Copiar enlace

El mundo fintech sigue evolucionando, y uno de los players mexicanos que se propone revolucionar ecosistema es la app Yo. Se trata de una plataforma tecnológica que ofrece préstamos a usuarios en México y Latinoamérica a través de un sistema de empeño, permitiéndoles tener acceso a una línea de crédito y así contribuyendo a la inclusión financiera.

La fintech Yo busca brindar libertad financiera y liquidez

Rafael Maya y Julian Arber dieron inicio al proyecto hace poco más de seis meses, en miras de revolucionar el ecosistema fintech a nivel regional con su propuesta, la cual destaca por convertir activos físicos (relojes, muebles, dispositivos electrónicos, etc.) en líneas crediticias. Con ello, apuntan a mejorar el historial crediticio de los mexicanos y ampliar sus oportunidades financieras, logrando hasta el momento apoyar a 10 mil clientes, en miras de de llegar a más de 100 mil a lo largo del año.

Nuestra visión de ser ‘agnósticos de colateral’ nos permite ofrecer soluciones financieras únicas y efectivas. Al liberar el valor intrínseco de los activos físicos, proporcionamos libertad financiera y liquidez a quienes más lo necesitan, especialmente a jóvenes que buscan iniciar su vida financiera“, comentó al respecto Julian Arber, Cofundador y Chief Executive Officer de la startup.

La IA es una aliada clave para la empresa

Para determinar el costo de los activos a empeñar, la plataforma se apoya en inteligencia artificial (IA), la cual detalla el monto posible para prestar, tomando en consideración el modelo, marca y sus características. Una vez analizado el objeto y sus atributos, la herramienta tomará aproximadamente 20 minutos aprobar el crédito, arrojando la cantidad del préstamo la cual puede ir desde los 2.500 hasta los 85 mil pesos. Posteriormente, la misma IA determinará la tasa de interés, adaptándose a las necesidades de cada solicitante.

Cabe mencionar que los usuarios que decidan tramitar la línea de crédito también tienen la posibilidad de elegir garantía en moneda tradicional, y no únicamente en activos físicos, además de poder elegir el límite de su préstamo. Por otro lado, la tarjeta Visa en donde se almacenarán sus fondos tiene presentación tanto física como virtual, en tanto que facilita un cashback del 3% por cada transacción y permite hacer compras internacionales.

Hasta ahora, la fintech centraliza su estrategia en territorio mexicano, pero proyectan que para este año puedan expandir su operación a otros territorios de Latinoamérica, además de que planean aceptar automóviles y casas en su portafolio de productos.

Así evolucionan las soluciones financieras en México

El crecimiento de las fintech en México es un fenómeno que avanza a pasos agigantados en el país, con el surgimiento de nuevas plataformas y herramientas de talla nacional e internacional cuya oferta va dirigida a empresas o usuarios. Al año 2021 se contabilizaron en el país 512 empresas de este giro, 71 compañías más que en 2020 y 118 más que en el año 2019, lo que representa un crecimiento del 16%.

No obstante, esto ha provocado también que el mercado sea cada vez más competitivo, obligando incluso a players de mayor tamaño a desistir y abandonar la carrera. Una de ellas es RappiCuenta, fintech de la app de delivery, la cual dio a conocer que cerrará sus operaciones a partir del 11 de febrero de este año, dejando atrás su oferta del 10% de rentabilidad anual, aunque su producto principal, la RappiCard, seguirá participando en el ecosistema y afianzando a más mexicanos.

Imagen: Canva

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!