Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Todos hemos soñamos con comenzar un negocio por nuestra cuenta y así liberarnos de la rutina que representa ir día a día a la oficina, tener jefe y trabajar para el beneficio de otras personas.

Tener un emprendimiento, o lo que es lo mismo, ser un emprendedor, no va a librarnos de trabajar duro, pero si lo haremos a nuestro aire, ganaremos independencia económica y sobre todo la satisfacción de ver como una idea se transforma en un negocio y crece.

Claro está, para ser un emprendedor no basta la idea, el entusiasmo y la inversión inicial. Hay que tener formación para emprender: una serie de conocimientos que, si bien es cierto se puede empezar sin ellos, en algún momento del camino entre ser un empleado y ser un emprendedor serán necesarios.

Existen cursos en línea a los que puedes acceder para mejorar tu formación para emprender. De esta forma, puedes llevar en paralelo tu formación con tu negocio sin gastar tiempo y dinero en cursos presenciales.

Más aún, si ya tu emprendimiento está en marcha, puedes ir aplicando los conocimientos que vas adquiriendo directamente en el manejo de tu empresa.

Qué formación necesitas para emprender : los cursos esenciales

Si estás presto para comenzar a emprender o ya tienes tu propia empresa en marcha, se impone en primer lugar un máster en administración de empresas (Master in Business Administration, MBA). Nada más lógico, pues al ser tú la primera y principal pieza de tu emprendimiento, es tu tarea velar porque tu empresa marche de la forma más eficiente posible.

A través de este curso, esencial en tu formación para emprender, adquirirás habilidades y conocimientos relativos a la dirección, administración y gestión de tu empresa. No es necesario que inventes lo que ya otros han hecho: solo tienes que elegir el estilo de dirección que más se ajuste a tu negocio entre los que se detallan en estos cursos y aplicarlo.

Como es lógico, a nivel internacional este postgrado es uno de los más demandados, y prácticamente todos los directivos poseen al menos una titulación de MBA. Si incluyes este curso en tu formación para emprender, estarás al mismo nivel que ellos y las negociaciones con tus pares te serán más fáciles.

Luego de este curso, esencial para empezar cualquier negocio, las opciones se ramifican en dependencia del área que elijas para emprender. Pero si no cuentas con un gran presupuesto para invertir, una de las mejores opciones es probar suerte adentrándote en la creación de empresas por Internet.

Apostando por la era de la información

A diferencia de otros negocios más tangibles, las empresas por internet requieren pocos recursos y pueden establecerse con relativa rapidez. Si logras un sitio sólido y con buen tráfico, el retorno de la inversión y luego las ganancias serán muy positivas.

Como es obvio, primero debes establecer si el producto (s) o servicio (s) que vas a ofrecer a tus clientes puede anunciarse en el medio digital. Hay muchas variantes para crear una empresa por Internet, desde una tienda virtual hasta la venta de e- libros de tu creación, pasando por los famosos sitios de PPC (pagos por clic).

Pero lo que no se anuncia no se vende, y sin clientes ningún emprendimiento puede prosperar. Es por ello que el siguiente paso lógico en tu formación para emprender sea cursar un Master en Marketing Digital.

A través de este adquirirás los conocimientos y herramientas para mantener tu empresa conectada a toda hora con los clientes y atraer otros potenciales. También aprenderás las vías para brindar información pertinente, generar contenido, fidelizar a los interesados en tu empresa y recepcionar opiniones, sugerencias, comentarios y quejas de los clientes para mejorar el trabajo de tu negocio.

Consejos para elegir la mejor formación

Elegir lo más adecuado para formarse no siempre es fácil. El obstáculo que debe superarse es que el emprendedor conozca el objetivo de su proyecto y, para ello, debe conocer qué errores no tiene que cometer.

Actualmente cada vez hay más formaciones personalizadas y basadas en aplicar más casos prácticos y basados en casos reales. Es mejor vivir para aprender y equivocarse para eliminar obstáculos.

Pero, ¿cómo elegimos el proyecto? Depende de la fase del proyecto en la que te encuentres. La formación debe adaptarse en función del momento del emprendimiento.  Aquí algunas tips que aporta emprendedores.es:

  1. Iniciativa: en esta fase, es importante desarrollar “las actitudes, habilidades, competencias y comportamientos necesarios para emprender”.
  2. Creación: en este periodo, es importante “la formación en un conjunto de habilidades de creciente complejidad, desde la puesta en marcha de una idea hasta la implementación de una startup”.
  3. Crecimiento: es el momento en el que se “identifica la posibilidad de que la iniciativa pueda subsistir en el tiempo y, de esta manera, crecer y escalar”.
  4. Consolidación: la última fase, “cuando el emprendedor se convierte en empresario”

Conforme a esto, es importante tener en cuenta las herramientas de gestión no son las de un ejecutivo de una empresa de grandes dimensiones. Es necesario que, al buscar la formación, los programas que elijas tengan:

  • Asignaturas adaptadas a la actualidad: según emprendedores, las disciplinas del momento tienen que ver con el entorno digital, la experiencia del cliente, el proceso de financiación como el crowdfunding, las relaciones comerciales internacionales y el acceso a los mercados.
  • Otros skills: es importante centrarse en otras competencias aparte de las ya mencionadas como en la creatividad, la capacidad de diferenciarse e innovar, la capacidad crítica y seguir el desarrollo del proyecto empresarial.

Que no te engañen, la formación es importante y, para ello, la elección del mejor programa podrá resolver todas tus dudas, sacar el emprendedor que llevas dentro y hacer tu sueño realidad.

Imagen: Iconic Beastiary / Shutterstock.com
Shares