Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

En un post anterior hablamos acerca de los riesgos existentes en rediseñar una tienda en línea y cómo reducirlos lo más posibles.

En ese proceso se explicó que, al renovar completamente un eCommerce, se podía incurrir en algunos problemas, como:

  • Gastar más de lo presupuestado
  • Invertir más tiempo del planeado
  • No lograr cambios en el desempeño al rediseñar el eCommerce

Así, en este post se expondrá cómo mejorar un eCommerce sin necesidad de rediseñarlo.

Algunas alternativas a rediseñar

Existen al menos dos posibles alternativas a un rediseño completo: un ‘rescate’ y una adaptación.

Click To Tweet

Rescate de tienda

Un rescate es un proceso donde las áreas más débiles de la tienda son mejoradas y modernizadas para que se adapten a estándares modernos.

Los rescates se enfocan típicamente en el embudo de ventas o sales funnel, con el objetivo de mejorar las tasas de conversión. El embudo de ventas y las mejoras a la optimización de tasas de conversión puede tener un rápido resultado, menos de 12 meses.

Las áreas comunes para rescates son:

  • Diseño de página principal
  • Formas de registro de campañas de email y mensajería
  • Páginas de producto
  • Landing pages
  • Flujo hacia la caja o checkout

Adaptación

Una adaptación es similar a un rescate, pero tiene un enfoque más fuerte en la administración del backend.

El propósito de una adaptación es mejorar y eliminar procesos innecesarios, especialmente el trabajo manual.

Si se reemplazan las órdenes de compras manuales y basadas en papel con un sistema automático, se ha hecho una adaptación.

Una adaptación puede ser una mejora tecnológica, así como un cambio en los procesos en los que participan personas.

Algunas áreas comunes para adaptar son:

  • Conectar un carrito de compras a un proveedor de envíos de modo que un cliente pueda rastrear el estatus de sus órdenes.
  • Órdenes automáticas de compra, proveedores y proceso de drop-shipping
  • Establecer devoluciones automatizadas.

Por qué vale la pena usar estas alternativas

Un rescate o una adaptación muchas veces son más lógicas que un rediseño completo.

Los rescates y las adaptaciones cuestan menos y ofrecen resultados más rápidamente que un rediseño. Es posible evaluar los retornos de cada rescate o adaptación. Además, una vez que el costo de cualquier trabajo excede el retorno esperado, se puede parar y planear otro tipo de mejora.

También es posible usar estas alternativas para ir avanzando en un rediseño mayor. En vez de tener un rediseño que tome 12 meses, donde no se ve valor hasta el mes 13, es posible estructura el rediseño en 12 adaptaciones de un mes cada una. Después de acabar cada una de ellas se verán retornos.

Enfocarse en los resultados

Recuerda que un eCommerce debe mejorar tus resultados haciendo que los consumidores compren productos.

Los rediseños, aunque son riesgosos, pueden ser útiles, pues se tendrá un lienzo completo para hacer mejoras en toda la tienda.

Existen múltiples ejemplos de negocios que reconstruyeron todo un sitio y reportaron un crecimiento masivo. Pero las mejoras paulatinas también pueden ser útiles. Crecer un porcentaje menor puede ser beneficioso si se hizo un gasto moderado y se usó poco tiempo. Además, si se logra un crecimiento en cada cambio programado también pueden igualarse los resultados de un rediseño completo.

Julia Tim / Shutterstock.com

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram