Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

La publicidad hoy en día se ha vuelto una actividad muy compleja. Desde la llegada del Internet, una actividad antes sólo aplicable a medios tradicionales (radio, televisión, cine, periódicos, revistas), ahora puede mostrarse a la audiencia a través de una variedad de medios y canales, entre otros, blogs, sitios web, eCommerces, redes sociales, entre muchos otros.

Sin embargo, sí existen principios básicos que, a pesar de haberse creado en épocas que el Internet ni siquiera se veía en el horizonte, siguen siendo vigentes, y que 100% te enseñaran en cursos de publicidad. Algunos de ellos provienen de uno de los máximos exponentes de la publicidad: David Ogilvy. Ogilvy nació en 1911, en Inglaterra. Emigró a Estados Unidos, donde se convirtió en un escritor publicitario legendario, creando cientos de frases publicitarias poderosas y efectivas que incluso hoy en día retienen su fuerza. Creó la famosa agencia Ogilvy & Mather en 1948, y aunque pudiera parecer que lecciones del siglo pasado, pre-Internet, no son valiosas, de hecho son muy aplicables.

Así que, si tomas un curso o varios cursos de publicidad, sin duda escucharás algunos de estos principios, los aplicarás, los ampliarás y adaptarás a los nuevos medios, pues siguen siendo altamente efectivos. Entonces, mi consejo es que prestes mucha atención a los siguientes puntos que te voy a presentar, para que, cuando tomes tus propios cursos de publicidad, ¡nadie te enseñe menos de lo debido!

Los 7 principios que debes aprender (sí o sí) en cursos de publicidad

Principio #1 a aprender en cursos de publicidad: Tu rol es vender

Un curso de publicidad que no te diga que tu rol final no es ser inteligente o ingenioso. Tampoco probar que puedes encontrar una frase que exprese de forma interesante un concepto. El rol principal de alguien que genera publicidad es vender. Nada debe de distraerte de esto.

Principio #2 a aprender en cursos de publicidad: Define qué y para quién

El posicionamiento no es un término curioso: es la forma en que se determina qué hace un producto y para quién es. Por ejemplo, en el caso de Dove se pudo haber pensado que fuera un producto para hombres, pero en su lugar se seleccionó que se promoviera ante mujeres de piel seca. Esto sigue funcionando aún hoy en día. Y hoy en día hay añadido un plus muy valioso a su posicionamiento: al comprar Dove se apoya la idea de luchar contra los estereotipos de cómo deben ser las mujeres según los medios, promoviendo las ‘fallas’ que estos encuentran como parte de su belleza.

Principio #3 a aprender en cursos de publicidad: Estudia al consumidor a detalle

Si no se realiza este vital paso, no se tendrá la oportunidad de producir publicidad que sea exitosa y que venda. Así, es muy importante que sepas para quién estás escribiendo, cómo piensa ese público y qué necesita.

Principio #4 a aprender en cursos de publicidad: No insultes la inteligencia del consumidor

Ogilvy decía que no se debe subestimar al consumidor ni creer que es tonto. Es necesario pensar en ellos como si fueran alguien cercano, por ejemplo, tu esposa. Insultarías su inteligencia si creyeras que con un mero slogan y unos adjetivos atractivos la persuadirías de comprar algo. Al contrario, hay que darle toda la información que sea posible ofrecerle. Es decir, es necesario respetar a tu audiencia. Cada día los consumidores son bombardeados por publicidad, mucha de ella que casi llega o incluso cae en lo ridículo. En su afán de mostrar cuán creativos, ingeniosos o inteligentes son, ignoran el hecho de darle la información necesaria al público para seducirlos a comprar.

Principio #5 a aprender en cursos de publicidad: Háblales en su idioma

Se debe hablar a la audiencia de la misma forma que se le habla a un amigo cercano que está frente a ti, decía Ogilvy. Cuando se habla a la audiencia no hay que dirigirse a ellos como si se tratara de muchas personas en un estadio. Deben leerlo como si estuviera dirigido a ellos en persona, como una carta que se hace para la audiencia en nombre del cliente. En tiempos de Social Media, esto se vuelve aún más importante. Hay que estar al tanto sobre los temas que manejan tus audiencias, cómo hablan, qué es importante para ellos.

Principio #6 a aprender en cursos de publicidad: Escribe grandes frases publicitarias

Si se logra crear grandes frases publicitarias, ya se habrá aprovechado el 80% del dinero invertido en un anuncio, de acuerdo a Ogilvy. Y es que 8 de cada 10 sólo leen la frase publicitaria principal. Es nos deja con 2 de cada 10 que siguen leyendo el resto del contenido publicitario. Con estos números, hay que pensar que la gente no quiere quedarse a leer algo complicado o con trucos, que los haga detenerse más de lo necesario en su ocupado día.

Principio #7 a aprender en cursos de publicidad: Haz de tu producto el héroe

La diferencia entre vender un producto A o uno B, cuando ambos tienen las mismas propiedades y hacen lo mismo, está en generar a uno de ellos características que el otro no posee, haciéndolo el héroe y la estrella. ¿Un caso de una marca que sus publicistas lograron convertir en la estrella? Apple. En la mente de los consumidores, no hay nada mejor en estilo, innovación, tecnología, calidad y simplicidad de sus productos. Estos son 7 principios de uno de los máximos exponentes de la publicidad. Quizá no los aprendas exactamente así, pero sin duda en tus cursos de publicidad debes encontrar quien te enseñe a aplicarlos en acciones. De esta forma lograrás destacar en tu camino profesional y ayudarás a destacar a tu empresa.

Shares