Facebooktwitterlinkedin

A dos años de la llegada del coronavirus, la economía no logrado recuperarse en su totalidad. De hecho, durante el segundo semestre de 2021 se le sumó otra dificultad: la crisis global de cadena suministro, que atenta contra la industria minorista; generando tensiones en sus plazos de entrega y en en el stock de productos.

La situación afecta particularmente a nuestro país, donde los consumidores toman en cuenta la disponibilidad y el tiempo que deben esperar para recibir sus artículos antes que cualquier otra cosa, un asunto confirmado por SOTI en una reciente investigación.

Cómo deben actuar los comerciantes ante la crisis global de cadena de suministro

El reporte llamado «Desde Los Clics Hasta Los Envíos: Cómo Navegar la Crisis Global de Cadena de Suministro 2022», destaca que un 40,9 % de los clientes mexicanos evidenció un incremento sustancial en los precios de los productos, en especial en el último trimestre del año pasado. Además, casi la mitad de ellos (equivalente al 46,7 %) no encontró uno o más artículos que necesitaba. Y aunque esto escape de las manos de las tiendas físicas u online, existe algo que los comerciantes a la cabeza de ellas pueden hacer para mantenerlas a flote: garantizar una compra sencilla y entregar en el menor tiempo posible.

El estudio insta, de esta manera, a los dueños de comercios a considerar seriamente el proceso de entrega, puesto que el 64.2 % de los compradores tienen preferencia por entregas a domicilio; y el 86 % califica como un “factor importante” la velocidad con la que obtienen sus pedidos, incluso el 60, 5 % quiere recibirlos el mismo día que ejecutaron la compra en línea; de lo contrario, buscarían otra tienda.

Michell Escutia, director comercial de SOTI para Latam, destacó que la prioridad de los de negocios, por lo menos en el territorio azteca, debería ser proporcionar a sus clientes una buena experiencia de compra, que abarcaría desde el momento en el que ingresa en la plataforma hasta el que recibe o recoge el producto solicitado.

“Si los minoristas en México quieren ganar nuevos clientes y asegurar su regreso, deben ajustar sus procesos logísticos y dotar a sus empleados de las herramientas adecuadas, tanto en las tiendas físicas como en sus almacenes, para que puedan mantener informados a los clientes en todo momento y cumplir sus necesidades», sugirió Escutia.

Vale enfatizar que los consumidores, por su parte, están dispuestos a cambios más radicales a la hora de recibir su mercancía: 65 % de los mexicanos pensarían en utilizar algún transporte autónomo para los grandes paquetes, y el 50.8 % apostaría al uso de drones para los de pedidos de menor tamaño.

Datos sobre el reporte

Un total de 1000 consumidores -entre 18 y 65 años de edad- fueron entrevistados en Alemania, Australia, Canadá, EEUU, Francia, Reino Unido, Suecia, y por supuesto México, con la intención de conocer cuáles son sus expectativas sobre las marcas y retailers a la hora de enfrentar la crisis de la cadena de suministro.

El número de participantes en la encuesta quedó registrado de la siguiente manera: En Alemania, 1000 personas; en Australia 1000; en Canadá, 1000; en EE.UU, 2000; en Francia, 1000; en Reino Unido, 2000; en Suecia; 1000; y en México, 1000.

Imagen de Freepik.es

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram