Facebooktwitterlinkedin

Efectivamente, tal y como lo lees, MySpace sigue existiendo. Este muerto está muy vivo, o más bien, sobrevive. La que antaño fue una de las redes sociales primigenias y se ganó un hueco en el Olimpo de las plataformas gracias a su éxito, sufrió un abrupto descenso al Inframundo. Pero, a diferencia de lo que muchos creen, este no fue su final.

Los inicios de MySpace

Corría el año 2003 y el mundo entero hablaba de MySpace. La red social creada ese mismo año por Tom Anderson y Chris DeWolfe, permitía a sus usuarios estar en contacto con sus amigos y familiares, además de subir fotos, vídeos y música a su perfil.

Esto último se convirtió en uno de los ejes centrales de la plataforma y MySpace se convirtió en el espacio ideal para que los artistas musicales compartiesen su trabajo, acercándolo a una mayor cantidad de público y dándose a conocer. Algunos de los artistas cuyas carreras se vieron impulsadas gracias a sus perfiles en MySpace son: Lily Allen, My Chemical Romance o Panic at the Disco.

Sin embargo, uno de los paradigmas del éxito que experimentó y repartió MySpace es el del famoso grupo Arctic Monkeys. Su estrategia inicial se basó en compartir toda su información (fechas de conciertos, lanzamientos, etc) y su música a través de la plataforma. El número de usuarios interesados en este grupo alternativo británico fue aumentando, su reconocimiento les llevó a participar en eventos y finalmente a ser fichados por una discográfica. El resto, como se suele decir, es historia.

El fugaz éxito de MySpace pronto se tornó en fracaso

MySpace se creó con el objetivo de hacer sombra a Friendster, la red social del momento, y lo consiguió. Lo que no sabía era que, poco después, irrumpiría en escena su gran enemiga: Facebook. Y, es que, quien mucho corre, pronto para, y eso mismo le pasó a MySpace. Si bien es cierto que, disfrutó de un periodo de éxito absoluto… pronto llegaría su fracaso. Facebook se apoderaba de los que un día fueron sus fieles seguidores y, además, aparecía otro obstáculo más en el camino: Twitter.

Pero la historia no acaba aquí, ya que en 2007 se produjo una pintada, en la fachada de una fábrica en un barrio de Londres, en la que se podía leer claramente: “MySpace is for losers”. A partir de ese momento, su fracaso se fue haciendo cada vez más palpable. Al lado de las nuevas alternativas que iban apareciendo, tan valoradas por los fans de las redes, MySpace se había quedado atrás. Sin sentido, sin usuarios, sin nada.

Esa pintada, junto con el hecho de que las nuevas redes eclipsaron por completo a MySpace, hizo que miles de jóvenes abandonasen la plataforma y migrasen a otras que parecían tener un mejor futuro.

MySpace se coló en la mecánica de selección para Eurovisión en España en 2008

La participación de España en Eurovisión el año 2008 resultó de lo más llamativa. Pero, más allá de que el Chiki Chiki lo bailasen en la China y también en Alcorcón, algo realmente curioso fue la metodología que TVE decidió aplicar en el proceso de selección.

Ese año, Salvemos Eurovisión fue el título escogido para bautizar la campaña de selección del representante de nuestro país. Y, para realizar las votaciones y escoger al representante de España TVE decidió aliarse, sorprendentemente, con MySpace. Se creó una web en la que cualquiera podría inscribirse para postularse como candidato creándose un MySpace musical y subiendo un vídeo de presentación. Así mismo, cualquiera podía escuchar las canciones y votar.

El casting virtual contenía las candidaturas de nada menos que 528 aspirantes, lo que implicaba que para visionar todas las propuestas hacía falta invertir unas 27 horas. Pero, no solamente el número de candidatos fue sorprendente, sino que la cantidad de personas que votaron a su favorito en MySpace fue tal que la plataforma colapsó. Ese 15 de febrero, el número de usuarios que se conectaron en la web cuadruplicó el máximo histórico registrado.

Debido a este colapso, la votación tuvo que retrasarse dos días, lo que le valió numerosas críticas a TVE. En cada uno queda determinar si MySpace, logró o no salvar Eurovisión, pero lo que está claro es que no fue suficiente para salvarse a sí misma, a causa de los numerosos problemas técnicos que presentó, a pesar de la gran oportunidad que pudo haber supuesto.

2016: MySpace renace gracias a Time Inc.

MySpace volvió a nacer gracias a Time Inc.. La compañía editora de varias revistas importantes, entre ellas Time, se hizo con la pionera red social en 2016 gracias a la compra de Viant, una empresa especializada en servicios de Internet a la que pertenecía la misma. Esta fue la respuesta a las plegarias de la plataforma, que parecía al borde de la extinción tras haber caído en ese pozo negro que es el olvido.

No obstante, aunque este movimiento salvó a MySpace, no la sacó de la cuerda floja, ya que la red social no recuperó ni de lejos su pasado éxito.

La estrategia de Time Inc.

La compañía anunciaba la operación justo después de haber conocido su informe trimestral de resultados, que no había sido del todo favorable, pero no, los propietarios de Time Inc. no se volvieron locos. El movimiento de compra tuvo un sentido, ya que gracias a esa adquisición, la empresa aumentó su cartera de servicios. Algo que hizo con el objetivo de incrementar su base de usuarios en una estrategia claramente definida que buscaba aportar el suficiente valor a todos sus clientes.

MySpace sufrió un borrado masivo de datos en 2019

Si todas las desgracias anteriores no fuesen suficientes para la pobre MySpace, en 2019 una migración de servidor provocó la pérdida de millones de datos. Como se suele decir, ¿no quieres caldo? Pues toma dos tazas.

A pesar de su abandono, si MySpace aún conservaba algo de gran valor, esto era su patrimonio musical. Todas las canciones, archivos y datos permanecían en la plataforma atestiguando su época dorada y servían como cajón de los recuerdos para los fans de la música o los usuarios comunes que disfrutaban de revisitar sus antiguos perfiles. Sin embargo, en un instante su legado se desvaneció, al perderse 53 millones de archivos (fotos, vídeos y archivos) subidos a la plataforma entre 2003 y 2015.

Pero, por suerte, esta historia no tiene un final tan triste, ya que la plataforma Internet Archive logró salvar una pequeña parte de estos datos y los reunió en una colección llamada «The Myspace Dragon Hoard» (2008-2010).

MySpace… ¡está viva! (más o menos)

Tal y como adelantábamos en el inicio del artículo, MySpace continúa en activo. Ahora mismo podrías crearte una cuenta o simplemente echarle un vistazo a sus diferentes secciones. La estructura actual de la plataforma recuerda a una estándar de blog o web de noticias. Y, es que, MySpace se ha refugiado en la música y se ha alejado de su faceta más «social», dejando ese papel para otras redes que ya triunfan en ese campo.

MySpace

La página de portada que aparece en MySpace muestra varios apartados como: noticias, artista del día, top 8, etc. No obstante, al acceder a estos apartados, descubrimos que en varios las últimas publicaciones se corresponden con 2017.

Por su parte, en el menú de la barra lateral izquierda, se encuentran las secciones: Colaboraciones (que se corresponde con la página principal), Música, Vídeos y Gente. En Música puedes descubrir canciones, álbums, artistas o mixes, que hayan subido otros artistas o usuarios y en Vídeos puedes hacer lo propio con estos contenidos. Por último, en Gente es posible realizar una búsqueda directa, usar filtros para buscar personas o acceder a los perfiles de interés que MySpace muestra de forma predeterminada.

No obstante, cabe destacar que a veces la plataforma no funciona de forma correcta, hay imágenes o contenidos que no se cargan, al realizar búsquedas tarda en reaccionar y la usabilidad tampoco es la mejor del mundo. Sin duda nos alegramos de que MySpace todavía pueda dar servicio a los y las amantes de la música, pero, está claro que, si quiere volver a rozar lo que una vez fue, le queda un largo camino por recorrer.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!