Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Cuando se piensa en realidad virtual se tiende a pesar en video juegos, que se usan con un casco de gran tamaño que cubre casi la mitad de la cara para hacer que el usuario entre a otro mundo.

Aunque los juegos son parte importante del mundo de la Realidad Virtual (VR, por sus siglas en inglés), este mundo se está expandiendo a un paso acelerado.

Ahora que Google está buscando dar una experiencia más barata de Realidad Virtual con sus Google Cardboard, los encargados de marketing y publicidad necesitan entrar en esta tendencia.

Google y su realidad virtual ‘para todos’

Inicialmente, la primera empresa que ofreció experiencia de Realidad Virtual fue Oculus, con su dispositivo Rift. La empresa ofrecerá a sus clientes, de acuerdo a su propia publicidad, una forma de entrar en su juego favorito, ver una cinta en Realidad Virtual, ir a un destino en otro lado del mundo o pasar tiempo con amigos en la Realidad Virtual.

Aunque la tecnología es una experiencia única, el precio es alto: 350 dólares, es decir, no disponible para todo mundo. Por eso Google Cardboard, la forma de la empresa de Mountain View de entrar en esta área, puede ser una oportunidad para quienes quieran ofrecer realidad virtual de forma accesible.

Google ofrece realidad virtual a cualquiera con un smartphone, que quiera gastar 10 dólares o que tenga los materiales y esté listo para hacer el Cardboard VR por sí mismos. Ahora que los smartphones han saturado el mercado, prácticamente la realidad virtual está al alcance de todos.

Y ya hay varios adoptantes tempranos, por ejemplo, Vrtify es una appque anima tu lista de Spotify. Cuando una canción está siendo escuchada, el usuario puede escoger de una variedad de ambientes aniados para complementar la música. También ofrecen una experiencia de 360°.

Publicidad marketing: ¿por qué es importante la VR para ellos?

La realidad virtual está dando la posibilidad de contar historias en 360 grados. Estas historias atraparán al lector, convirtiéndose en una experiencia activa que los encargados de publicidad y marketing aprovechar de muchas maneras.

Ya no se trata de una experiencia pasiva para el usuario como leer un texto o ver un video, ahora se puede ofrecer al consumidor una forma de interactuar, por ejemplo, en una clase de cocina donde se use un producto determinado, donde el usuario sienta que realmente está interactuando con los utensilios de cocina.

Si los encargados de marketing y publicidad perciben este potencial y saben sacarle provecho, comenzaremos a ver más intentos de experimentar la experiencia de realidad virtual. La industria parece tener mucho potencial para crecer, sobre todo si se considera el hecho de poder usar los smartphones para realidad virtual. Habrá que esperar para ver qué tantos aprovechan esta tendencia.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram