Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Amazon, dentro de su programa Prime, está implementando una nueva idea que podría ser un antes y un después para quienes compran moda.

La compañía está permitiendo a quienes son miembros de este programa en Estados Unidos comprar todo lo que les agrade de su catálogo de moda con la posibilidad de regresar todo lo que no les quede.

¿Cómo funciona Amazon Prime Wardrobe?

Esta iniciativa todavía está en beta, pero los interesados pueden ingresar al sitio de Amazon y registrarse para recibir una notificación para cuando sea lanzado oficialmente.

¿Cómo funciona? Primero eliges al menos 3 artículos, con un límite máximo de 15, de entre más de un millón de opciones en Amazon Fashion.

Esto puede incluir ropa, zapatos y accesorios para niños y adultos.

Después, llenas tu caja de Prime Wardrobe con lo elegido, entre lo cual puede haber marcas como Calvin Klein, Levi’s, Adidas, Theory, Timex, Lacoste y más.

Una vez que llega esta caja, es posible probarse todo lo elegido hasta por 7 días. En ese momento se puede programar una recolección gratuita o llevar la caja resellable con su etiqueta de envío prepagado a la más cercana mensajería que tenga convenio con Amazon.

Si te quedas con tres o cuatro artículos de la caja obtienes un descuento de 10%, si mantienes 5 o más, 20%.

Sólo se paga lo que mantienes, sin ningún cargo por adelantado. Amazon Prime Wardrobe es gratis para miembros de Prime, sin cuotas gratis.

Tomando el ejemplo de Zappos y otras empresas

La empresa está copiando el método de Zappos, sitio que compró hace poco tiempo, de quitarle preocupación y arrepentimiento al proceso de regresar algún artículo de moda.

Con esto, Amazon podría hacer que las personas se sientan más cómodas de iniciar una compra en línea de vestimenta.

Además, tiene la ventaja de obtener un descuento en algún producto que verdaderamente quieras quedarte, gran ventaja si eliges sabiamente.

Este movimiento podría ser muy lucrativo para Amazon, pues la moda ha aumentado su cuota en las compras digitales en los últimos 3 años, pasando de 15.4% en 2013 a 17% en 2016, de acuerdo a comScore.

Amazon Prime Wardrobe es similar a servicios de entrega de moda, con la diferencia que obtienes productos que no eliges.

Este tipo de iniciativas están más enfocados en personas que no gustan de comprar.

Wardrobe te deja elegir  qué deseas más que recibir una caja de algo agregado al azar.

La rapidez y simplicidad podría ser una buena ventaja competitiva. Si quieres vestimenta para ocasiones especiales, puedes estar seguro que llegará a tiempo y no tendrás problemas con regresarlo.

Ese tipo de fricción puede causar que las personas se queden con artículos que no quieren… o disuadirlos de comprar ropa en línea.

Además, al eliminar estos problemas, eliminaría una de las grandes ventajas de las tiendas físicas. Igualmente, al poder regresar cualquier cosa comprada sin quererla realmente, podría hacer más fácil comprar a través de comandos de voz con Alexa.

Sin duda, esto está en línea con la idea que Jeff Bezos expresó hace una década de que, para ser una empresa de 200 mil millones de dólares, Amazon debe aprender a vender ropa y alimentos.

Pareciera que la empresa fundada en Seattle cada vez se acerca más a ese objetivo y podría expandir su estatus como la empresa más dominante en eCommerce.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram