Facebooktwitterlinkedin

Supongo que sabes que el algoritmo de Google está diseñado para juzgar si el contenido que revisa es de calidad y confiable. Lo que quizá no sepas es que un equipo de personas llamados Quality Raters se encarga de que Google lo haga correctamente.

El conjunto de principios que los Quality Raters deben utilizar para valorar el contenido de las páginas web indexadas en las SERP puede resumirse con el acrónimo EAT: Expertise, Authoritativeness and Trustworthiness. En español: Expertise/Autoridad/Credibilidad.

¿Qué es EAT?

Así, el EAT se compone de tres principios que Google utiliza para evaluar cada contenido que rastrea: Expertise, Autoridad y Credibilidad.

  • Expertise: El autor del contenido debe ser un experto en la materia. Los calificadores de calidad se encargan de buscar la experiencia de un autor en el tema sobre el que escribe. Esto no siempre significa que el autor haya recibido una educación formal o títulos, sino que no es nuevo en el tema y que la mayoría de sus artículos están documentados, tienen fuentes y permiten la verificación de cada pieza de información.
  • Autoridad: El autor debe ser una persona conocida en el tema o en su sector de actividad. Para los Quality Raters de Google, esto no significa que el autor deba tener 100.000 seguidores en Twitter, aunque eso no está de más. Puede significar que el autor o la publicación han ganado premios en su sector o han aparecido en los principales medios de comunicación especializados, lo que lo convierte en una autoridad en la materia.
  • Credibilidad: Debe haber pruebas de que el contenido del sitio web es fiable. Los Quality Raters examinan la credibilidad del sitio web en su conjunto. Buscan políticas de privacidad, políticas editoriales, avisos legales, páginas de autores, biografías y textos específicos sobre la seguridad del sitio (para un comercio electrónico, por ejemplo).

Los Quality Raters de Google utilizan este acrónimo para confirmar que Google clasifica los sitios web de alta calidad por encima de los sitios web de menor calidad y menos fiables.

Sabemos que los Quality Raters de Google deberían evaluar los resultados de las búsquedas en cuanto al EAT, pero ¿el algoritmo de Google realmente evalúa también EAT?

Curiosamente, Google nos ha dado la respuesta a esta pregunta. En un libro blanco publicado en febrero 2019, Google confirmó que los factores EAT forman parte de su algoritmo. Lamentablemente, este libro blanco no nos dice cuáles son los factores exactos de clasificación que influyen en el EAT.

Es importante tener en cuenta que los Quality Raters de Google no afectan directamente al algoritmo de Google cuando se trata de EAT. Existen para garantizar que las páginas que Google muestra en sus SERPs cumplen con las directrices EAT.

EATy YMYL

Una cosa está clara en la actualización de Medic: EAT afecta mucho a los sitios web Your Money, Your Life  (YMYL). De hecho, Google ha afirmado que los sitios web de YMYL tienen estándares de calidad de página más altos que los sitios que no son de YMYL, ya que estos sitios pueden tener un mayor impacto en la vida de las personas.

Si no estás seguro de qué tipo de sitio web clasifica Google como YMYL, la empresa californiana nos da una definición bastante precisa. Los sitios web de YMYL son «sitios web que tienen un impacto potencial en la felicidad, la salud, la estabilidad financiera o la seguridad de los usuarios». Google también da ejemplos concretos de estos sitios:

  • Páginas de transacciones financieras.
  • Páginas de información financiera.
  • Páginas de información médica.
  • Páginas de información legal.
  • Artículos de prensa o páginas de información pública/oficial importantes para mantener informados a los ciudadanos.

Si el sitio web de tu empresa no entra en ninguna de estas categorías, no significa que el EAT no se aplique a ti. Google ha declarado que EAT se aplica a todos los sitios web que rastrea: blogs de moda, sitios de noticias de famosos, foros, sitios de comedia, videojuegos, etc. …. ¡Absolutamente todo!

Pero, si tu empresa entra en la categoría de YMYL, debes tener más cuidado con lo que publicas. Asegúrate de que cualquier afirmación que hagas sea precisa y esté correctamente citada. También debemos destacar la autoridad y la experiencia de los autores que escriben el contenido.

Así califica Google un EAT alto

Una de las cosas concretas que incorpora el documento de las Directrices de Calidad de las Búsquedas es que da ejemplos específicos de sitios web con un alto EAT, y por qué. Podemos utilizar estos ejemplos para entender qué influye en el EAT.

Los sitios web que Google clasifica con un EAT alto pueden clasificarse en tres categorías:

  • Buena reputación: el sitio o contenido de la página web es conocido en el sector de
  • Buena experiencia de usuario: la página web ayuda a los usuarios a hacer lo que necesitan.
  • Autorreferencial: el sitio web está centrado en sí mismo, como un sitio vitrina que pretende centrarse en una empresa específica.

Pueden pasar años para construir una buena reputación. Si aún no tienes una buena reputación, el hecho de que no seas conocido no significa que no puedas tener un EAT alto. Puedes tener una buena reputación proporcionando una experiencia de usuario óptima, ofreciendo contenidos de calidad y asegurándose que tu sitio web indica claramente quién eres y por qué tu expertise refleja autoridad.

Google cita este artículo del Wall Street Journal por tener un alto E-A-T.

¿Por qué? Los autores son conocidos, el contenido es claramente profundo y el periódico ha ganado 40 premios Pulitzer.

EAT bajos para Google

Por otro lado, las directrices de Google también dan ejemplos de páginas de bajo EAT. Hay una serie de razones por las que las páginas pueden tener un EAT bajo, pero principalmente se dividen en estas tres categorías:

  • Falta de profesionalismo: el contenido principal está mal redactado y lleno de errores ortográficos.
  • Sin expertise: no hay pruebas de que el autor tenga experiencia de lo que escribe.
  • Claramente inexacto: hay pruebas claras de que el contenido es inexacto.

No siempre es fácil identificar un EAT bajo. Algunos de los ejemplos anteriores ofrecen una gran experiencia de usuario, pero si el contenido está repleto de errores ortográficos, Google no le dará una buena clasificación. Pon citas para respaldar tu información y no publiques contenidos que sean claramente falsos.

Este artículo de una publicación llamada Headlines & Global News se menciona por su baja calificación E-A-T porque la redacción es poco profesional y tiene errores gramaticales. También parece estar parafraseado de otro sitio web, pero con datos y cifras incorrectas.

¿Cómo mejorar el EAT?

Mejorar el EAT no es una solución rápida. Se trata de tomar una serie de medidas para mejorar la calidad de lo que publicas y de tu sitio web en general. Se trata de hacer todo lo posible para que tu sitio web sea lo más útil posible.

Un buen ejercicio es pensar en los sitios web que visitas y que publican contenidos de la más alta calidad. ¿Qué están haciendo para que su sitio y su contenido sean de alta calidad? Lo más probable es que sigan algunos de estos pasos.

Optimizar tus páginas “Quienes somos» y «Autor»

Estas páginas son muy importantes para el EAT. Ayudan a Google a entender tu experiencia y autoridad.

Estas páginas deben explicar por qué tu empresa es una autoridad en tu sector y por qué los autores que escriben el contenido son expertos. No olvides incluir los premios o certificaciones que hayas obtenido en tu ramo. Además, no dudes en enlazar con las páginas de redes sociales de tu empresa y de tus autores.

Hacer visibles las opciones de «contacto»

Este factor entra dentro de la parte de «confianza» del EAT. A lo largo del Search Quality Rater Guidelines, Google menciona que debe ser fácil ponerse en contacto con la empresa en cuyo sitio se encuentra. A los ojos de Google, si tu sitio web no permite que los visitantes se pongan en contacto contigo, probablemente estás ocultando algo. Todo es cuestión de transparencia.

Si quieres que los visitantes de tu sitio web puedan llamarte, pon un número de teléfono en la cabecera y el pie de página. Utiliza un plugin de chat en vivo para que los visitantes puedan chatear contigo. Ten una página de «Contacto» dedicada. Incluso si tu sitio web es sólo un blog, y nada más, proporciona a los lectores una dirección de correo electrónico donde puedan ponerse en contacto contigo.

Crea una política de privacidad

También se puede clasificar este criterio en la sección “Confianza» del EAT. Casi todos los sitios en Internet deberían tener una política de privacidad. Si aceptas información de tarjetas de crédito para los pagos, si utilizas herramientas de análisis (como Google Analytics) o si utilizas herramientas de remarketing, debes tener una política de privacidad.

Las políticas de privacidad informan a los usuarios de cómo piensas recopilar y utilizar sus datos. Google quiere ver la política de privacidad en un sitio web porque genera confianza y que no estás haciendo nada malo con los datos que recopilas.

Tu política de privacidad debe figurar en el footer de todas las páginas de su sitio web.

Crea una política editorial

Si escribes y publicas contenidos en tu sitio web, deberías considerar la posibilidad de crear directrices editoriales. Este paso se menciona específicamente en las directrices de Google. Las directrices editoriales te ayudarán a mejorar tu confianza demostrando que tienes un proceso bien definido para crear y editar contenidos.

Esto es algo que Google valora claramente. Si te tomas en serio el contenido que creas, no te vendrá mal dedicar algo de tiempo a crear directrices editoriales.

Acumula las críticas positivas

Las reseñas positivas en sitios web de terceros indican a Google que eres es una autoridad de confianza en tu ramo.

Los Quality Raters tienen por instrucción tomar en cuenta las reseñas de una empresa en [Google My Business], Yelp y el Better Business Bureau al evaluar el EAT de un sitio web específico. Es razonable suponer que si se supone que los Quality Raters miran estos sitios web, el algoritmo de Google también tiene en cuenta estas plataformas.

Invierte en seguridad

La seguridad es un tema importante para Google. En 2015, Google declaró que los sitios web seguros se clasificarían mejor que los no seguros. Según Google, los sitios seguros son más fiables. Eso no pasó pero es otra historia.

Al menos deberías asegurarte de que tu sitio web tiene su certificado SSL. También debes examinar las normas de seguridad de tu sector de actividad. Tu objetivo es crear el sitio web más confiable posible. Google y los visitantes de tu sitio web te agradecerán.

Consideren a sus autores

Dado que la expertise y la autoridad son dos tercios del EAT podemos asumir que debes tomar en serio a los autores de tu contenido. Si tus becarios escriben todo el contenido de tu blog, probablemente Google no los considerará expertos. Los expertos de tu empresa son miembros de tu equipo directivo o personas que llevan tiempo trabajando en el sector.

Si tienes problemas para conseguir que estas personas escriban el contenido, considera la posibilidad de recurrir a un Ghost Writer que tenga un historial probado de creación de contenido de alta calidad, Google probablemente nunca sabrá que el contenido publicado con el nombre de tu director general no fue escrito realmente por él.

Eliminar el bajo contenido de EAT

Unos pocos elementos de contenido de baja calidad pueden arrastrar todo tu sitio web hacia abajo. Si tu empresa lleva años escribiendo y publicando contenidos, lo más probable es que se hayan publicado algunas piezas de contenido de baja calidad.

Tómate el tiempo de encontrar estas páginas de baja calidad y deshazte de ellas. Puedes hacerlo editando estas páginas para mejorarlas o borrándolas por completo usando la técnica de poda de contenido que expliqué en el último SEOday.

¡Es hora de empezar!

El EAT es algo que Google se toma muy en serio. Este término se menciona 135 veces en sus Search Quality Rater Guidelines. Con la importancia que se le da a este tema en estas directrices, se puede suponer que el algoritmo de Google se toma muy en serio el EAT. Hemos visto pruebas de ello en la actualización de Google Medic Update lanzada en 2018.

Ahora es el momento también que tomes en serio el EAT. La creación de un alto grado de EAT para tu sitio web no sucederá de la noche a la mañana, pero si construyes una estrategia en torno a los pasos que describí anteriormente, tendrás una buena oportunidad de ser visto por Google como un actor de calidad, clasificado en la parte superior de los resultados de búsqueda.

No olvides eschuchar el Podcast SEO “El Placer del SEO”

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram