Facebooktwitterlinkedin

El crecimiento del eCommerce al 81% el año pasado resultó ser, además de inesperado, beneficioso para todo tipo de comercios online en México que han podido incrementar sus ventas por internet y atravesar el periodo de crisis de forma exitosa. Esta tendencia, si bien se mantiene estable en 2021 y sigue siendo buena para los negocios, tiene una amenaza importante a considerar que podría afectar sus números positivos: se trata de los pagos fraudulentos que pueden implicar pérdidas si no se manejan con cuidado, por lo que debes estar atento a las acciones de fraude online que resultan más comunes para evitarlas y cuidar tanto a tus clientes como a tus finanzas.

El  Informe Global de Fraude CNP presentado por Vesta, plataforma de garantía de transacciones para compras en línea, contiene importantes datos acerca del fraude con tarjeta no presente (CNP). Este incluye un análisis de millones de transacciones digitales desde el primer trimestre de 2020 hasta el primer trimestre de 2021 para rastrear su evolución durante ese período y explicar a los vendedores que realizan transacciones online cómo operan los estafadores así como lo perjudicial que son estas acciones para las empresas.

Disminuyen los pagos fraudulentos CNP pero suben los montos de las operaciones

Empezando por el escenario macro, la investigación revela que las transacciones globales de pagos fraudulentos han disminuído, y pasaron del 13% en el primer trimestre de 2020 a un 11% en el mismo periodo de 2021. Sin embargo el valor promedio de cada transacción fraudulenta se incrementó $8 dólares pasando de $126 a $134 dólares, siendo el cuarto trimestre de 2020 el de mayor valor promedio con $155 dólares por operación. Para la empresa que protege las transacciones este último dato sugiere que el fraude podría convertirse en un problema aún más costoso este año que el pasado.

Por otro lado, es importante mencionar que los intentos de pagos fraudulentos varían mucho contra el tipo de comerciantes, en el caso de los vendedores individuales estos oscilaron entre el 0.8% y más del 30%, según la vertical y la ubicación.

Ahora llegando al plano de México el informe indica que el porcentaje promedio de transacciones fraudulentas fue de 25.4%, entre el 1T de 2020 y el 1T de 2021. Durante este periodo el mayor porcentaje de pagos fraudulentos se presentó en los primeros tres meses del año pasado, con un registro del 36%.

En lo que respecta al monto promedio de las transacciones ilícitas, estas representaron $128.4 dólares, con la mayor cifra en el último trimestre de 2020, que fueron $155 dólares por operación.

Implicaciones de las transacciones fraudulentas para los vendedores

Cuando ocurren pagos sin que el cliente presente físicamente su tarjeta de crédito y estos resultan ser fraudulentos la responsabilidad recae únicamente en el comerciante.

En este sentido si tu comercio aprueba una operación de este tipo se va a generar un contracargo, este le reintegra el monto completo de la venta al cliente e implica para el negocio, además de pérdida de la mercancía, el pago de tarifas adicionales que pueden ser de hasta $25 dólares por incidente, esto puede repercutir negativamente tanto en los ingresos como en las reputación general de la marca, motivo por el cual hay que tener mucho cuidado y contar con una solución que permita identificar mejor estas operaciones.

“Si usted es una empresa de comercio electrónico que realiza 5 millones de transacciones por año y el 13% de ellas son fraudulentas, está experimentando 650,000 transacciones no auténticas, y si cada una de ellas viene con una tarifa de contracargo de $25, entonces está gastando más de $16 millones de dólares en honorarios”, dijo Ron Hynes, director ejecutivo de Vesta.

En el otro lado explica que si se rechazan demasiadas transacciones legítimas por intentar combatir los pagos fraudulentos se generan pérdidas significativas. “Eso es lo que hace que el fraude CNP sea un problema tan difícil de abordar: debe lograr el equilibrio perfecto entre la lucha contra el fraude y, al mismo tiempo, maximizar las aprobaciones de transacciones legítimas” detalló.

Identificar los tipos de fraude CNP que se pueden hacer

Para ayudar a los vendedores en la tarea de detectar las acciones de fraude, dentro del informe de Vesta también se analizó el fraude CNP ( sin tarjeta presente) con vinculación directa en comparación con vinculación indirecta, que son los dos tipos de fraude que existen en este caso.

En tal sentido explican que en la vinculación directa se puede evidenciar una conexión común dentro de las transacciones y se pueden buscar signos de posible fraude.  Por ejemplo, si llegan cinco pedidos al mismo tiempo, para el mismo artículo y desde la misma dirección de correo, estás ante una clara señal de alarma.

En el caso del enlace indirecto las transacciones no están conectadas de una forma clara, es por ello que se hace muy difícil para un comerciante detectar el fraude sin que la transacción ya haya sido aprobada y ya no se puede deshacer.

“Desafortunadamente, estamos viendo transacciones fraudulentas con vínculos indirectos que aumentan en todos los ámbitos, y el valor promedio de esas transacciones es más alto que el de aquellas con vínculos directos, lo que hace que sea un problema aún más costoso y complicado para los comerciantes”, dijo Hynes.

Ahora esto no significa que no se pueda hacer nada al respecto, sino que hay que contar con un sistema de aprendizaje automático para esta tarea, es decir “utilizar modelos que han sido entrenados con base en millones de transacciones globales y, por lo tanto, pueden establecer conexiones que los humanos simplemente no pueden ver”.

El rol de los sistemas operativos en los pagos fraudulentos online

Una última parte del informe evaluó cómo los principales sistemas operativos desde los que se hace pedidos por eCommerce afectan el fraude de CNP, para ello se hizo un análisis del porcentaje y valor promedio de transacciones fraudulentas realizadas en cada una.

Lo primero que destacan es que hay cinco sistemas operativos que componen la mayoría de los pedidos: Android, iOS, Linux, OS X y Windows. Entre todos estos descubrieron que Android es el sistema operativo desde donde se hacen más pagos fraudulentos (26% en el 1T de 2020), a su vez estas operaciones representan el monto promedio en dólares más bajo, esto indica que los estafadores lo usan con frecuencia para transacciones de menor valor.

Por su parte OS X y Windows son los sistemas desde los que se hacen transacciones fraudulentas de más alto valor, es decir que se hacen ataques más costosos a través del escritorio.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram