Facebooktwitterlinkedin

Lo que empezó como un fin de semana con rebajas en México hoy en día se ha convertido en una semana de grandes descuentos que nadie quiere perderse, siendo el evento más recomendado por todos los compradores mexicanos, incluso por encima del Black Friday.

Este evento comercial se realiza cada año durante el mes de noviembre, y si bien hemos hablado en cada edición sobre sus grandes cifras y cambios, debido a la gran magnitud con la que ha ido evolucionando vale la pena detenernos unos instantes en conocer un poco más sobre la Historia de El Buen Fin.

La historia de El Buen Fin: así surgió el gran evento de descuentos en México 

Bajo la inspiración del Black Friday norteamericano nace la historia de El Buen Fin como una iniciativa del Consejo Coordinador Empresarial, en asociación con el gobierno federal de Felipe Calderón y varias organizaciones del sector privado e instituciones bancarias para reavivar la economía mexicana de aquel entonces, ayudando a la par a los mexicanos a comprar cosas a un precio mucho más bajo que el establecido normalmente.

La primera edición se realizó entre el 18 y el 21 de noviembre de 2011 ofreciendo increíbles beneficios a los consumidores, más allá de los descuentos habituales, se llegó hasta a un 50% o 70% menos del precio base, además de integrar pagos a meses sin intereses, uno de los principales motivadores para la conversión en nuestro país.

Desde que se realizó este evento por vez primera, se estableció su anualidad: siempre antes del viernes negro como una forma de adelantarse al Black Friday que a pesar de no estar establecido claramente en nuestro país en aquel entonces, si comenzaba la temporada de ventas navideña, conocida por ser el mejor momento del año para el retail en el país. Otra de las razones por la que se decidió realizar este evento en noviembre es para que los clientes pudieran aprovechar el puente del 20 de noviembre, y claro, ahora para aprovechar los adelantos del aguinaldo.

Su principal diferencia frente al Black Friday ha sido su temporalidad, es decir, siempre ha ofrecido a los consumidores la oportunidad de tener más días de descuentos, empezando con 4 días y en su edición de 2020 como forma de reactivar la economía tuvo una duración de 12 días. Además que tiene un enfoque menos consumista y es más visto como la ocasión indicada para que los mexicanos puedan comprar lo que necesitan para el hogar, adelantar los regalos navideños o para su consumo personal a precios realmente accesibles y con facilidades de pago.

Evolución y crecimiento de El Buen Fin

Desde su nacimiento como campaña para incentivar la economía nacional, el evento despertó el interés de las tiendas y los mexicanos por tratarse de una iniciativa local de ofertas, y en 2011 las ventas totales en tiendas de autoservicio, departamentales y especializadas fueron del orden de los 106,000 millones de pesos.

Esta edición contó con una participación de casi 40.000 empresas a través de 220,000 puntos de venta en todo el país. De hecho la Antad estimó que las ventas generadas durante ese Buen Fin fueron unas de las más altas registradas en un solo mes de ese año sin contar diciembre.

Luego de su estreno, año tras año fue cobrando mayor interés y actualmente es tal su grado de aceptación actual que en el 2020 cerró con récord de ventas de 238.9 mil millones de pesos en ventas totales del evento (109% más que en el 2019) y 15.2% provenían sólo de las ventas online las cuales crecieron un 225% debido a la pandemia

Por otro lado hay analistas que consideran que esta campaña implica un riesgo de sobreendeudamiento en la población en su afán por aprovechar las ofertas y porque hay empresas que presentan ofertas engañosas de las cuales hay que estar muy atento para no caer en trampas.

Aprovecha las ofertas con seguridad

Parte de la historia de el Buen Fin también nos ha enseñado que hay ciertas recomendaciones claves que los consumidores pueden seguir para aprovechar verdaderamente este gran evento y aquí te compartimos algunas de las más simples:

  • Compara los precios que veas durante el evento con los que viste antes de El Buen Fin, incluso semanas antes para notar qué es y qué no es una oferta real.
  • Compra solo en sitios seguros, como tiendas oficiales y marketplaces conocidos.
  • Define un presupuesto para compras y respétalo, así como una lista de productos necesarios que se desea comprar.
  • Habla con tu banco, tanto para que quede claro estas haciendo compras en El Buen Fin, como para saber si hay alguna restricción de compra que quizá complique el adquirir un producto o servicio.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram