Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Hoy en día las marcas están optando más y más por usar lenguaje coloquial al momento de hablar con sus audiencias, sobre todo en redes sociales.

En algunos casos esta práctica les ha resultado, con las empresas consiguiendo más seguidores e interacción, pero en otros, cuando no se hace de forma adecuada, les ha creado situaciones incómodas, burlas e incluso en algunos casos una crisis de comunicación.

Lenguaje coloquial en marketing

Para las compañías, las palabras son una arma de dos filos: puede servir para interactuar mejor con las personas reales que los siguen o ser una forma de alejarlos, ya sea por caer en un lenguaje seco, corporativo y lleno de tecnicismos, así como por caer en un lenguaje muy coloquial.

Por ello, es necesario que las marcas consideren y planeen perfectamente si usarán coloquialismos y abreviaciones, así como lenguaje usado en SMS o hasta una que otra palabra no apropiada.

Este es un gran tema, así que a continuación se plantean cómo algunas marcas están haciéndolo, desde las que están triunfando con el lenguaje coloquial hasta los que no tanto.

Conoce a tu audiencia

Hablar como una persona de 15 años podría parecer, a primera vista, una estrategia de marketing de contenidos ganadora, pero sólo funciona si la audiencia a la que estás hablando está en ese rango de edad.

Es sorprendente cuántas marcas usan lenguaje coloquial incluso cuando significa segregar a un porcentaje mayor de tu audiencia que a la que se llega con esa estrategia.

De forma similar, algunas empresas parecen olvidar la noción de revisar su audiencia, saltando a una estrategia de usar determinadas frases o palabras, sin importar si tienen mucho sentido o no.

Un ejemplo, Postmates, marca que se encarga de hacer entregas en las zonas que trabaja en menos de una hora, usó la frase “Postmates and chill” en un espectacular. Su intento de llegar a los Millennials quizá tuvo éxito entre algunos pocos, pero su uso del lenguaje coloquial también posiblemente fue incómodo para otros, sobre todo si se revisa el significado alterno de “Netflix and chill”, frase en la que se basaron.

Por otro lado, IHOP ha sido más exitoso en su uso de lenguaje coloquial. En Twitter han aprovechado un uso consistente, coloquial y gracioso del lenguaje, que ha sabido cómo ser entretenido para su audiencia.

Mantén el lenguaje al día

El peligro de usar el lenguaje coloquial es que puede volverse obsoleto en un muy corto periodo de tiempo.

Es difícil saber cuánto tiempo será popular una palabra, pero lo que las marcas pueden valorar es si una audiencia será receptiva a ella o no.

Si una palabra es demasiado buena para dejarla pasar y el tipo de audiencia es receptiva, no hay razón para que la marca no experimente.

Considera la plataforma

El lenguaje puede sonar muy diferente dependiendo de dónde se usa. Incluir lenguaje coloquial en un slogan o titular puede sentirse inapropiado o forzado.

Uno de los lugares más populares para usar lenguaje coloquial es Twitter. Sin embargo, incluso en esa plataforma, las marcas se equivocan al usar lenguaje coloquial.

Sin embargo, varias otras están teniendo más éxito, como O2, marca que en 2012 decidió usar el mismo tipo de estilo que el cliente para responderle una solicitud de servicio.

Publica con precaución

Las marcas algunas veces postean contenido inofensivo sin darse cuenta. Cuando se trata de Social Media, las posibilidades de causar una ofensa son incluso mayores.

Al usar hashtags, aunque a veces no usan lenguaje coloquial, las empresas muchas veces caen en esto, al sacar un tema fuera de contexto para aprovechar la popularidad del mismo. Para evitar esto, vale la pena investigar exactamente de dónde surgió determinado término o hashtag antes de lanzarse a usarlo.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram