Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Hoy en día existen multitud de retos que está enfrentando el SEO en un ambiente cambiante.

Por esa razón, algunos expertos afirman que es necesario contar una estrategia flexible de SEO, un documento vivo que cambie de acuerdo a las tendencias y actualizaciones de algoritmos.

Por qué es necesaria una estrategia flexible de SEO

El SEO, como cualquier canal de marketing, es una inversión. Ya sea que se utilicen recursos dentro de la empresa o se contrate a una agencia, no es gratis.

Para lograr lo más posible de tu tiempo e inversión en SEO, es útil tener una estrategia establecida para que sea tu mapa al momento de la ejecución.

Uno de los más grandes retos al crear una estrategia de SEO es que los motores de búsqueda (principalmente Google) están constantemente cambiando los factores para estar en los primeros lugares de los resultados.

Estos buscadores constantemente presentan nuevas actualizaciones. Por lo tanto, una estrategia de SEO necesita actualizarse al mismo ritmo, siguiendo las modificaciones conforme los requerimientos cambian.

Estas estrategias o cambios tácticos necesitan comunicarse a los miembros adecuados del equipo.

El SEO involucra múltiples departamentos y disciplinas en una organización, más allá que sólo el departamento de marketing.

Por ejemplo, hace casi 4 años, Google indicó que las ligas en comunicados de prensa deberían ser nofollow.

En casos como el anterior, el gerente de SEO debería comunicarlo al departamento de Relaciones Públicas para asegurarse que saben cómo tratar las ligas en sus comunicados.

Principales retos actuales en la estrategia de SEO

Entre los principales retos que muchos encargados de SEO ven hoy en día se encuentran:

  • No tener suficientes recursos para ejecutar sus tácticas de SEO
  • Mantenerse al día en los cambios de Google

Una forma de lograr estar al tanto puede ser revisar diariamente cualquier cambio en las plataformas con las que se trabaje que afecten al SEO y generar un resumen diario de ellas para quienes están involucrados en implementar la estrategia.

Esto puede ser difícil si se manejan múltiples responsabilidades de marketing, como email marketing, publicidad y más, pero es necesario.

Tampoco es sorpresivo que los recursos para ejecutar el SEO también sean un reto. Con el SEO tocando tantos aspectos de las actividades relacionadas a marketing muchas veces se requiere un equipo para ejecutar todos los esfuerzos de esta disciplina.

Otro reto es manejar las expectativas y mostrar el valor del SEO, lo cual casi siempre tiene que ver con el ROI.

El SEO toma tiempo, pero no todos los directores tienen el conocimiento sobre éste para entenderlo o la paciencia para esperar resultados.

Por ejemplo, en un estudio reciente se mostró cuánto tiempo lleva para una página nueva llegar a los 10 primeros resultados de Google.

Una de las mediciones fue verificar cuánto tiempo tenían de publicadas las páginas en el Top 10 para ciertas palabras clave. El promedio era de ¡dos años! Y la página en primer lugar tenía 3 años al menos.

De hecho, sólo 22% de las páginas que están en las primeras 10 tienen un año, la mayoría (casi 60%) tiene 3 años o más.

Igualmente, Google creó recientemente un video donde explica cómo contratar un responsable de SEO, así como que se debe esperar de 4 a 12 meses para comenzar a ver cambios luego de que se aplica SEO a una página.

Demostrar el valor del SEO

Otro de los retos mayores es demostrar el valor del SEO, sobre todo cuando no se tienen todos los datos de ingresos y otra información requerida para rastrear el ROI.

A menudo, los encargados de marketing no tienen acceso a ciertas plataformas, como sistemas de CRM, sistemas de contabilidad, que muchas veces guardan datos de transacciones e ingresos.

Sin acceso a datos de ingresos, los encargados de marketing tienen el reto de demostrar el valor de negocios de ese canal. Y sin demostrar el ROI es difícil pedir más recursos para implementar más tácticas.

Inicialmente es ideal tratar de medir lo más que sea posible, así como ir solicitando la información faltante de los departamentos adecuados.

Revisar la estrategia SEO

Finalmente, como se mencionaba al principio, una estrategia flexible de SEO es necesaria en estos tiempos.

Sin embargo, algunos encargados de SEO nunca han revisado su estrategia.

Es fácil, como ya decíamos, sentirse perdido si no se tienen recursos o no se logra generar confianza en tus mediciones.

Pero crear y ejecutar una estrategia flexible de SEO puede ser muy útil para mostrar el valor de éste.

Al establecer una revisión regular del SEO puedes también auditar tus analíticas y rastrear los resultados.

Así, se pueden aprovechar herramientas como Google Analytics, sobre todo funciones como las anotaciones.

De esta forma cuando existan cambios, puede detectarse cualquier anomalía y ajustar de nuevo la estrategia.

También debe considerarse cómo se está rastreando los canales de marketing. Si eres un negocio B2B y usas una herramienta de CRM, ¿estás rastreando la fuente principal de búsqueda orgánica? ¿Qué tan frecuentemente el campo de fuente principal se actualiza? Es necesario considerar tu método de atribución.

Una vez que tengas el rastreo de estadísticas activo y tengas confianza en tus datos, será más fácil generar una estrategia efectiva (y tácticas para apoyarla) que puedas adaptar regularmente para reunir los requerimientos de los motores de búsqueda.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram