Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Un reporte de HIMSS afirma que las organizaciones de salud están listas para realmente utilizar las ventajas estratégicas de la nube, a pesar de sus previas reservas.

De acuerdo al informe HIMSS Analytics 2016 Cloud Survey, muchos proveedores de cuidado de la salud ya están usando o planeando usar la nube.

La nube en el cuidado de la salud en 2016

La encuesta para realizar este reporte se realizó entre enero y febrero de 2016. En ella se encontró que las organizaciones tiene cada vez más confianza en añadir a la nube información de salud protegida (o PHI, por sus siglas en inglés).

Los proveedores de salud, además, están probando plataformas con aplicaciones de apoyo de oficina primeramente, con planes  de aprovechar las soluciones de la nube para manejar analíticas así como para lanzar aplicaciones para los pacientes.

Como resultado, la plataforma está emergiendo como una herramienta crítica que puede ayudar a las organizaciones de salud a encontrar datos, llevarlo al paciente final y fomentar la innovación.

La nube antes y después

En 2014, sólo el 22.1% de los encuestados planeaban usar la nube para funciones de apoyo de oficina, comparado con 46.7% en 2016.

Además, 31.1 planeaban usar la nube para continuidad de negocios y recuperación de desastres en 2014. Actualmente 46.7% tiene esa idea.

Adicionalmente, sólo 20% pensaba usar esta herramienta para intercambio de información de salud, cuando actualmente 41% lo haría en la actualidad.

El hecho es que las organizaciones de salud están triplicando su uso de servicios en la nube. A esto se suma que han cambiado su actitud hacia ella: cuando antes era vista como un modelo que podía apoyar el intercambio de información de salud y almacenamiento de datos, hoy en día está siendo aprovechada para un amplio rango de funciones.

Se prevé además que la nube tenga un rol prominente cuando las organizaciones de cuidado de la salud implementen la telemedicina, las aplicaciones de salud móviles y las de monitoreo remoto de la salud, tendencias inevitables conforme las organizaciones crean programas de valor en cuidado de la salud.

Futuro prominente de la nube en salud

De hecho, la nube está en camino de convertirse en la plataforma de computación preferida para soluciones de apoyo, continuidad de negocios y recuperación de desastres (BCDR por sus siglas en inglés), manejo del ciclo de ingresos e interacción/empoderamiento de pacientes.

Entre las ventajas que citaron las organizaciones encuestadas para el uso de la nube se encuentran ahorro en costos, recuperación más robusta de desastres, plataforma más escalable para los requerimientos internos.

También mencionaron velocidad de implementación, mejor acceso a aplicaciones para usuarios, preparación para llevar la información y cuidado virtual a los pacientes, liberación de ciclos de almacenamiento y computación internos, entre otros.

Necesidades para implementar la nube

Para lograr estas ventajas, los líderes de cuidado de la salud necesitan asegurarse que sus proveedores de servicios en la red y los operadores de su conexión de red estén trabajando en conjunto.

Los proveedores de servicios en la nube tienen la obligación de asegurar el desempeño y accesibilidad, entregar de acuerdo a los acuerdos de servicio que lleven a cabo con las organizaciones y ofrecer soporte técnico confiable.

Drawlab19 / Shutterstock.com
Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram