Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

En junio, tanto en México cómo en otros países de Latinoamérica se celebra el Día del Padre, una fecha sin duda alguna especial que recuerda el cariño y enseñanzas de papá para muchos.

Hoy tengo que decirte papá…

Al igual que el Día de las Madres, se trata de una fecha con mucho tinte comercial. No son pocas las marcas que aprovechan la celebración para cargarse con promociones y descuentos, ofreciendo ese “regalo ideal”, desde un producto hasta una experiencia.

Debes de saber que ya semanas antes del festejo (que varía un poco según el país, en México es el tercer domingo de junio) las búsquedas alrededor del Día del Padre se empiezan a incrementar hasta alcanzar su pico en la semana de la celebración.

Es así como el frenesí por encontrar el regalo perfecto crece y crece hasta la fecha final, siendo el smartphone el dispositivo de búsqueda predilecto.

Es justo ahí donde el potencial consumidor es sensible a las suscripciones e indiscutiblemente a los envíos, pues lo que buscan es un descuento. Al ser una fecha llena de emociones y sentimientos, no existe quizás medio más personal y con altas expectativas de retorno de inversión que el email marketing (claro, la carta fuerte de Mittum).

Email marketing y el Día del Padre, algo que debes aprovechar

El email marketing en el Día del Padre es altamente rentable para tu empresa, si tienes sobre todo venta al público online: en 2016, el rubro de vestuario y calzado fue el más beneficiado.

Por esta razón, si estás en condiciones de montarte una o unas cuantas campañas email de cara al Día del Padre, yo te quiero recomendar lo siguiente.

En principio, tomando en cuenta que las búsquedas comienzan desde semanas antes, ¿por qué no lanzar una newsletter o serie de newsletters con tal de ir enganchando a la audiencia? Además de que les puedes dar una probada de lo que viene, puede que ya conectes algunas ventas (ya sabes, para los usuarios que si se anticipan).

Ahora bien, ya en el fervor del momento (es decir, días previos o estrictamente durante el Día del Padre) se vale intensificar el volumen de envíos; recordemos que no faltan los usuarios que están comprando de última hora y seguro el que reciban una newsletter en ese momento de urgencia puede significar una venta.

Por último, sin importar el momento (es decir, semanas o días previos o durante el mismo Día del Padre) lo que te recomendamos es montar flujos de email marketing transaccional – seguro podrás recuperar ventas creando y activando newsletters de carrito perdido (ya sabes, para convencer a los indecisos).

Seas o no padre de familia, casi todos hemos tenido un padre o alguna figura paterna a la cuál le tenemos cariño, por lo que sin duda esta fecha es especial. De entrada te lo digo, ¡si eres papá te deseamos lo mejor en tu día!

Shares