Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

A pesar de lo que muchas compañías dueñas de tiendas online digan, la conveniencia es la razón primordial por la cual decidimos comprar en Internet.

¿Qué implica la conveniencia para el usuario?

Dentro de esta conveniencia se pueden encontrar una o varias razones:

  • Practicidad
  • Mejores precios
  • Productos exclusivos
  • Servicio más efectivo que en tiendas físicas
  • Disponibilidad de servicio 24 x 7

Alrededor del mundo, los usuarios tenemos enorme  cantidad de opciones tanto online como físicas para adquirir un producto.

Lo que hará que decidamos adquirirlo por un medio digital, en definitiva, es lo práctico que es encontrarlo al alcance de un clic y con mejores condiciones.

La conveniencia, clave para destacar

Dependiendo del producto o servicio que ofrezcamos, si es un genérico, nuestra competencia es amplia y además es fácil de adquirir de manera física, nuestra estrategia de comercialización online debe contar con uno y varios diferenciadores, de otra manera, esa tienda estará destinada al fracaso.

Cuando hablamos de diferenciadores, algunas personas se van al extremo y creen que es casi regalar el producto. Sin embargo, la CX (Customer Experience) puede ir desde superar en tiempo las entregas versus la competencia, hasta sólidos planes de lealtad que ayuden a fomentar la preferencia.

La realidad es que, si queremos alcanzar los niveles más profundos del funnel de conversión, que están dedicados a generar lealtad y advocacy, no lo lograremos ofreciendo lo mismo que todo mundo.

Para generar advocacy, se necesita que el cliente viva una experiencia diferenciadora en muchos sentidos: rebasar sus expectativas, mantenerlo satisfecho, brindarle un servicio de alta calidad, mantenerlo informado no solo de las promociones (como todo mundo suele hacer hasta cansar a su target); es brindarles contenido y estrategias personalizadas y diferenciadoras.

Actualmente hay herramientas y soluciones digitales que permiten identificar nuestras audiencias y ser efectivos en el contenido que les servimos y su periodicidad (Inbound Marketing), y a pesar de ello,  muchos negocios digitales no invierten en ello.

Seguimos realizando un Marketing intuitivo, basado en los sueños de opio de algún creativo que tengamos. Debemos aterrizar nuestras estrategias en un marketing efectivo, en ese mejor conocido como Marketing Intellingence , permita cuantificar el impacto de las acciones digitales que hemos realizado para posteriormente analizarlas de una forma más científica y tomar sobre esos resultados (insights) acciones correctivas para seguir avanzando en nuestros objetivos.

Los clientes nos dicen todo el tiempo qué quieren y cómo lo quieren. Si no hemos obtenido los resultados que esperábamos, seguramente se deba a que estamos haciendo oídos sordos a sus peticiones con tal de no adaptarnos a la transformación digital necesaria en nuestros procesos para ser competitivos en estos (ya no tan nuevos) mercados digitales.

¿Qué opinas? Cuéntame en @antareskcm.

Imagen: viadwel / Shutterstock.com
Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram