Facebooktwitterlinkedin

La propaganda es una herramienta de la comunicación que está inmersa en nuestra sociedad a través de los gobiernos, marcas, políticos y hasta en la educación, sin embargo, los mensajes de propaganda negativa en México buscan cambiar la opinión pública y manipular con un propósito específico.

Según los especialistas que participaron en El Ejercicio de la Propaganda en México, un evento organizado por Asociación Mexicana de la Comunicación (AMCO), es necesario que el receptor a un mensaje sepa verificar qué es esencial y qué sirve para sus organizaciones, además dieron 8 puntos para evitar la propaganda negativa en las campañas publicitarias.

Especialistas debaten qué define a una propaganda

Solamente conociendo el contexto, momento y quién es el que define o difunde los mensajes se puede analizar de manera correcta a la propaganda, así lo establecieron diversos especialistas quienes explicaron cómo es que se crea la propaganda en la República Mexicana, sus distintas situaciones y matices.

En El Ejercicio de la Propaganda en México participaron Erika Ruiz, investigadora del Colegio de Investigación y Docencia Económica (CIDE); Beata Wojna, exembajadora de Polonia en México y catedrática en temas de política internacional; y Rodrigo Pacheco, periodista de negocios.

Acordaron que casi siempre, la propaganda está asociada a situaciones negativas, pero en la realidad es simplemente una herramienta de la comunicación para persuadir la opinión de la gente: “En los países donde se respeta más la libertad y la democracia, suele haber más crítica hacia la propaganda desde el poder, es decir, desde los gobiernos«, dijo Beata Wojna.

En tanto, Rodrigo, Beata y Erika determinaron que la propaganda está siempre buscando el poder por eso es necesario comprenderla para no ser manipulado e indicaron que la comunicación corporativa es esencial para definir que sucede y se dice realmente en la propaganda.

El comunicador corporativo tiene que comprender y entender qué hay más allá de los mensajes del poder, pues de esa forma tendrán una visión más real de hacía quiénes son los mensajes, y si hay una relevancia hacia sus empresas”, dijo la investigadora del CIDE.

Al respecto, Pacheco, dijo que los comunicadores deben tener naturalidad, enfatizando que, “cuando uno tiene que comunicar, ya sea como periodista o empresario, lo tiene que hacer con autenticidad, pues de otro modo, se nota cierta falsedad en los mensajes, y uno pierde credibilidad”.

¿Cómo evitar la propaganda negativa en México?

Para que las agencias, comunicadores y periodistas evitan caer en la propaganda negativa, los especialistas han ofrecido 8 puntos para no caer en la propaganda negativa:

  1.  Para no propagar mensajes negativos, los comunicadores deben atreverse a hablar antes de que otros lo hagan por ellos, pero deben saber en qué momento y manera hacerlo.
  2. Las compañías tienen que definir qué es lo real e importante, la forma de hacerlo es buscando en las fuentes primarias, sin replicar otros medios.
  3. Decir la verdad, sin opacarla o cambiarla.
  4. Evitar el miedo a los distintos métodos y canales de comunicación, los principios y la comunicación es la misma, pero cambia el canal por donde se emite.
  5. Para no caer en propaganda, es necesario tener agilidad para percibir los mensajes y contrarrestarlos.
  6. Hay que entender que los medios de comunicación son la base de la opinión pública y de las democracias.
  7. Se deben crear estrategias de comunicación para mandar mensajes eficaces de manera rápida y evitando errores.
  8. Pensar que siempre hay alguien escuchando o leyendo, es importante entender que hay un receptor que absorbe la propaganda.

Finalmente, la propaganda es un instrumento que continuará siendo parte de nuestra vida cotidiana, por ello las empresas y comunicadores tendrán que definir los mensajes, traducirlos y explicarlos a las organizaciones para que puedan aprovechar sus entornos sin alarmarse o sentirse ofendidos.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!