Copiar enlace

En el mundo de los negocios, nos encontramos frecuentemente con dos palabras que parecen similares, pero traen consigo significados y connotaciones distintas: eficiencia y efectividad. Entender la diferencia entre ambas palabras, y sobre todo la sinergia que pueden generar, es clave para llevar nuestros negocios al éxito, por lo que te explicaremos cómo se distinguen entre sí y cómo pueden ser valiosas para evaluar nuestros sitios web.

Eficiencia y efectividad: qué son y cómo son distintas

Para adentrarnos en los conceptos y conocer las bases que los distinguen, necesitamos primero irnos a las definiciones que nos arroja la Real Academia Española. Según el diccionario, eficiencia es la “capacidad de lograr los resultados deseados con el mínimo posible de recursos“, mientras que el significado de efectividad hace referencia a la “capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera”.

¿Cómo son diferentes, entonces? Si nos vamos a términos más simples o prácticos, podríamos decir que la eficiencia consiste en básicamente hacer bien las cosas, siempre apuntando por una optimización de tareas en la que logremos equilibrar recursos y resultados. Contrariamente, la efectividad pretende elegir y trabajar sobre todas las cosas o acciones correctas que pueden facilitar el alcance de objetivos a nivel empresarial.

A resumidas cuentas, la eficiencia tiene que ver con un “cómo” y su contraparte con un “qué“. De forma conjunta, generan una fórmula perfecta para llevar el éxito.

La postura de Peter Drucker

Si bien ya te explicamos las bases de estos interesantes conceptos, debemos hacer un breve énfasis en otra postura que agrega valor al dilema. Hablamos de la obra “The Effective Executive” de Peter Drucker, en la que el renombrado catedrático analiza cómo el valor de un ejecutivo depende de su capacidad de hacer bien las cosas correctas, añadiendo un concepto más a la fórmula: eficacia.

En este sentido, Drucker establece que la eficacia tiene más que ver con el objetivo de alcanzar los resultados esperados, sin necesariamente preocuparse por el “cómo” se llevarán a cabo estas tareas y tampoco por el impacto que tendrá en los recursos. Por lo tanto, el autor resume la fórmula de las Tres E de la siguiente manera: eficacia + eficiencia = efectividad.

Cómo medir la efectividad de tu sitio web

Habiendo repasado las diferencias y similitudes entre ambos términos, ahora pasamos a explicarte algunas de las métricas a las que deberás prestar atención para medir la efectividad de tu sitio web.

1. Promedio de visitas en tu sitio

El número de visitas en tu sitio te permite saber la efectividad que están teniendo tus estrategias de atracción, por ejemplo:

  • Publicidad pagada en diferentes canales Facebook Ads, Google Adwords, etc.
  • Redes Sociales con publicaciones que tienen la intención de canalizar más visitantes a tu página web.
  • Estrategias SEO, como por ejemplo: qué contenido está ocupando los primeros lugares de los buscadores.

No pierdas de vista el número promedio de visitas ya que marca el inicio de tu funnel de ventas y con lo cual puedes generar proyecciones de venta.

2. Porcentaje de visitas que se convierten en leads

Estamos hablando del primer punto de conversión, o primera acción que un visitante realiza. Como lo hemos mencionado anteriormente, mantener información completa y un punto de acceso rápido para mantener comunicación directa como un chatbot, es clave para mejorar este indicador.

3. Promedio de leads en tu sitio

El promedio de personas interesadas en tus productos o servicios que han visitado tu sitio.  Este indicador representa a todos aquellos que no únicamente te conocen sino a todos aquellos que están interesados en tu marca. Puede ser que todavía no estén listos para realizar la compra, pero están en el proceso de maduración.

4. Porcentaje de leads calificados

El paso de calificar a estos primeros interesados es fundamental.  La calificación es una tarea para identificar a los leads a los cuales le puedas vender, si bien el objetivo principal es reducir los leads que no te funcionan es poco probable que el 100% sean calificados.

5. Tasa de cierre

El porcentaje de leads calificados que se convierten en clientes te permite conocer si tu estrategia de captación está siendo efectiva en el proceso final de cierre.

Este indicador te revela si a través de la información digital que tu visitante fue conociendo a lo largo de la experiencia fue lo suficientemente convincente para que tu equipo comercial logre convertirlos en clientes.

6. Valor de vida de un cliente

Es un indicador que muchos pierden de vista pero que es indispensable analizar para proyectar el crecimiento de tu negocio.

El valor de vida de un cliente es el valor de negocio que un cliente representa para tu empresa a lo largo de la relación comercial y no únicamente su primera compra. La efectividad de conversiones es una forma de medir si la inversión que estás haciendo en todas las estrategias digitales está teniendo los rendimientos esperados.

Imagen: GPT-4

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (2)

¡Mantente al día!