Facebooktwitterlinkedin

Una nueva crisis se cierne sobre los dominios de Mark Zuckerberg: los Facebook Papers, miles de documentos filtrados por la exempleada de la gran red social Frances Haugen, fueron enviados al Congreso de los Estados Unidos y ahora han sido compartidos por un consorcio de medios internacionales entre los que se encuentran The Washington post, The New York Times y Bloomberg.

Este vasto informe nos muestra una red social que buscó priorizar el dominio y las ganancias sobre la seguridad de sus usuarios, esto a pesar de que una gran cantidad de empleados advirtieron que el enfoque sobre el engagement que tenía la compañía ponía a los usuarios en riesgo de violencia que permearía al mundo físico.

La filtración de los Facebook Papers nos muestran una red social en donde se prioriza el engagement y los ingresos sobre la seguridad de los usuarios

Los documentos afirman que mientras el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg en su testimonio ante el Congreso de EE.UU. restó importancia a los informes sobre el discurso de odio que se publicaba en su red social, era consciente de que el problema era mucho más amplio de lo que declaró, ya que los documentos afirman que la red social había eliminado menos del 5% de los discursos de odio, y que los ejecutivos de la empresa, incluyendo a Zuckerberg, sabían que Facebook polarizaba a las personas.

Además, dentro de los Facebook Papers se encontró que Zuckerberg desechó un plan para realizar una campaña de registro de votantes de habla hispana en los Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales en ese país en 2020, debido a que el plan podría parecer «partidista», tiempo después el personal de Whatsapp ofreció una versión «diluida» de este plan en asociación con agencias externas.

Y más allá de solo ver por sus ganancias durante las elecciones, los informes de los Facebook Papers señalan que el CEO también estuvo detrás de la decisión de no tomar medidas drásticas contra la información errónea del Covid-19 durante las primeras etapas de la pandemia, ya que podría haber «una compensación material con el impacto de MSI (Meaningful Social Interacción por sus siglas en inglés, que puede interpretarse como interacciones sociales significativas).

El discurso de odio no cuenta con moderación en todos los idiomas

Sin embargo, un área que se ha destacado como motivo de mayor preocupación es que la red social no cuenta con las herramientas adecuadas para detectar el discurso de odio en todos los idiomas como lo ha dado a conocer.

Mientras que para su país de origen, Estados Unidos facebook ofrece un conjunto mejorado de servicios diseñados para proteger el discurso público como son clasificadores de inteligencia artifical, personal que analiza el contenido viral, en otros países ni siquiera se cuenta con los estándares comunitarios traducidos a sus idiomas oficiales.

Sobre este tema, los Facebook Papers informan que no se encuentran disponibles estas herramientas en los idiomas etíopes de oromo o amárico, además de que se acusa que en Myanmar Facebook se ha hecho responsable de amplificar las tensiones locales ya que no puede marcar los términos problemáticos en birmano, y dado el papel clave de Facebook en el discurso de odio, las disparidades son motivo de preocupación.

Pero incluso en EE.UU. donde Facebook invierte más en moderación de contenido, los Facebook Papers reflejan el grado en que los empleados se sintieron abrumados por la avalancha de información errónea en la plataforma, que aseguran,  condujo al ataque al Capitolio el pasado 6 de enero.

Las métricas de los anuncios dirigidas hacia los jóvenes podrían estar infladas

Por otro lado los Facebook Papers también han desvelado el colapso de las métricas de participación de Facebook: los jóvenes, un mercado objetivo clave para los anunciantes, cada día pasan menos tiempo en Facebook, al mismo tiempo que la cantidad de usuarios se infla de forma artificial en estos grupos etarios con cuentas falsas.

Haugen afirma que Facebook «ha tergiversado las métricas básicas ante inversores y anunciantes», y que las cuentas duplicadas están dando lugar a un «fraude generalizado» contra los anunciantes.

Hasta el momento Facebook solo ha comentado que la información recabada en los Facebook Papers se ha «malinterpretado» y respecto a las cuentas falsas, asegura que ya ha notificado a los anunciantes sobre el riesgo de que sus campañas lleguen a cuentas duplicadas.

Aún no se desvela todo el material que los Facebook Papers incluyen, por lo que se esperan más filtraciones polémicas para la gran red social en los próximos días, mientras tanto los comentarios se van acumulando, se permea una sensación de inseguridad en torno al futuro de la gran red social, mientras más empleados renuncian y el Congreso de Estados Unidos y de otros países siguen determinando qué acciones legales deberán seguir tras esta filtración, y habrá mucho más trabajo por hacer.

Imagen: MSN

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram