Facebooktwitterlinkedin

Cualquier empresa que apunte hacia la diferenciación y fidelización de sus clientes no debe intentar llegar a la razón, sino un poco más allá, ya que los expertos sugieren reinar en el imperio de los sentidos, pero ¿cómo? A través del marketing sensorial.

Si bien este tipo de mercadotecnia no es nueva, es importante recordar que es posible utilizar los cinco sentidos (vista, tacto, oído, olfato y gusto) para despertar o intensificar sensaciones, emociones y recuerdos de los consumidores ante un producto – servicio, compra o publicidad.

Tipos de marketing sensorial

Se pueden distinguir cinco tipos de marketing sensorial, según el sentido al que apela:

Marketing visual

Tal como su nombre indica, es aquel que se percibe a través de la vista. Por ende, los profesionales del área transmiten mensajes por medio de imágenes, fotos, gráficos, infografías, videos, logos, etc. Es el más utilizado y popular por aquello de que las personas responden mejor a la comunicación no verbal. Vamos con un ejemplo para entenderlo mejor:

La cadena internacional de cafeterías Starbucks lanzó en el 2017 una campaña de este estilo titulada “Unicorn Frapuccino”. Se trataba de una bebida con diferentes sabores caracterizada por un color rosa. De acuerdo a analistas, la misma triunfó por las siguientes razones: era un producto de fotografía (vistoso), era de corta duración (por un tiempo limitado), los colores elegidos para la bebida eran tendencia, la experiencia que garantizaba era ideal y el tema mediático.

https://twitter.com/Starbucks/status/854694561708298240?s=20&t=3TBQVlUtFPXxsnbSx-8UPw

Marketing tactil

Se percibe mediante el tacto y resulta indispensable para algunas industrias, como la de la moda y la tecnología; puesto que la diferenciación se consigue por los diseños y la calidad de los materiales. Tenemos el ejemplo de Apple, ya que la marca cuida hasta el más mínimo detalle de la experiencia de compra: desde la caja del producto; limpia, sencilla y elegante hasta las sensaciones al abrir o extraer el plástico que protege a la pieza solicitada.

Marketing auditivo

Muchas empresas acuden a este marketing para instalar en la mente de los consumidores un sonido asociado a su marca. A diferencia del visual, se puede experimentar mientras se realiza otras actividades: deporte, un paseo, etc.

Por ejemplo, el famoso “ta-dum” de Netflix, considerado actualmente rey del streaming. Este sonido simple se ha convertido en un factor de reconocimiento de la firma.

 

Marketing olfativo

Esta técnica no es para todas las compañías, depende mucho del sector en el que se desarrolle y el producto que se ofrece. Radica básicamente en ofrecer muestras gratuitas del artículo en cuestión o enviar correos informativos de impacto a los usuarios.

Pondremos como ejemplo a Dunkin’ Donuts, que en 2012 lanzó una campaña en Corea del Sur en la que utilizaron el marketing olfativo instalando pulverizadores con aroma de café en diferentes autobuses de la ciudad Seúl. En el momento en que el anuncio sonaba por la radio, dichos pulverizadores rociaban el aroma atrayendo nuevos clientes.

Marketing gustativo

Está entre las técnicas más utilizadas por la empresas con productos comestibles. Es muy común que alguna vez te hayan detenido por la calle o en un centro comercial para ofrecerte una muestra gratis de un dulce o una bebida.

El ejemplo que utilizaremos es Gelt, una aplicación que brinda la oportunidad de obtener diferentes artículos con descuento o totalmente gratuitos al momento en el que acudas a buscarlos al supermercado.

Conoce las ventajas del marketing sensorial

El marketing sensorial ha crecido con contundencia durante los últimos años, entre varias razones por sus grandes ventajas. Vamos a conocerlas:

    • Mejora la comunicación con los clientes. Al sentirse en un ambiente agradable, los consumidores suelen comunicarse mejor con el establecimiento o marca.
    • Cambia la percepción de la marca. Muy ligada al punto anterior, pero merecedora de un capítulo aparte: al ser vinculada con sensaciones agradables, la marca es vista como algo más natural, cercano y humano.
    • Se incrementa el engagement de la marca. Los usuarios querrán volver por más experiencias positivas.
    • Mejora las ventas. Esto será consecuencia de los puntos anteriores: los consumidores pasarán más tiempo en el establecimiento en la búsqueda de experiencias similares o mejores.
    • Favorece la diferenciación. El valor agregado hará que la marca destaque respecto a la competencia.
    • Refuerza el branding y fortalece a la marca. Al aplicar este tipo de mercadotecnia, se creará un reconocimiento y una asociación en la mente del consumidor con algún aspecto positivo.

Cómo aplicarlo al marketing digital

Los especialistas aseguran que para aplicarlo en el marketing digital se debe pensar en lo informático como si fuera analógico. ¿Esto a qué se refiere? Pues, que se debe reflexionar en el eCommerce o en la campaña como si fuera una tienda física.

En este contexto, sugieren utilizar los mismos colores corporativos, logos y otros detalles que caracterizan al negocio offline: podrías destacar imágenes (ilustraciones, gifs animados o gráficos también) de los productos más demandados, CTAs y reforzar los mensajes para mejorar la atención al usuario.

No debes olvidar que la música es algo muy útil para estimular emociones y agregarle valor a tu firma. Entonces, incluye bandas sonoras adecuadas que lejos de espantar a tu público, lo anime a volver. De estar en tus posibilidades, trabaja en slogans o jingles que puedas integrar a tu estrategia.

Por último, no dudes del poder de los banners o redes sociales para regalar muestras de productos, particularmente los nuevos. Tampoco titubees en invertir y cuidar el packaging, ya que esta puede ser una experiencia sensorial para tus clientes en torno al tacto y vista: sé elegante y marca una diferencia.

Imagen: Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram