Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El eCommerce a beneficiado tanto a consumidores como a empresas y vendedores alrededor del mundo a brindar facilidades nunca antes imaginadas, sin embargo, al mismo tiempo que se ha presentado como una gran alternativa para adquirir bienes y servicios también ha traído consigo diversas amenazas y fraudes comunes en eCommerce.

Es por lo que tanto consumidores como comercios digitales se han visto en la necesidad de incrementar las medidas de prevención con el fin de no ser presas de hackers o defraudadores. Para mantenernos informados sobre cuáles son los fraudes más comunes en eCommerce y como podemos prevenirlos, AMVO nos ha compartido la siguiente información.

El robo de datos bancarios: uno de los fraudes más comunes en eCommerce

De acuerdo con AMVO, una de las formas de fraudes más comunes en eCommerce es el robo de datos bancarios, que sobre todo se da de forma presencial, es decir, los tarjetahabientes sufren el robo de sus datos bancarios en algún comercio físico o cajero, por lo que la primer recomendación es no perder de vista nunca el plástico, ni permitir que desconocidos tengan acceso a la información confidencial de las tarjetas de crédito o débito.

5 tips para minimizar posibles costos por fraude

Pero a pesar de que esta es la modalidad más común de fraude, también el mundo digital presenta varias formas de defraudar tanto a comercios como a consumidores.

Dentro del estudio más reciente sobre métodos de pago y fraudes de la AMVO se revela que 6 de cada 10 consumidores considera que ha incrementado de forma considerable el resigo a ser víctima de fraude electrónico, y por ello, al 84% le gusta que las páginas de eCommerce cuenten con protocolos de seguridad.

Cómo hacer tu eCommerce más seguro

Entre estos protocolos, la forma más sencilla de hacer que un eCommerce sea seguro es implementar el protocolo HTTPS, con el que se permite establecer una conexión segura entre el servidor y el cliente, conexión que no podrá ser interceptada por personas no autorizadas.

Para saber si el sitio web que visitas cuenta con este protocolo, solo tendrás que observar la barra de direcciones en el que encontrarás un candado pequeño asegurado, este es un reflejo de que la navegación en este sitio es segura.

Si cuentas con un eCommerce, debes integrar como primer paso los sistemas de seguridad con el fin de proteger tanto a tu comercio en línea como a los consumidores.

Para ello puedes ejecutar sistemas de seguridad durante el pago con tarjetas de crédito, tal como son los sistemas MasterCard SecureCode o Verified by Visa.

Además, deberás asegurarte de que tu plataforma de pagos sea capaz de soportar el protocolo AVS (Adress Verification Service), CV2 o 3D Secure.

Cómo utilizar el HTTPS para mejorar el posicionamiento SEO

Como consumidor, evita seguir enlaces sospechosos o brindar datos adicionales

Un paso más es contar con un sistema de verificación de datos del cliente, y, por último, AMVO aconseja integrar un proceso de autenticación con el fin de combatir los contracargos (cuando el cliente impugna un cargo y solicita un reembolso al emisor de la tarjeta) ya que estos representan un impacto económico para los negocios: por cada dólar de valor transaccional perdido, se pierden en total 3.39, de acuerdo con el estudio True Cost of Fraud 2018 de LexisNesis.

Si eres consumidor, evita llegar a sitios de eCommerce por medio de links sospechosos que carezcan de protocolo HTTPS, y que solicite datos inusuales, además de recomendarte que jamás compres por medio de redes públicas o poco confiables, así como realizar un monitoreo constante de tus estados de cuenta para detectar cualquier anomalía.

Imagen: Depositphotos

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram