Facebooktwitterlinkedin

La Eurocopa 2020 ha generado una imagen poderosa aunque polémica: el gesto de Cristiano Ronaldo al retirar un par de botellas de Coca Cola en una sala de prensa y pidiendo solo agua en su lugar, ha dado tanto de qué hablar que ahora se ha convertido en tendencia: Sanislav Cherchésov, seleccionador ruso cogió las botellas y abrió una utilizando la otra de palanca, mientras el italiano Locatelli separó las botellas de broma, haciendo una especie de parodia a Cristiano,  Pogba también alejó unas botellas de su cuadro en conferencia de prensa, pero en su caso eran de cerveza Heineken, y el jugador escocés John McGinn llegó a la sala de prensa preguntado sobre las botellas de Coca Cola inexistentes.

Pero más allá de la reacción de los futbolistas y el público en general, y la caída de las acciones de Coca Cola con las subsecuentes pérdidas millonarias para la compañía estadounidense de bebidas gaseosas, Ikea ha aprovechado esta ocasión para hacer campaña: esta es la historia de su botella «Cristiano», y que promete ser «solo para agua».

La polémica de Cristiano con Coca Cola impulsa una nueva campaña

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de IKEA Canada (@ikeacanada)

Muy consciente de lo que significa tener a CR7 del lado de una marca (recordemos que es el deportista más seguido en redes de todo el mundo), el equipo de Ikea Canadá ha utilizado esta acción de marketing para lograr un impacto viral. De hecho, esta es la clásica botella de cristal que la marca sueca ha ofrecido por años, y de hecho es uno de sus productos más vendidos por su aspecto simple y retro.

Por ahora la acción es simplemente de marketing, es decir, solo se ha mostrado en la página oficial de Instagram de Ikea en Canadá, y no está listada de forma oficial en su catálogo, sin embargo el solo portar tan distinguido nombre ha hecho que la botella reusable para agua haya pasado de un costo general de  aproximadamente 1.37 dólares canadienses, a 1,99 dólares canadienses.

La inspiración detrás de las campañas de Ikea

Esta no es la primera vez que Ikea utiliza algún icono o personaje para impulsar la venta de sus productos: hace algún tiempo la compañía lanzó una línea de muebles inspirada en Los Simpson, y otras series como Friends y Stranger Things.


Además, frente a la pandemia, Ikea lanzó una campaña de la mano de Imma, una influencer virtual que «vivió» durante tres días en una sección de la tienda de Ikea en Harajuku, Japón, dando una excusa perfecta durante el confinamiento para promocionar artículos del hogar desde «su pequeño departamento».

Aún no se sabe si la botella Cristiano se convertirá en un objeto real, se expandirá del mercado canadiense a otros países donde Ikea tiene presencia, o solo se tratará de una campaña de marketing interna. Sin embargo su popularidad ya ha traspasado fronteras.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram