Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares
 

Como en muchas ocasiones, este artículo es resultado de una plática casual que tuve con unos colegas. Conversábamos sobre la transformación digital, los que estamos inmersos en ella y somos agentes que ayudamos a las empresas en esa transición a veces nos olvidamos de transmitir nuestros conocimientos de las formas más básicas pero interesantes a quienes no son parte de este mundo.

Comunicar la transformación digital, ejercicio vital

La efectiva comunicación de estos conocimientos a cualquier nivel logrará permear primero el interés y con el tiempo esto se irá convirtiendo en la ejecución de la primeras actividades para comenzar un largo camino del que ya es inminente escapar.

La transformación digital se ha estado dando por años en prácticamente todos los sectores económicos. Esto se debe a los grandes avances que ha tenido y seguirá teniendo la tecnología. A su vez, estos tocan las operaciones varias de las diversas áreas empresariales para automatizarlas, hacerlas más efectivas y por supuesto, mejorar los resultados y los ingresos.

Mitos y realidades de la transformación digital

En la actualidad continuamos en esa época de transformación digital y como en todos los cambios, este no es la excepción al venir acompañados de mitos y de realidades. A continuación algunos: Mito: En Internet todo es más fácil, las cosas se hacen solas. Realidad: Evidentemente no es así, se necesita un nivel de conocimiento, planeación, restricciones funcionales y legales para poder llevar un proyecto a flote con éxito. Mito: Tener un negocio físico es necesario para comenzar un negocio online. Realidad: Muchos negocios en Internet han nacido única y exclusivamente en línea e incluso así seguirán. No es necesario empezar de la manera tradicional para después pasar a Internet. Mito: Lanzar una tienda en línea requiere mucha inversión. Realidad: Esto depende de muchas cosas pero no necesariamente se requiere de una gran inversión para empezar. De hecho, puede llegar a ser, en un principio, más barato que poner un negocio físico. Todo dependerá del tamaño y giro del negocio así como del crecimiento que se quiera tener. Mito: El comercio electrónico es blanco fácil para los defraudadores. Realidad: Como todo negocio, tiene su riesgo. Sin embargo, eligiendo una buena plataforma de pagos que nos ampare de contracargos y que su forma de transaccionar en Internet cuente con las certificaciones de seguridad necesarias, nos podremos ahorrar malas sorpresas. El robo y el fraude no está exentos en ningún tipo de negocio, ya sea físico o digital. Mito: La experiencia adquirida en un negocio físico no sirve de nada en uno digital. Realidad: Al fin y al cabo ambos tipos de negocios comparten la naturaleza de ser eso, negocios, y mucha de la operación de ambos tienen cosas en común. Es más, entre más se sepa de negocios en general, la adopción se hará más fácil y natural. Estos son solo algunos de los mitos más comunes, pero a esta lista podemos sumar muchísimos. Si lo que estás buscando es  transformar tu negocio a digital y todavía tienes dudas o quieres recurrir a personas que te guíen en esta labor para dar pasos seguros, recurre a los expertos. Te dejamos una liga que te podría ayudar: ecab.mx Comenta conmigo tus dudas sobre negocios digitales en @antareskcm.

Imagen: wongwean / Shutterstock.com
Shares