Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

El visual merchandising es una subdivisión del merchandising minorista que es parte arte y parte ciencia.

Debido a esta naturaleza cambiante, esta disciplina suele adaptarse a los cambios en gusto y tecnología.

Ejemplos de Visual Merchandising en tendencia

Las marcas en ubicaciones físicas deberían estar al tanto de las tendencias en visual merchandising para mantenerse a la cabeza en la carrera contra sus competidores. Aunque tu empresa conozca a sus clientes es una realidad que estos esperan continuamente que se les ofrezca más.

De hecho, una encuesta realizada en mayo de 2015 reveló que 82% de los ejecutivos corporativos en Estados Unidos afirmaron que las expectativas de los consumidores respecto a su empresa eran algo (47%) o mucho (35%) más altas que hace 3 años.

Así, para mantener a los clientes que ya son leales y capturar nuevos sectores del mercado, las marcas deberían conocer estos 5 ejemplos de tendencias en visual merchandising descritas a continuación e implementar las que tienen sentido para sus productos.

Luz LED

En las tiendas la luz siempre ha sido un aspecto importante del visual merchandising, pero recientes avances que permiten luz blanca regulable y LEDs han dado a las marcas nuevas y crecientes maneras sutiles para influir en la experiencia del cliente.

Por ejemplo, las tiendas pueden usar la luz blanca regulable para destacar productos desplegados o complementar los altos niveles de luz de afuera de modo que la intensidad de la luz fuerte en la noche y de mala iluminación en el día no sea algo que altere a los clientes.

La luz blanca regulable también permite a las marcas cambiar el ambiente de su tienda en horas extras en caso de realizar algún tipo de evento especial.

Igualmente, las marcas han comenzado a aprovechar los LEDs. Ya que la forma y maneras en que puede aplicarse es flexible, pueden usarse en formas múltiples, como en forma de cuadrícula lumínica para destacar un producto o para dar una especie de cortina que altere el ambiente.

Además pueden crearse un brillo difuso con los tubos LED, que elimina los puntos oscuros y acentúa piezas de mercancía.

Volverse digital

Muchas marcas han comenzado a integrar la tecnología en su visual merchandising en tiendas.

Esta estrategia se usa para darle tranquilidad tanto a empleados como clientes, además por el ambiente que crea: moderno, suave y de alta tecnología.

Igualmente, añadir gráficos atractivos, videos coloridos y pantallas planas funciona para crear una imagen de la marca consistente cuando existe una oferta de productos diversa.

Las tabletas también se han vuelto populares tanto para los clientes para los empleados. Los consumidores que las usan pueden aprender rápidamente acerca de un producto, cómo se usa y por qué debería comprarlo. Los empleados pueden moverse en el espacio minorista con toda la información en la punta de sus dedos.

Decoración sustentable

Muchos de los obstáculos que han evitado que las marcas se comprometan a prácticas ecológicas, como bajos retornos de inversión, están desapareciendo gracias a que los materiales están evolucionando y existen costos más baratos.

Pero el movimiento hacia lo sustentable ha comenzado a tomar más impulso debido a que los clientes han comenzado a demandar que las marcas se ajusten a sus valores. Un ambiente más competitivo en el mercado minorista también crea más presión en las tiendas físicas para ajustarse a los deseos del consumidor.

Los diseños amigables ecológicamente han sido reconocidos no sólo por su efecto positivo a largo plazo, sino por la habilidad para incrementar el reconocimiento de marca y reforzar la lealtad del cliente.

Algunos diseños sustentables populares son incluir materiales como madera reciclada, materiales regionales, recursos renovables y luz LED.

Un enfoque en los 5 sentidos

Otra forma en que las marcas están diferenciándose en sus tiendas del vasto mercado en línea es a través de visual merchandising que atrae a los 5 sentidos. Cuando los clientes están en el sitio de la marca, sólo pueden ver la mercancía. En tiendas, en cambio, los proveedores pueden buscar atraer el olfato, el tacto, el oído e incluso el gusto.

El marketing de esencias se está volviendo en una forma cada vez más utilizada como resultado de investigación que afirma que ciertos olores conectan con emociones y memorias específicas.

Además, las tiendas están comenzando a usar escaparates interactivos para atraer a posibles clientes y que interactúen con ellos. Los compradores pueden tocar y probarse lo que esté en venta en una tienda antes de usarlo.

De acuerdo a un reporte compilado luego del evento Global Shop 2016, las experiencias de usuario multisensoriales animan una interacción más completa con la mercancía y los elementos interactivos dejan que los productos “se vendan a sí mismos”.

Maniquíes con personalidad

Con el crecimiento del eCommerce y las tiendas en línea, los comerciantes que tienen locales se han visto forzados a pensar fuera de las prácticas tradicionales para atraer a los clientes a sus tiendas.

Los maniquíes ofrecen esta opción, al dar una perspectiva 3D en ropa y accesorios diferente de las imágenes 2D que los clientes pueden ver en línea.

En 2016, los comerciantes han comenzado a experimentar con los maniquíes, tratando de hacerlos divertidos, reales y que se relacionen en alguna forma con el consumidor.

Los maniquíes, por lo tanto, están fabricándose tratando de darles una personalidad. Algunas marcas, como Zara y Kate Spade, están mostrando un giro en el típico maniquí abstracto. Con una cinta negra sobre un ojo puede parecer que están guiñándole a alguien, mientras que con labios rojos removibles se puede crear un maniquí para San Valentín.

Al incorporar diferentes materiales, como metales y maderas, las tiendas han comenzado a ver que estas figuras no sólo ofrecen un propósito práctico, mostrar una vestimenta, sino que son grandes vehículos para crear una idea de la marca e interactuar en un nivel más profundo con los clientes.

El visual merchandising, finalmente, es una mezcla de investigación científica, visión estética y buena suerte. No todas las tendencias se podrán ajustar a todas las tiendas, además que existen otras tendencias no mencionadas en este post. Pero es posible intentar alguna de estas o investigar sobre otras prácticas y darle seguimiento para saber qué funciona y qué no con el fin de mantener lo que sí está trayendo resultados.

Imagen: Kasa_s / Shutterstock.com
Shares