Tiempo de lectura: 6 minutos
Shares

¿Cuál es el secreto del éxito de un eCommerce? Sería fácil abrir una una tienda virtual si la respuesta a esta pregunta fuera simple, pero existe un pilar importante: elegir la plataforma de comercio electrónico correcta.

Toda tu operación dependerá de ella: la exhibición de los productos, el control de stock, las ventas, los pagos, las promociones, entre otras actividades. Cualquier error en la elección puede comprometer los resultados de tu tienda.

Por lo tanto… ¡vamos a ver en qué consisten las plataformas de comercio electrónico!

ecommerce-2140604_960_720

¿Qué es una plataforma de comercio electrónico?

En general, hay varios motivos que pueden hacer que cambies de plataforma, pero siempre tenemos que tener en cuenta que el objetivo principal de la plataforma de eCommerce es ser agente de marketing, aumentando las ventas y disminuyendo los costos.

Por supuesto, dependiendo de su madurez y conocimiento, el concepto puede sufrir cambios. Por ejemplo, para una tienda principiante, ser un agente de marketing puede significar subir la tienda en el menor tiempo posible, entonces la plataforma debe ser simple para que tu puedas montarla solo.

Para las tiendas más grandes, ser un agente de marketing puede significar aumentar la conversión, el ROI, el tiempo de vida-valor, aumentando, consecuentemente, la rentabilidad del canal.

Dependiendo de tu caso, el primero o el segundo, debes buscar características específicas. No temas en elegir una plataforma y en 12 meses necesitar cambiarla. El proceso de migración es natural en la evolución de la tienda. Lo que tenemos que buscar es la solución correcta para su momento.

Por lo tanto, la plataforma de eCommerce varía de negocio en negocio y no es posible afirmar que esa o aquella plataforma sea la mejor para todo el mercado. Es igual a un coche, primero hay que conocer el perfil para decidir por la mejor opción. Pero, con el paso del tiempo, el perfil cambiará.

Responsabilidad de la plataforma de comercio electrónico

Toda plataforma de eCommerce ofrece estas dos estructuras, que se llaman, respectivamente, front-end – interfaz de la tienda con el consumidor -, y back-end – interfaz de la tienda con el administrador.

Cuando hablamos de front-end, estamos hablando de todo lo que está a la vista para el cliente. El diseño, los banners, los productos, el contenido… todo esto puede ser navegado por el cliente.

Ahora el back-end, como su nombre lo sugiere, es todo lo que está por detrás del sistema, es decir, el panel administrativo. Es a través de él que podrás configurar reglas para que el front-end pueda presentar una solución al cliente.

Por ejemplo, cuando registramos nuestras fotos y atributos, estamos haciendo directamente en el back-end, así como cuando estamos viendo cuáles fueron los pedidos realizados en un determinado día.

Cuando hablamos acerca de la página de producto, los elementos y la distribución del contenido, estamos nos refiriendo exclusivamente al front-end, o sea, cómo esa configuración es presentada al cliente.

La diferencia entre el ERP y la plataforma de comercio electrónico

Muchas veces los gestores terminan confundiendo los dos sistemas, pero son totalmente diferentes tanto en sus funcionalidades, como en su característica de desarrollo como sistema.

Una plataforma, como se dijo anteriormente, es un agente de marketing. Todo lo que está relacionado desde la llegada del cliente a la tienda hasta el cierre del pedido puede ser considerado su responsabilidad. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Creación del layout y usabilidad de la tienda virtual;Plataforma de comercio electrónico
  • Reglas de promociones;
  • Funcionalidades para atraer tráfico como XML y SEO
  • Sistema de búsqueda;
  • Recomendaciones de productos complementarios y suplementarios
  • Checkout e integración con medios de pago.

El sistema de ERP es responsable por la gestión de la tienda virtual. A partir de una petición realizada por la plataforma de eCommerce, entra en acción para ayudar a hacer su operación más eficiente y automatizada, además de ayudar en las tomas de decisión.

Tipos de plataformas

Existen diversas opciones de plataformas en el mercado, que ofrecen diferentes funcionalidades y atienden a diferentes tipos de negocio. Estos son los principales tipos:

  • Open Source (plataformas con código abierto y gratuito);
  • (Plataformas propietarias bajo licencia);
  • SaaS (plataformas alquiladas en el modelo de software como servicio).

¿Por qué es importante elegir la plataforma correcta?

Un error en la elección de tu proveedor puede significar la quiebra de tu empresa. No estamos diciendo que tienes que contratar la más cara, pero sí la que te atenderá mejor.

Vamos a volver al ejemplo del coche para ilustrar más fácilmente la idea. Supongamos que tienes el siguiente perfil de comprador:

  • Salario de R$ 3.000;
  • Primer empleo, por lo que no tiene reservas;
  • Soltero;
  • El coche queda aparcado siempre en la calle.

Para ese perfil, si la compra es un coche de R $ 50 mil, aunque sea posible pagar R $ 2 mil por cada parcela, todavía será necesario pagar gasolina, seguro caro por quedarse en la calle y, probablemente, la reparación de los golpes pues se trata del primer coche. Sin duda no es la mejor opción.

Probablemente un coche popular, usado, poco visado para el robo será el ideal. Tenga en cuenta que el perfil se puede cambiar con el paso del tiempo.

De la misma forma debe ser encarada la plataforma. Debes hacer un análisis profundo de tu propio negocio para elegir la mejor plataforma para tu tienda virtual – y no te preocupes después de tener que migrar del sistema. Este intercambio forma parte de la evolución de cualquier tienda virtual.

Cómo elegir su plataforma de comercio electrónico

Hay miles de opciones de plataformas en el mercado y sin duda uno encajará mejor para su tienda que otro, por lo que no te preocupes por el proveedor. Preocúpate por entender tu perfil.

1. Inversión inicial y coste mensual

En ese momento, deberás tener en cuenta que el valor inicial pagado para montar su tienda virtual no puede sobrepasar el 20% del capital total para su proyecto. ¡Sí! Si tienes disponible R $ 15 mil, probablemente deberás optar por una plataforma gratuita o con el menor costo inicial posible.

Recuerda la historia de los coches y siempre prioriza en hacer inversiones en adquisición de tráfico y stock. Estas dos variables serán las más importantes para quien está iniciando su tienda.

Ahora, si ya tienes una empresa consolidada de mercado o que ofrece fondos para montar un proyecto mayor, la regla del 20% todavía es válida, pero probablemente sí podrás ir a herramientas más robustas. En ese momento, debes evaluar las funcionalidades de cada una.

2. Analiza las características de front-end

Las funcionalidades que cada sistema ofrece te ayudarán en dos frentes importantes: aumentar la conversión de la tienda y crear una usabilidad increíble para tu cliente. El secreto aquí está en conocer bien a su cliente y también a las tiendas que él compra.

Para ello, puedes utilizar algunas estrategias:

  • Conocer la persona de tu tienda virtual aclarará diversos aspectos sobre quién está vendiendo y cómo comunicarse.
  • Saber la jornada de compra de esa persona ayudará en la definición de cuáles son los canales de comunicación y qué contenidos deben ser creados;
  • El análisis de tiendas ya conocidas de mercado del mismo sector dará buenos ejemplos de funcionalidades interesantes que deben estar presentes en tu tienda.

3. Analiza las funcionalidades de back-end

A continuación hay algunos puntos esenciales para evaluar en la interfaz con el administrador:

  • Facilidad de uso del panel administrativo;
  • Facilidad de gestión de las solicitudes;
  • Creación de promociones, ofertas y cupones de descuento;
  • Optimización para motores de búsqueda (SEO);
  • Integración con herramientas de marketing (Analytics, Adsense, redes sociales, etc.)
  • Integración con soluciones de pago, logística, mercados;
  • Integración con sistemas ERP y CRM;
  • Informes de gestión completos.

4. Analiza el proveedor

Al haber muchas opciones de mercado, siempre habrá una buena oportunidad para elegir un proveedor que todavía no tiene un sistema comprobado de mercado. Por lo tanto, aquí hay algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Las referencias internacionales como Gartner y Forrester y las nacionales como E-Commerce Brasil y E-Awards;
  • Clientes actuales de la base, similares a tu tienda;
  • Casos de éxito y resultados alcanzados, similares a tu tienda;
  • Soporte prestado.

Ahora que ya conoces un poco más sobre la plataforma de eCommerce, tus responsabilidades y también cómo elegir la mejor opción para ti… ¡es hora de ponerlo en práctica! ¡Suerte!

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram