Facebooktwitterlinkedin

Debido al inesperado incremento del eCommerce en los últimos meses producto de la pandemia, la logística en México se ha visto muy comprometida para poder cumplir con las entregas de los productos que se compran en las tienda online y esto ha impulsado la creación de centros de última milla en la grandes urbes.

Antes de la crisis por el COVID-19, las ventas por internet ya registraban un importante crecimiento en México y el mundo, no obstante con el confinamiento, el canal online se volvió casi la única forma de hacer compras. Ante esta demanda las empresas de todas las industrias han tenido que optimizar y mejorar su logística de entregas, originando una repentina fase crítica en el proceso de distribución.

El auge de las empresas logísticas de última milla

Las operaciones logísticas de “última milla” cumplen un papel indispensable para el éxito de los envíos, porque tienen la tarea de preparar un paquete y llevarlo hasta las manos del consumidor; este es uno de los puntos críticos en la percepción de la experiencia de compra, que puede afectar de forma positiva o negativa a la empresa y al producto que compraron.

Por este motivo aunque existen muchas reconocidas compañías de paquetería que cubren algunas soluciones, han surgido otras startups de logística de última milla en México con servicios innovadores que facilitan la optimización en esta última fase del proceso logístico y buscan mejorar la experiencia y satisfacción de los compradores.

Sin embargo, debido a la contingencia, esta etapa del proceso de las compras online se ha visto afectada con mayor fuerza.

Creación de centro de última milla la nueva tendencia en logística

En este contexto, la situación actual está impulsando la instalación de centros de última milla, con características muy específicas en las grandes ciudades, explica Francisco Muñoz, vicepresidente senior de CBRE, compañía de servicios de real estate comercial.

“En México, la tendencia ascendente del e-commerce se vio acelerada con el confinamiento provocado por la epidemia. Las ventas en línea crecieron, no sólo de las principales empresas especializadas en e-commerce, sino de tiendas departamentales y supermercados. Algunas de estas compañías hacen entregas de forma directa y otras a través de servicios 3PL (Third Party Logistics) almacenando productos en bodegas de los proveedores”, comenta.

Para el ejecutivo lo que puede marcar la diferencia entre los proveedores de venta online son los tiempos de entrega. “Entre más rápido llegue el producto al comprador hasta la puerta de su casa, será más apreciado. Es en este punto donde entra el factor logístico de “última milla”, precisa.

Centros de última milla más cercanos al consumidor

Con el propósito de hacer entregas más rápidas, se necesita contar con una mayor cantidad de centros de última milla que puedan contribuir en lograr este objetivo de agilizar las entregas, mejorar al máximo la experiencia del cliente y destacarse en velocidad frente a la competencia.

Esta última fase del proceso desde que un paquete sale del almacén y llega a la casa del comprador, requiere centros de última milla cercanos a los lugares donde vive la gente que adquiere los productos, y con la alta demanda en canales online se incrementó el interés por la instalación de estos sitios. Por este motivo desarrolladores, brokers o intermediarios, y propietarios de inmuebles pusieron mayor atención en este tema.

“Antes del COVID-19, los centros de distribución maestros de los operadores logísticos y de los productores estaban en el área metropolitana de la Ciudad de México, la salida a Querétaro y el corredor CTT, (Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán). Pero para ser competitivos y entregar rápidamente a los clientes deberán instalar centros de última milla dentro de la ciudad, por ejemplo, en Vallejo, Naucalpan, Mixcoac, Granjas México, Acoxpa e Irrigación”. detalla Muñoz.

Pero también advierte un problema, que es que CDMX “está saturada de construcciones, no hay espacios grandes y el valor de la tierra es muy elevado. Por ello, en conjunto con los desarrolladores y todos los jugadores de este mercado, analizamos que la última milla tenía que contar con características específicas” y plantea las necesidades que pueden requerir estos centros de última milla.

Requerimientos de los centros de ultima milla

En base a los espacios de almacenamiento y al esquema del proceso de distribución, el ejecutivo explica las características que deberían tener estos centros:

  • Destinar 25% del área para maniobras, que difiere de la dimensión tradicional: 50% área construida y 50% patio de maniobras.
  • Contar con edificios de almacenamiento con altura de 6 metros y hasta 3 niveles para las marcas, por el rápido desplazamiento de mercancía.
  • Tener un amplio espacio de distribución de 3.000 a 10.000 mts2.

Las 11 mejores empresas de logística de última milla en México

Centros de última milla de operadores logísticos y propios de retailers

Según el directivo de CBRE, los grandes retailers van a requerir espacios de almacenaje exclusivos para sus marcas, es decir, tendrán sus propios centros de “última milla” y van a abrir estos espacios de distribución no sólo en CDMX, sino en Monterrey, Guadalajara y el Bajío, agrega.

En los próximos 24 meses veremos ya en la Ciudad de México estos centros de última milla, generando la posibilidad de que los tiempos disminuyan”. Ya tienen tiempos mínimos de 24 horas, “pero se aspira a que estos centros ayuden a disminuirlos hasta 4 o 5 horas como ocurre en EU”, concluye.

Imagen: Freepik  Vanitjan

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram