Facebooktwitterlinkedin

El día de las elecciones federales, realizadas el pasado 6 de junio, cuando se hizo la masiva renovación de los poderes de México en la segunda mitad del gobierno de AMLO, un grupo de influencers mexicanos alzaron su voces en campañas políticas a favor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en las horas decisivas.

Acciones políticas con Influencers en periodo de veda traspasan lo legal

En plena veda electoral, algunos famosos entre conductores, actores o influencers a través de sus redes sociales que son seguidas por miles de personas en México, publicaron mensajes expresando que su voto sería para el Partido Verde o que estaban entusiasmados por sus propuestas preocupadas por el medio ambiente.

Esta acción, puesta en duda en cuanto a espontaneidad de parte de la comunidad en redes sociales y que cruzó el límite legal de las comunicaciones políticas en el periodo no permitido, llevó al mismo Instituto Nacional Electoral (INE) a ordenarle al PVEM a retirar los videos o mensajes de estos influencers que promovían el voto verde en sus perfiles sociales de Instagram, Twitter, Facebook o TikTok.

En respuesta inmediata el PVEM publicó un comunicado pidiéndole a sus simpatizantes influencers retirar las “muestras de apoyo” de sus perfiles y les agradeció por ellas.

Entre los influencers que participaron en acciones políticas el día previo y el mismo día de las elecciones se mencionan a Nabile Guerra, Ana Claudia Cabrera, Paulina Hernández, Eleazar Gómez, AlexXxStrecci, Paulina Hernández, Lambda García, Romi Marcos, Karla Díaz, Isabel Madow, Pau Vargas, Raúl Araiza, Sherlyn González, Gabriel Soto, Brandon Peniche, Bárbara de Regil, Manelyk, Celia Lora, Fernando Lozada, Mariana Echeverria, Raquel Bigorra, Pamela Voguel, Sirpotasio, Julián Soto, Marian Zavalza, Regina Bautista y Kristal Cid.

Guía de recomendaciones publicitarias para Influencers busca transparentar la publicidad en redes sociales

Se cuestiona la legalidad de estas promociones políticas con influencers

Es importante destacar que en México no están prohibidas ni legisladas las campañas políticas con influencers, y tampoco está prohibido que, fuera de campaña, den su opinión política pero al ser un tiempo de veda electoral podría significar penalizaciones con multas e incluso cárcel, y más si fuera intencional.

En este sentido, a pocos días de lo sucedido, esta polémica escaló a otro nivel al filtrarse en la prensa nacional que el Partido Verde llegó a pagar 10,000 pesos por los mensajes políticos que compartieron estos influencers, según lo confirmó el testimonio de Fernanda Moreno (ex integrante del reality show Acapulco Shore), conocida en el mundo de celebridades de internet como Fershy.

Por otro lado al incurrir en un acto ilegal de forma consensuada, la sanción en efecto sería aplicable a quienes difundieron la campaña sabiendo que no se podía. En este caso debido al patrón similar como se hicieron las acciones en la mayoría de las cuentas y tras varias denuncias, La Fiscalía General de la República (FGR) ha abierto carpetas de investigación a varias personalidades por violar la veda electoral y promover el voto por el Partido Verde, aliado del Gobierno, antes de las elecciones.

Asimismo El Instituto Nacional Electoral (INE) señaló que el Verde Ecologista podría perder su registro por cometer una “conducta grave y reiterada”; al tiempo que la Comisión de Quejas y Denuncias de la autoridad ordenó a los famosos retirar de sus perfiles los mensajes.

El delicado trabajo del marketing político con influencers

Además de las investigaciones, los influencers que participaron en estas campañas han sido duramente criticados pero algunos se mantienen firmes en que su posición fue completamente genuina por creer en el partido, otros aseguran que se negaron a recibir el pago, así como la que reflexionó y ofreció disculpas por aceptar el dinero para compartir las políticas que influenciarían el voto de otros.

Bien sea que reciban una sanción o no, igual la polémica los está afectando al evidenciarse que existió una publicidad no transparente o poco responsable. Una de las primeras muestras fue la de la agencia que contrató a algunos de los influencers: Talent Industry, la cual cambió su nombre en Instagram a epikt.talent y puso su cuenta privada para reducir los comentarios negativos que llenaron su perfil en estos días.

Muchos de los señalados aparte de estar recibiendo múltiples mensajes de desprecio, también podrían pasar a formar parte de una lista negra para que las agencias de publicidad del país se comprometan a no trabajar con ellos, según lo han solicitado algunos markeros digitales.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram