Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Ya hemos tratado en otros post temas esenciales del marketing y el eCommerce, desde el concepto de algunos tipos de marketing, de eCommerce, agencias de publicidad, entre otros. En este post hablaremos acerca del marketing internacional en el mismo sentido, volviendo a las bases: ¿qué es?, ¿qué implica?, ¿cuáles son sus aproximaciones? A continuación trataremos de cubrir brevemente estos aspectos del marketing internacional.

Hablamos de Marketing internacional: qué es y qué implica

¿Qué es el marketing internacional o global?

En forma resumida, el marketing internacional es la ampliación de los principios del marketing a más de un país. Muchas veces el marketing internacional se cruza con el global, en muchos puntos, por lo cual se usa como sinónimo.

¿Qué implica el marketing internacional o global?

Según algunos autores, el marketing global se trata de actividades coordinadas e integradas en los mercados de múltiples países. En el marketing internacional, muchas veces, los encargados de marketing se enfocan en aprovechar las ventajas de la empresa, la experiencia y productos globalmente y en adaptarse a lo que es verdaderamente único y diferente en cada país. El marketing internacional, así, tiene que ver con reconocer que gente en todo el mundo tiene diferentes necesidades. Aunque muchos productos que empresas internacionales se promueven a una audiencia global usando una mezcla de marketing consistente, también es necesario entender la importancia de las diferencias regionales. Las organizaciones deben entender y aceptar las diferentes creencias, costumbres, idiomas y monedas y lo que éstas significarán para algunos productos, como que estos quizá sólo sean adaptables a ciertos países, y aunque algunos podrán adaptarse a muchas regiones, otros deberán tener una estrategia regional.

¿Qué se necesita hacer para hacer marketing internacional?

Antes de adentrarse en esta área, una empresa debe responder dos preguntas:

  • ¿Existe un mercado para mi producto?
  • ¿Qué tanto se necesitará adaptar ese producto para mercados extranjeros?

Un producto debe tener características que lo hagan aceptable para otros mercados, sea en tamaño, forma, diseño, desempeño y hasta color. Por ejemplo, en China el color rojo es un color muy popular y algunas compañías aprovechan esta preferencia al presentar sus artículos.

Estandarización: una aproximación al marketing internacional

Una aproximación que se puede tomar en el marketing internacional o global puede ser la estandarización: una empresa puede optar por ofrecer un producto que sea igual para todos los mercados. El gran beneficio de este método es la habilidad de competir al tener bajos cotos para producir una gran cantidad de productos. La estandarización tiene, sin embargo, algunos retos para llevarse a cabo si se piensa en la mezcla de marketing, por ejemplo, el precio quizá no pueda ser el mismo debido a que los consumidores tienen diferentes ingresos o, respecto al lugar, los sistemas de distribución puede ser que varíen mucho de país a país.

Diferenciación: otra de las aproximaciones al marketing internacional

El opuesto a la estandarización es la diferenciación, que implica que esa misma mezcla de marketing se busque adaptar a cada mercado, de modo que se haga atractivo el producto para un país en particular. Esta aproximación, por supuesto, requiere investigar a profundidad el mercado en el que se quiere incursionar, así como mayores gastos al momento de crear un distinto producto para otro país o países, acomodando también los factores de precio, lugar (o plaza) y promoción. En general, el marketing internacional tiene múltiples actividades y ramificaciones que aquí sólo cubrimos brevemente. Cada empresa debe analizar, llegado a cierto punto de su trayectoria, si vale o no la pena entrar en estas áreas. ¿Tú qué opinas? ¿Crees que el marketing internacional está teniendo cada vez más relevancia o no? Cuéntanos en los comentarios, así como en nuestros perfiles en Twitter, Google+ y Facebook.

Shares