Facebooktwitterlinkedin

Google ha anunciado la llegada de su iniciativa Privacy Sandbox a Android, con el objetivo de ofrecer a los usuarios «una experiencia más respetuosa con la privacidad en el entorno móvil», según ha dicho Anthony Chavez, vicepresidente de Product Management de Android Security & Privacy en una publicación en su blog oficial. La iniciativa Privacy Sandbox tiene como objetivo crear tecnologías que protejan la privacidad de los usuarios de internet, y en ella se han enmarcado diversas tecnologías que Google ha anunciado en los últimos dos años para gestionar el futuro entorno post cookies, como la frustrada FLoC.

En su comunicado, Chavez también detalló que las nuevas soluciones que se irán desarrollando de ahora en adelante en Privacy Sandbox para Android se encargarán de limitar el acceso a los datos de usuarios por parte de terceros y podrán operar sin ningún tipo de identificadores entre aplicaciones, incluyendo el ID publicitario de Android. 

Además, Chavez aseguró que desde Google se encuentran actualmente «explorando tecnologías que reduzcan la posibilidad de recopilar datos de forma encubierta y maneras más seguras de integrar las aplicaciones en kits de desarrollo de aplicaciones publicitarias. Privacy Sandbox de Android sigue la estela de nuestro trabajo previo en una vía clara para mejorar la privacidad de los usuarios sin poner en riesgo el acceso a contenidos y servicios gratuitos», indicó el ejecutivo de la empresa en el escrito.

El fin de las cookies está cerca

De acuerdo con Google, el soporte a los IDs de publicidad se mantendrá durante al menos dos años mientras van pasando las etapas de diseño, construcción y pruebas de las herramientas contempladas en Privacy Sandbox. Eso sí, desde Google avisarán con antelación suficiente a los desarrolladores cuando llegue el momento en que se retire el acceso al identificador de Android.

“Somos conscientes de que otras plataformas están adoptando otros enfoques en cuanto a la privacidad de los anuncios, esencialmente enfocados a restringir las herramientas que emplean los desarrolladores y los anunciantes a día de hoy”, escribe el ejecutivo. “En nuestra opinión, si antes no se ofrece una alternativa respetuosa con la privacidad, estos enfoques pueden ser ineficaces y conducir a escenarios peores tanto para la privacidad de los usuarios como para la actividad de los desarrolladores”. 

Para la versión final, Google ha prescindido del polémico sistema FLoC (aprendizaje federado) y en su lugar han recurrido a una API basada en «topics», es decir, temas de interés que se irán categorizando según los hábitos de navegación de los usuarios, tal y como te explicamos hace unas semanas. La intención de Google detrás de esto sigue por el camino de ponerle fin a las cookies: los datos de los usuarios se manejarán por medio de un sistema de etiquetas virtuales anónimas y compuestas por la información de otros miles de usuarios.

«El objetivo de Privacy Sandbox en Android es desarrollar soluciones publicitarias eficaces y más respetuosas con la privacidad», explica Chavez en el blog de Google. «Los usuarios deben tener la seguridad de que no se les rastrea sistemáticamente y, al mismo tiempo, los desarrolladores y las empresas deben contar las herramientas necesarias para desenvolverse en el universo móvil. Durante las fases de diseño, construcción y pruebas de estas nuevas soluciones, tenemos previsto dar soporte a las ID publicitarias durante al menos dos años. Y, por supuesto, avisaremos con antelación suficiente de cualquier cambio futuro». 

Un nuevo golpe para la publicidad en Meta

La llegada de Privacy Sandbox a Android también representa un nuevo problema para Meta. Tan solo hay que recordar que en diciembre de 2020 Facebook declaró la guerra contra Apple, ya que el gigante de la manzana anunció cambios en sus sistemas de tracking de datos, que implican que los desarrolladores de apps no podrán realizar un seguimiento de la actividad de sus usuarios en diferentes apps iOS: si quieren hacerlo deben pedir permiso explicito de cada usuario de iPhone o iPad.

Para Facebook este es un problema grave: terceros desarrolladores permiten autenticarse en sus servicios utilizando el login de Facebook, con lo que se permite la inserción de pequeños códigos que realizan el tracking de los usuarios incluso fuera de la app de la red social. Con estos pequeños pedazos de código, Facebook puede crear un perfil bastante detallado de sus usuarios, incluyendo qué apps utilizan y con que frecuencia, entre otros datos.

Si bien los usuarios siempre han podido optar por no compartir el seguimiento de sus actividades, es cierto que las herramientas para bloquearlos no son tan accesibles, y muchos usuarios no tienen este conocimiento. La nueva actualización del iOS deshabilitó el seguimiento de forma predeterminada y pide el consentimiento de los usuarios para saber si aceptan ser rastreados.

Además de la solicitud explicita, las indicaciones muestran de forma clara cómo utiliza los datos cada aplicación, así como una lista detallada sobre todos los datos que la app podría recopilar a medida que se usa, tal y como se ve en la siguiente imagen:

 

Por ello durante el año pasado Meta advirtió de que la nueva versión del sistema operativo iOS 14 afectaría a los pequeños negocios, debido a que «no podrán seguir segmentando como hasta ahora sus campañas de anuncios», y con ello su efectividad bajaría.

Y como era de esperar el impacto para Meta ha sido considerable: la red social acaba de publicar que aunque ha conseguido amortiguar el impacto de esta medida  en las medición de conversiones de iOS, solo ha podido reducirlo del 15% en septiembre a aproximadamente el 8%.

De acuerdo con Facebook uno de los factores determinantes para esta mejora «fue que muchos anunciantes han adoptado las prácticas recomendadas» para sus campañas de conversión, prácticas que seguramente tendrá que seguir ante la llegada de Privacy Sandbox a Android.

Mejores prácticas para campañas de conversión web de acuerdo con Facebook

Meta lanzó esta serie de recomendaciones para aquellos usuarios que ejecutan campañas de conversión web, con el fin de impulsar las ventas:

  • Integrar la API de conversión: de acuerdo con la publicación, los anunciantes que envían sus eventos a través de la API de conversiones pueden medir mejor su rendimiento y la atribución de los anuncios a través de todo el viaje del consumidor, desde el descubrimiento hasta la conversión, ofreciendo las mismas protecciones de privacidad que se han implementado en otras herramientas comerciales en Facebook.
  • Verifica todos los dominios: puedes ayudar a Facebook a saber cuáles son los dominios de tu empresa donde se producen las mejores conversiones, como una compra.
  • Asegura que tus eventos de conversión estén alineados con las prioridades de tu negocio y campaña: Meta solicita verificar el orden en el administrador de eventos con el fin de asegurarse que los objetivos más valiosos se encuentren en primer lugar.
  • Toma tiempo antes de analizar el rendimiento de la campaña: Meta asegura que, dado los matices del retraso del data y de los informes, deberás esperar al menos 72 horas tras optimizar las campañas de conversiones antes de evaluar el rendimiento.

Estrategias para aumentar el rendimiento

Meta también recordó que ofrece diferentes herramientas que ayudan a mejorar el rendimiento, como por ejemplo su aprendizaje automático que ayuda a encontrar las audiencias más relevantes, además de que pide considerar mostrar anuncios en 6 o más ubicaciones, como son Facebook Marketplace o en Instagram Stories, para ofrecer al sistema más flexibilidad para controlar costes y obtener mejores resultados.

La compañía también aseguró que, a medida que avance el 2022, continuará actualizando su información sobre cómo aumentar el rendimiento en sus plataformas, y seguramente incluirá algunos datos más sobre el impacto de la llegada de Privacy Sandbox a Android.

Foto: Google

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram