Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

El trabajo de un experto en SEO ha evolucionado en el tiempo debido a cuestiones como Google combatiendo técnicas de SPAM, el crecimiento de lo móvil, cambios en las páginas de resultados de búsquedas y otros factores. ¡Otros muchos factores, de hecho! 

Al final, la razón más importante por la que el SEO es necesario es porque da más utilidad a tu página web, de cara a los motores de búsqueda.

Pero ¿qué es lo que un experto en este tema hace hoy en día y cómo ha cambiado su rol a través de los años?

¿Cuánto sabes del SEO? Te mostramos su evolución

Evolución del SEO hasta hoy

Para tratar de entender qué se ha hecho antes en el tema del SEO y dónde nos encontramos ahora (con el fin de estar al tanto de las tendencias) haremos un recuento de cómo el Search Engine Optimización ha variado con los años.

Optimización de páginas

Cuando se optimizaba una página en tiempos anteriores, los encargados de SEO buscaban de 2 a 5 palabras clave o keywords por página y optimizaban los elementos principales (título, meta descripción, cabezales o headings, contenido en el cuerpo de la página y demás) usando estas 5 keywords o palabras clave.

Actualmente, con los avances en búsqueda semántica y aprendizaje de computadoras, una página puede estar presente en los resultados de búsqueda por muchas palabras claves relacionadas, no sólo las palabras clave para las cuales fue optimizada.

Esta es una mejor forma de hacer esta labor, pues tener contenido que cumpla las necesidades de los usuarios, lo que estos están buscando (más que ser la página que más coincida en determinado número de palabras) es una mejor experiencia.

Los expertos en SEO actuales deberán tener un sólido entendimiento de no sólo creación de contenido, sino también de promoción del mismo. Antes se trataba sólo de optimizar landing pages basadas en el volume de búsqueda, pero el SEO hoy en día es una mezcla de optimizar el contenido existente y amplificar nuevo contenido que cubra las necesidades del usuario final para reforzar tu marca y capturar las señales sociales y ligas que la hagan quedar más alta en los resultados de búsqueda.

Dispositivos

Anteriormente la optimización se realizaba para los desktops porque eran el dispositivo primario usado para explorar la web.

Hoy en día, los dispositivos móviles se han convertido en la forma en que la gente consume contenido.

Aunque los desktops todavía son relevantes, el consumo de los medios digitales en dispositivos móviles ha subido de forma imparable en los pasados años y continuará creciendo.

De acuerdo a comScore, los dispositivos móviles son usados durante 65% del tiempo de consumo de medios digitales.

Adicionalmente, en 2015, los móviles oficialmente sobrepasaron a los desktops en términos de búsquedas en Google, al menos en Estados Unidos y otros países con gran penetración de Internet. Por ello, los expertos en SEO deben enfocarse en optimizar para la experiencia móvil, particularmente las apps, así como asegurarse que las páginas móviles carguen en dos segundos.

Local

Google ha cambiado sus resultados locales muchas veces durante los pasados años. En los anteriores tiempos del SEO, era fácil que algunos usaran técnicas para meter spam en esas listas incorporando palabras en el nombre del negocio, buscando ligas de directorios que usaban algo de spam, moviendo la ubicación exacta del negocio y demás.

Actualmente, lo local depende de las reviews o críticas positivas (gracias a la actualización Pigeon) más que de señales tradicionales como relevancia y el contenido de las páginas.

Social

Antes de Facebook, Twitter y otras redes sociales, los social ocurría vía email y mensajería instantánea, lugares que estaban fuera del alcance de las campañas SEO.

Hoy en día, lo social está en todas partes y los expertos en marketing digital que descuidan este canal lo hacen bajo su propio riesgo. Social Media y SEO deben trabajarse mano a mano para incrementar la exposición de la marca, conectar los negocios con su audiencia y generar interacción con los consumidores.

Ligas

Las ligas siempre han sido un factor significativo en determinar la posición en los resultados de los motores de búsqueda, pero generar u obtener ligas es una disciplina que ha cambiado mucho a través de los años.

Anteriormente, se trataba de la cantidad de las ligas: entre más ligas había a tu sitio, mejor posicionado estaba en los resultados. También pesaba el texto que contenía esa liga, pues eso podía ayudar a un sitio a estar más arriba con las palabras que estuvieran mencionadas en ella.

Era fácil obtener ligas de sitios de cuestionable reputación y muchos expertos en SEO buscaban ligas con textos relevantes a través de intercambios de ligas, peticiones directas y comprándolos. Hoy en día no sólo es cantidad, también es calidad.

Las ligas de sitios con autoridad en su tema y sitios relevantes a tu sitio tienen más peso, y las ligas de sitios tramposos se descuentan (en el mejor de los casos) o son penalizados (en el peor).

Además, los motores de búsqueda buscan  un perfil “natural” de ligas con una mezcla de ligas de todos tipos: follow y nofollow, con textos relevantes y textos pedidos por las marcas y demás.

Los encargados de SEO de hoy deben enfocarse en crear contenido de alta calidad y buscar ligas relevantes que den valor a los usuarios. También deben monitorear las ligas de cualquier sitio ‘tóxico’ y remover las que tienen baja calidad para mantener un perfil saludable.

SEO técnico

Este tema no ha cambiado mucho en los últimos años, pues los principios básicos de las auditorías técnicas aún aplican.

Sin embargo, los encargados de SEO deben asegurarse que los sitios de sus clientes están construidos en una forma amigable y carguen tan rápido como sea posible.

El SEO técnico es ahora un requerimiento para cualquiera que quiera ser desarrollador de sitios.

Imagen: ideyweb / dean bertoncelj
Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram