Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El marketing tiene una gran variedad de ramificaciones, que se enfocan en diferentes tipos de negocios con distintos objetivos, por ejemplo, el marketing de servicios del que ya hablábamos en otro post.

En esta ocasión hablaremos acerca del Marketing Deportivo, qué es y cómo ha evolucionado con los años.

Qué es el marketing deportivo

El marketing deportivo es una ramificación del marketing que se enfoca tanto en la promoción de eventos deportivos y equipos, como a la promoción de otros productos y servicios a través de eventos y equipos deportivos.

En esta ramificación del marketing se puede promover un objeto físico o una marca. El objetivo es darle al cliente estrategias para promover el deporte en cuestión o promover algo más que el deporte, pero a través de un disciplina deportiva.

El marketing deportivo busca mantenerse al paso con el mundo cambiante de la promoción de o a través de deportes. Por ejemplo, ha habido un creciente costo para realizar este tipo de actividades. Por poner un caso, Merrill Lynch estimó que Catar gastaría más de 65 mil millones para prepararse para la Copa Mundial de Futbol.

Además, los salarios de los deportistas, en caso de buscar contratarlos para la promoción de un producto, han crecido a niveles impresionantes. En Estados Unidos se manejan salarios de varios millones de dólares para las estrellas del béisbol, basquetbol, entre otros.

Evolución del marketing deportivo

El deporte se ha convertido en una industria prácticamente, que genera entre 480 y 620 mil millones de dólares cada año. Esto incluye la construcción de infraestructura, el dar licencias para productos y los eventos deportivos en vivo.

La industria deportiva en Estados Unidos únicamente constituye dos veces el tamaño de la automotriz y siete veces la cinematográfica.

Las raíces del marketing deportivo en Estados Unidos pueden encontrarse en 1850 y 1860, cuando muchos negocios, notando la popularidad de los deportes, trataron de crear ligas para mejorar sus oportunidades comerciales.

Tras una época de ciertos problemas y nuevas legislaciones para regular cómo se realizaban los deportes, en 1920 el deporte tuvo un nuevo aliado en un medio recién creado: la radio. A través de éste, encargados de marketing de la época, administradores de deportes y otros buscaron integrar el deporte en sus transmisiones.

Décadas después, la televisión le dio a los deportes una nueva forma de expandir su presencia en el mercado y una nueva forma a los encargados de marketing de llegar a sus públicos.

En los 60 y 70 esta tendencia a aprovechar los medios creció, más aún cuando se comenzaron a integrar deportistas afroamericanos a diferentes disciplinas, desde el béisbol, pasando por el box, el fubol americano y otros.

En la década de los 70 comenzó a afianzarse la idea de que los deportistas podían promocionar productos, con Nike, Adidas y Puma siendo los que más aprovecharon esta tendencia

De los 80 hasta nuestra época el patrocinio a figuras comenzó a crecer de manera exponencial, con incluso atletas de poca monta ganando contratos que los obligaban a manifestar su preferencia por ciertos productos.

En años recientes, el marketing deportivo ha continuado creciendo, a un paso más moderado y con ciertas limitaciones.

En la era del Social Media, escuchar, hacer networking, y mejorar las relaciones se ha convertido en una prioridad, con lo cual vender se ha vuelto secundario.

La mayor cantidad de tecnología ha creado un universo más centrado en la audiencia, lo cual requiere que los encargados de marketing deportivo desarrollen un marco de referencia dirigido a las audiencias para superar todo tipo de retos al hacer marketing digital.

¿Qué opinas? ¿Crees que la prominencia del marketing deportiva siga siendo la misma en los próximos años o será menor? Cuéntanos en los comentarios, o en nuestras redes sociales: Twitter, Facebook o Google+.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram