Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Vender directamente en Instagram ya es una realidad. A partir de ahora, las compañías de Estados Unidos que posean una cuenta de empresa en la red social podrán hacer uso de los Shoppable Posts, las publicaciones que permiten vender en la plataforma sin la necesidad de utilizar un navegador.

Al igual que sucede con Facebook, Instagram no quiere que sus usuarios tengan que abandonar la red social para acudir a la llamada de las marcas que quieren ofrecer sus productos en ella, quienes hasta ahora, han podido promocionar sus productos por medio de fotografías y vídeos, integrando en el mejor de los casos un enlace que redirecciona al sitio web de la marca.

Tratando de ofrecer una mejor alternativa, la plataforma integró desde noviembre pasado una función con la cual se pueden etiquetar productos en las fotografías que han sido compartidas por las cuentas empresariales, aunque hasta ahora sólo estaba disponible para 20 empresas en su versión de prueba pero ahora se abren a las cuentas empresariales en EEUU.

Cómo funcionan los Shoppable Posts

En los Shoppable Posts los usuarios pueden ver una composición fotográfica con uno o más productos y al pulsar sobre ellos se muestra un botón. Una vez seleccionado el producto que prefieran, los usuarios verán una página, sin la necesidad de salir de la aplicación, con detalles como el precio, descripción, fotos adicionales y un botón que permite “comprar ahora”.

De hecho, el diseño de Shoppable Post nos recuerda a los Instant Articles de Facebook, pero dedicados a los productos. El hecho de mostrar los productos a detalle dentro de la aplicación será una gran ventaja para los dos millones de anunciantes que utilizan Instagram en sus campañas. Puedes ver su funcionamiento en el siguiente vídeo:

Debido a que las páginas de producto se cargan dentro de la aplicación, se muestran mucho más rápido de lo que podría abrirse el navegador, y si los detalles no atraen al cliente, se puede regresar rápidamente hacia el feed de noticias de la marca.

Además, las cuentas empresariales que utilicen los Shoppable Post también tendrán acceso a las métricas provenientes de la función, que incluyen el número de personas que han accedido al producto o hacia las páginas de información.

En un futuro, Instagram planea integrar un botón de “guardar” para que los usuarios puedan etiquetar aquellos productos que les han gustado, para después regresar a verlos en detalle. Esta sería una buena opción ya que no siempre las ventas se logran en el primer impulso, y cada día más usuarios utilizan internet para realizar una comparación entre opciones y precios para tomar su decisión de compra.

Tras varios intentos, se han logrado integrar las ventas directas en Instagram

Los planes para transformar a Instagram en un punto de venta no son nuevos. De hecho hace unos meses te comentábamos sobre Nike, que anunció que incluiría a la red social como un punto de venta directo, aunque no había desvelado como lo lograrían.

Un caso más cercano fue el de Reebok, que se asoció con la empresa de tecnología de marketing Curalate, y crearon una página transaccional que es una réplica del diseño de Instagram a la que sus consumidores son redirigidos. Una estrategia no tan útil como los Shoppable Post, pero sí que aprovechaba al gran número de usuarios que son atraídos a descubrir productos en la red social cada día.

Ya nada de eso será necesario, en  un inicio los Shoppable Posts solo estarán disponibles para las cuentas empresariales en Estados Unidos, pero se espera que próximamente estén al alcance de todas las marcas a nivel mundial.

Para más información, consulta el video en nuestro canal de YouTube:

Imagen:  TechCrunch

Shares