Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

AT&T cerró un trato con el cual adquirió a Nextel de México, proveedor de telefonía móvil con cerca de 3 millones de suscriptores y una red con potencial de servicio de 76 millones de personas. AT&T pagará mil 875 millones por la compañía, costo que no incluye una cantidad de deuda no especificada.

Nextel de México pertenece a NII Holdings, empresa estadounidense que se declaró en bancarrota en septiembre pasado.

Grandes planes

Nextel México es el segundo proveedor que AT&T compró en los pasados meses. En noviembre, AT&T llegó a un trato con Iusacell, adquiriendo a este proveedor de 9.2 millones de suscriptores por 2 mil 500 millones de dólares.

Al combinar a ambos proveedores, AT&T podrá expandir rápidamente su presencia en México y crear otra gran empresa de telecomunicaciones en el país.

Busca crear competencia

La empresa afirmó que el objetivo es crear mayor competencia y un Internet móvil con velocidad más rápida para el mercado mexicano y que Nextel en particular les ayudará a alcanzar a gente fuera de las ciudades más grandes.

Aunque AT&T está lejos del más grande proveedor en México, incluso con estas adquisiciones. Telcel es quien cuenta con el 70% de la cuota de mercado inalámbrico del país. Pero con estos movimientos muestra un inicio agresivo hacia una competencia con los más grandes nombres de México.

Además, se cree que esto ayudará a AT&T a acelerar sus planes para ofrecer su primer servicio a través de la frontera en Estados Unidos y México. AT&T también tiene pendiente la compra de DirecTV, que tiene operaciones en México.

Como parte de la compra, AT&T ganará control del espectro de Nextel México, sus activos de la red y tiendas físicas, así como todo lo que pueda considerarse parte de sus activos inalámbricos. El trato será finalizado a mediados de 2015 y requiere la aprobación tanto de las autoridades de Estados Unidos como las de México. La compra de AT&T de Iusacell finalizó a principios del mes.

Shares