Facebooktwitterlinkedin

Ha comenzado la edad de oro del sector fintech y, en la lista de los grandes ganadores que ha dejado el 2021, México ocupa una posición privilegiada. Las financieras del país no solo han logrado robarse el hito de ser el segundo grupo de América Latina con el mayor nacimiento de unicornios en 2021 (seis en un mismo año y la mayoría de este tipo), también transformó los hábitos de pago, cambiando el efectivo por soluciones digitales. De ahí la relevancia del crecimiento de las fintech.

Ahora, veamos con detalle la enorme fotografía que constituye este tipo de startups en México, con datos de la britech global Finnovista publicados en su reporte «La evolución de las startups fintech en Latam«.

En datos: el meteórico crecimiento de las fintech en 2021

El sector fintech suena hace más de diez años, sin embargo, desde el 2017 cobró fuerza en América Latina. Su histórico despegue vino para este 2021, tiempo en que tan solo en México el número de financieras operativas subió a 512. Es decir, 71 compañías más que en 2020 y 118 más que en el año 2019. El crecimiento se traduce en una alza del 16 %.

La situación no es diferente en el resto de América Latina. Hasta ahora existen 1500 empresas que conforman este sector, quienes se van fortaleciendo a pasos agigantados: este año levantaron U$75 000 millones en capital de riesgo, monto mayor a los US$4000 millones recaudados en 2020.

Asimismo, de las 79 startups latinoamericanas valoradas en más de US$1 millón de dólares, casi el 40 % pertenecen a este sector. Siendo México el país de origen de cuatro de ellas: Clip, Konfío, Bitso y Clara, para un total de siete unicornios con Incode y Merama.

Por otro lado, el grupo de fintech mexicanas demuestran una inclinación especial hacia el segmento de préstamos, representando al 21 % de las empresas. El número marca un aumento del 27 % en comparativa al pasado año, demostrando una clara correlación con la pandemia y su impacto en la economía global.

A este le siguen las compañías enfocadas en brindar soluciones de pago (28 %), mismas que son secundadas por las que proveen tecnología (14 %). Mismas que colaboran con instituciones financieras tradicionales.

Asimismo, seis de cada diez empresas fintech en la región reportaron un incremento en usuarios o ingresos a causa de la pandemia en los últimos 12 meses.

A las fintech no las detiene la regulación

El director de Finnovista, Andrés Fontao, asegura que el crecimiento de las fintech en México no se han visto impactadas por la regulación expedida por las autoridades financieras. Sobre esto, el 43 % de las compañías consideran que si existe una apertura al diálogo con el regulador, mientras que el 54 % la acusan de ser pésima.

El optimismo de Fontao se argumenta con el hecho de que solo en los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), existen 1102 startups fintech, cantidad superior a las identificadas en el mercado más grande de este sector: Brasil, que cuenta con 771 empresas.

El 47% de las Fintech de Latinoamérica se encuentran en estos 4 países, donde ven un crecimiento de 25% en el último año; destacan 3 segmentos: el de préstamos, pagos y remesas, así como aquellas que proveen tecnología a entidades financieras”, dijo Fontao.

Tecnología vs. método tradicional: ¿Quién es quién en el mundo financiero?

Cómo decíamos, el crecimiento de las fintech tiene una clara correlación con la pandemia, lo que también ha impactado en la transformación de los bancos: el 76 % de las entidades financieras encuestadas por Finnovista dice haber experimentado un crecimiento en el canal digital desde que se instaló la contingencia sanitaria en la región.

Adicionalmente, el estallido de estas empresas provocó que el 17 % de las instituciones tradicionales se animaran a desarrollar sus propias fintech, mientras que el 25 % de ellas no está colaborando o haciendo algo con este tipo de startups, situación que Fontao prevé que cambiará en los próximos tres a cinco años, tiempo en que comenzará a ver la verdadera alianza o competencia entre las financieras tradicionales y las tecnológicas.

Los bancos tiene que entender qué tanto pueden hacer ellos solos o cuánto dependen de alianzas con Fintech para poder continuar siendo relevantes en un nuevo entorno, donde prima lo digital; las Fintech igual, tienen que entender bien si los bancos son potenciales socios para seguir fomentado un crecimiento sostenido de sus empresas”, afirmó.

Imagen Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram