. Se determinó que un factor común es que deben enfrentarse al reto de manejar los gastos que nacen antes de que se generen las ventas de los productos.

Los eCommerce necesitan poseer suficiente capital para poder costear los gastos que surgen antes de que reciban los ingresos para así operar de manera efectiva. Sin embargo, los flujos de caja de comercio electrónico que va comenzando, suelen ser bajos y limitados porque la mayoría del dinero se encuentra en circulación. Este flujo de dinero es lo que conocemos como ciclo de capital circulante o working capital.

Qué es el working capital o capital circulante

El capital circulante hace referencia a la liquidez neta  que posee una empresa a corto plazo. Se puede percibir como la diferencia entre los activos a corto plazo y las deudas a corto plazo.

En resumen, podemos decir que el working capital busca medir la eficiencia operativa de una empresa y sus posibilidades económicas a corto plazo que le permitan hacer frente a sus pasivos en poco tiempo.

Lo ideal es que una empresa tenga más pasivos que activos para obtener un balance positivo, pero es común que un eCommerce posea más activos que pasivos, lo que los hace caer en el working capital.

Cómo afecta el working capital al crecimiento de un eCommerce

El working capital se rige por un ciclo. Este comienza desde que el vendedor ejecuta su primer desembolso, como la compra de mercancía a su proveedor, y termina hasta que recibe el dinero de la venta de sus productos.

Durante este tiempo, que dependerá de si trabajas con proveedores internacionales o locales, de las condiciones que acuerdes con ellos y de cuánto tiempo tardes en cobrar tus ventas, no se puede disponer de los fondos del eCommerce para invertir en otras áreas que puedan contribuir a su crecimiento. Esto se traduce como un freno para el eCommerce y que solo puede ser desactivada una vez que culmina el ciclo, por lo que mientras más corto sea dicho ciclo, será mejor para la evolución del negocio.

4 tips para tener un ciclo efectivo de working capital

Ya sabemos cómo funciona el working capital, pero una cosa es tener la información y otra es vivirlo de primera mano. No es nada fácil administrar financieramente un negocio, por lo que te traemos cuatro consejos que podrían serte de utilidad para que el ciclo del working capital no te afecte negativamente.

1. No pagues por adelantado

Por lo general pensamos que realizar pagos por adelantado es una ventaja en todo aspecto, pero en el caso de los ciclos del working capital, puede llegar a ser contraproducente.

Para optimizar el ciclo, una alternativa puede ser retrasar o fraccionar los pagos por adelantado para que al momento de llevarlos a cabo, el ciclo se encuentre lo más cerca posible de la fecha estimada de la venta de los productos.

Claramente este hecho no dependerá 100% de ti. Va a influir la relación que tengas con tu proveedor y a los acuerdos de pago a los que hayan llegado cuando cerraron sus negocios. En estos casos es ideal establecer opciones que ayuden a que ambas partes salgan beneficiadas y acordar plazos de pago e incluso concesiones.

Una opción muy interesante a valorar es trabajar con un agente financiero externo que te permita financiar las facturas. Plataformas financieras especializadas en eCommerce como Ritmo pueden ofrecerte financiación inmediata para las facturas con tus proveedores, pudiendo alargar los plazos de pago y ampliando tu capacidad de compra evitando roturas de stock. De esta forma, podrás acortar tu ciclo de working capital empezando a pagar a tus proveedores más próximo al momento de la venta de los productos. 

2. Campañas de marketing optimizadas

Sabemos que mientras mejor funcionen tus estrategias de marketing, más rápido conseguirás generar ventas, lo que significa que podrás recuperar tu inversión y reiniciar el ciclo.

Como nuestra meta principal es vender nuestros productos o servicios, es necesario contar con campañas de marketing optimizadas para poder escalar nuestra inversión. Para contar con buenos métodos en el mundo del marketing también es necesario llevar a cabo inversiones.

Hoy en día existen herramientas de financiación basada en ingresos que te permitirán acceder a capital flexible que podrás volver a pagar con un porcentaje de las ventas futuras. Esto te ayudará a impulsarte sin afectar gravemente el capital que poseas para invertir en tu negocio.

3. La fidelización

No podemos conformarnos con generar ventas y luego dejar ir a ese cliente. Debemos enfocarnos en que quienes ya adquirieron nuestro producto, quiera volver a realizar una compra ya sea en corto, mediano o largo plazo.

Para alcanzar la fidelización de clientes, nuestro servicio de atención al cliente y postventa debe jugar un papel fundamental. Estos departamentos son los que tendrán como misión que nuestros clientes nuevos se conviertan en habituales.

Aunque no lo parezca, tener una clientela habitual nos ayudará a ahorrar mucho dinero que se invierte en las estrategias de captación para clientes nuevos. Una vez consigues capturar a un cliente, hay que cuidarlo para conseguir maximizar el life-time-value del mismo.

4. Buena gestión de inventario

Por último, pero no menos importante… Gestionar el inventario. Esto, aunque suene básico, nos permitirá hacer de manera efectiva detectar cuáles son los artículos que están haciendo que los ciclos de working capital se dilaten.

Saber cuáles son los productos y servicios que nos generan más ingresos y que se venden más rápido es fundamental para que comencemos a crear estrategias para que el ciclo culmine en menos tiempo.

Ahora que sabes de qué se trata el working capital y cómo puedes controlarlo, es momento de que comiences a aplicar las mejoras necesarias a tu eCommerce para que veas su crecimiento.

Imagen de Freepik.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram