Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Es un hecho que actualmente los cambios en el mundo minorista son rápidos y dramáticos, sobre todo cuando el comportamiento del consumidor es lo que predomina, moviendo el piso a los minoristas más tradicionales.

De hecho, quienes han permanecido estáticos son los que viven retos para mantener las ventas y permanecer relevantes con el comprador de hoy.

Pensar como startups, sugerencia de los expertos

De acuerdo a los analistas, las marcas exitosas tienen una cosa en común: no temen el cambio. Las empresas que continúan su crecimiento tienen varias características en común: son ágiles, cambian con los tiempos, buscan nuevas ideas.

Marcas como Zara, H&M y Nike, por ejemplo, han adoptado esta nueva mentalidad, adoptando una nueva imagen y estimulando las ventas al darle a los clientes rapidez, conveniencia y satisfacción. Es decir, están pensando como startups.

Las empresas que han seguido este modelo desde un principio son las que venden más que la competencia. Para que las marcas tradicionales se mantengan, necesitan comenzar a hacer lo mismo.

Pueden hacerlo al mejorar sus datos para entender lo que los clientes quieren y alterando su modelo para buscar sostener las ventas.

Aprovecha lo móvil

Es un hecho que las marcas necesitan volverse digitales o enfrentar su extinción. Una forma de hacerlo es el comercio móvil o mCommerce.

Forrester predice que el eCommerce en Estados Unidos crecerá a más de 530 mil millones para 2020, con más de 206 mil millones de compradores gastando su dinero en línea.

¿Cómo cambiar de una marca tradicional a comportamiento de startup? Nike, por ejemplo, comenzó a adoptar una mentalidad de startup tecnológica enfocándose en expandir sus canales directos al consumidor (D2C).

El gigante de los deportes planea, de hecho, incrementar parte de su negocio 250% en los siguientes 5 años para permanecer delante de la competencia.

Por otro lado, invertir en lo móvil permite a las empresas comunicarse de forma más personalizada con sus consumidores y crear experiencias personales para consumidores enfocados.

Las empresas que han ejecutado sus estrategias móviles de una forma impactante han visto crecer sus márgenes en todo su eCommerce. Es una forma poco onerosa de generar tráfico y hacer que las ventas mejoren visiblemente.

Lo físico se convierte en lo digital

Las marcas con tiendas físicas necesitan borrar las líneas entre los mundos físicos y digital. Al enfocarse en ciertos clientes pueden crear experiencias personalizadas de compra con soluciones integradas como beacons para ayudar con el tráfico físico, sobre todo en tiempos donde las ventas en tienda están bajando.

Para imitar la velocidad y eficiencia de las compras en línea, la digitalización en tiendas ayudará a poner a las marcas de la ‘vieja guardia’ en un mejor estado para servir a los clientes.

En vez de guardar exceso de inventario, las marcas pueden conjuntar su rama física con la online. Al hacer las tiendas más como un showroom, los clientes pueden probarse ropa y luego comprarla en el sitio de la empresa. Con menos espacio y menos inventario es posible reducir los precios.

Dialoga con los clientes

Las audiencias están creciendo y la comunicación con diferentes grupos demográficos es más importante que nunca.

Esta generación responde al servicio al cliente excepcional. Además, toma en cuenta que una marca lo atienda bien antes de hacer compras mayores.

Hablar correctamente a los clientes actualmente tiene mucho que ver con Social Media y las marcas tradicionales harían bien enfocarse en ello. La comunicación, además, no sólo es necesaria, sino que se requiere que se haga de la forma correcta. Recursos como marketing de influenciadores y contenido de marca tienen gran potencial para marcas tradicionales.

Utiliza modelos alternativos de envío

Una buena forma de poner atención a los clientes es adoptar la mentalidad de suscripción de las startups tecnológicas. Este modelo es efectivo porque es automático: funciona y se paga de esta forma.

Las marcas que usan este método de distribución capitalizan la necesidad de productos de un comprador, específicamente en los sectores de salud y cuidado personal. Esta facilidad y conveniencia de las suscripciones es algo con lo que es difícil que otros compitan.

Shares