Facebooktwitterlinkedin

Puede que conozcas de sobra qué es y cómo funciona Shopify, o al menos te sonará, pero lo que quizás no tengas tan claro, es su historia. Y para eso estamos nosotros aquí 😉

Qué es Shopify: el origen

Este CMS fue fundado hace ya unos cuantos años, concretamente en 2004 por Tobias Lütke, Daniel Weinand y Scott Lago tras una intentona de abrir una tienda en línea para Snowboard llamada Snowdevil. Y decimos “intentona” porque en primera instancia no fueron capaces de encontrar ningún producto de comercio electrónico que cubriera las necesidades que demandaba su tienda.

¿Quizás sería más fácil construir un software propio? ¡Dicho y hecho! Luke, programador informático, construyó su propio software de venta online de productos para poder poner en marcha la tienda online de Snowdevil tras un par de meses de desarrollo.

Shopify se fundaba en 2004 pero la puesta en marcha de la plataforma tuvo lugar dos años después, en 2006.
En junio de 2009, Shopify lanzaba una API de la plataforma y la App Store. A partir de aquí, el crecimiento fue imparable.

En 2007 fue finalista en los CNET Webware Awards y amplió su plantilla de 40 personas en 2010 a 140 en 2102 para después seguir ampliando hasta 300 en 2013. En 2020 alcanzó los 5.000 empleados en 17 oficinas repartidas por doce países. Más de un millón de vendedores ya usan Shopify en todo el mundo.

2020, el año del gran crecimiento de Shopify

Según la información ofrecida por la empresa, sus ingresos totales durante el pasado año pandémico fueron de $2.929,5 millones, lo que supone un crecimiento interanual del 86%. Este crecimiento se desglosa en un incremento en los ingresos por suscripciones del 41%, y un 116% por parte de las soluciones comerciales.

Otro aspecto que mostró un increíble crecimiento fue su GMV, o valor bruto de ventas: este indicador hace referencia al valor de todos los productos vendidos en la plataforma, sin tener en cuenta descuentos. Por ejemplo: si se venden 10 pares de zapatos a 25, el valor de ventas será de 250, a pesar de que algunos de los zapatos se hayan vendido por menos debido a la incorporación de descuentos o promociones en la compra.

Dicho esto, el incremento en el GMV de Shopify fue de un 96% en comparación con 2019. Esto supone un ingreso neto por valor de ventas de 119.600 millones de dólares. De esto, el 45% se vio procesado por medio de la propia plataforma de pagos de Shopify.

Por otra parte, el beneficio bruto anual registró un incremento del 78%, junto con un beneficio neto de $319.5 millones. Con esto también presentó un ingreso operacional del 3%, en comparación con un 9% de pérdida presentado en el 2019.

Durante 2020 Shopify superó en ingresos a eBay, por lo que en su continuo crecimiento ya empieza a acercarse al gigante de Jeff Bezos. Para 2018 el valor de ventas de Shopify suponía tan solo el 25% de los resultados del marketplace de Amazon. Para 2019 esta proporción pasó a ser de un 30%, para finalmente en 2020 alcanzar un 40% del GMV del marketplace.

Sin duda se mantiene una gran diferencia entre ambas empresas, pero si Shopify continúa creciendo de la misma manera serán pocos los años en que llegue a igualar a Amazon (al menos, en la parte que corresponde a su marketplace). Sin embargo, esto no es necesariamente una competencia para el titán del eCommerce, más bien se presenta un posible nuevo enfoque debido a las diferencias en sus plataformas.

Shop, la última evolución de Shopify

En abril de 2020, Shopify anunció el lanzamiento de Shop, una nueva app que funciona como un marketplace. Con Shop los usuarios aún pueden realizar el seguimiento de sus envíos, pero también les permite navegar por un feed de productos recomendados, conocer nuevas marcas y realizar compras directamente en la aplicación.

Las tiendas pueden integrar el sistema de pagos Shop Pay que les permite a los consumidores pagar con tan solo un clic. Con ello pueden mejorar experiencia del cliente y llegar a nuevos consumidores potenciales. En la pestaña “Tiendas” los consumidores pueden encontrar un feed de compras personalizado, que muestra selecciones de productos, ofertas especiales y nuevos productos a descubrir. Este feed se alimenta del historial de compras de los consumidores y las marcas que siguen en Shop.

Shop también muestra si la tienda online se encuentra físicamente cerca del usuario, y si ofrece una opción de recolección de pedido en tienda. De esta forma los clientes pueden encontrar negocios locales en caso de que prefieran no esperar al servicio de paquetería.

Pero… ¿cómo funciona Shopify?

Shopify es un CMS para eCommerce que permite diseñar tu tienda online al gusto sin necesidad de tener conocimientos de programación, así de sencillo. Puedes hacer tu propia tienda online en pocos minutos con total facilidad. La interfaz que presenta es muy flexible y el proceso de construcción de la tienda es muy intuitivo y eficaz sin que pierdas tiempo en la navegación. Se trata de un CMS que te hará más fáciles las tareas de gestión desde el principio.

Lo único que vas a necesitar es acceder a su web y añadir un correo electrónico para comenzar a crear tu tienda online. A continuación cubrir todos los datos que te solicite (este paso es muy sencillo), escoger un plan de pago y por último una plantilla que vayas a utilizar. Cuenta con más de 100 así que tendrás mucho dónde elegir. Tanto gratuitas como de pago y además ordenadas por sectores de negocio (moda, arte, tecnología, etc).

Si además cuentas con algo de conocimientos básicos de HTML y CSS, tendrás la opción de personalizar el diseño de la plantilla que escojas, pero esto ya es el siguiente nivel.

Cuánto cuesta Shopify

  • Plan Basic (29 usd/mes). El plan más sencillo para crear productos y categorías ilimitados, con 2 cuentas para empleados.
  • Plan Shopify (79 usd/mes), que llega a 5 cuentas e incluye la posibilidad de crear informes de rendimiento.
  • Plan Advanced (299 usd) para negocios grandes, con la posibilidad de que hasta 15 empleados puedan acceder a su panel de control.

Ten en cuenta que además de estos precios, tendrás que sumarle la tarifa (entre un 2,4% y un 1,8%, según el plan que hayas elegido) por cada pago que recibas mediante tarjeta de crédito en el caso de utilizar Shopify Pay, el procesador de pagos nativo de Shopify.

¿Y cuáles son sus ventajas?

  • Sencillez en la creación y gestión de tu tienda online. Te será muy fácil crear, personalizar y preparar tu tienda online para empezar a vender en poco tiempo, y además puedes diseñar un blog para promocionar tu tienda con él.
  • Hosting incluido así que no te vas a tener que preocupar por la velocidad de carga de tu tienda.
  • Buen servicio de atención al cliente. Asistencia mediante foros, correo electrónico o incluso chat. Además cuenta con Shopify Academy, una plataforma con cursos gratis para echarte una mano con la gestión de tu negocio.
  • Estadísticas de clientes (en los planes de pago superiores), lo que te ayudará a orientar tu estrategia de ventas.
  • Facilidades de pago, ya que cuentan con más de 70 monedas de pago internacionales que te permiten vender de forma local y en otros países.
  • Puedes vender incluso sin tener el propio producto ya que se integra a sitios de Dropshipping con apps como Ordoro o Inventory Source.
  • Sistema de impuestos automáticos, para que no tengas que preocuparte por nada ya que Shopify se encarga automáticamente de los impuestos estatales y por país a partir de la ubicación.
  • Productos ilimitados que pueden ser variados según características, con la posibilidad de importar o exportar los productos con archivos csv o una de las apps para importadores/exportadores de la tienda.
  • Acepta y gestiona pedidos en cuestión de segundos, ya que recibirás un email o notificaciones móviles cada vez que recibas una nueva venta. A los clientes les gusta la inmediatez del servicio.

No todo puede ser tan bueno…

  • No es de código abierto. Ups. Con lo que si te decantas por esta plataforma, tendrás que pagar para poder acceder a sus planes.
  • No tendrás grandes opciones de modificación en los procesos de “Check Out” y se podrían considerar como “limitados”.
  • Tiene un costo que debes afrontar todos los meses.
  • Por último, ten en cuenta, que hay algunas características como las suscripciones en pagos que, si quieres contar con ellas, te va a tocar pagar una comisión por usarlas.

Y ahora que ya saber qué ventajas tiene Shopify y lo sencillo que es utilizarlo, ¿vas a utilizarlo para crear tu tienda online?

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!