Facebooktwitterlinkedin

Cada año que comienza es una oportunidad para pensar en nuevos proyectos, objetivos más ambiciosos y otras maneras de hacer las cosas. Pero para mirar hacia el futuro es necesario analizar los cambios en los hábitos de consumo que ya operan en nuestra vida cotidiana. Hoy hablaré del mundo de los medios de pago digitales donde interactuamos con dos tipos de clientes: los compradores y los comercios. Pensando en ellos, voy a abordar cuatro desafíos que enfrenta el mercado.

1. Unified-commerce: las mejores experiencias en un solo lugar

Los compradores quieren tener una experiencia igual de gratificante en todos los canales de venta y los comercios buscan gestionar todas estas experiencias desde un sólo lugar. Esta realidad presenta el desafío de embarcarse en el Unified-commerce que en algunos países puede ser la gran tendencia para este 2022, pero que en otros ya se encuentra muy avanzada. La presencia online es clave y requiere ofrecer la mejor experiencia posible.

2. Construir una identidad digital

Ofrecer un medio de pago digital es una exigencia de los mercados. Los compradores insisten en apoyar a los pequeños negocios locales, pero sobre la base de que ofrezcan un abanico de opciones de pago digitales, y aquellos que cumplen con este requisito son los preferidos por los consumidores más jóvenes.

En América Latina todavía hay un largo camino que recorrer en la digitalización de los pagos: aún dos tercios de las operaciones se pagan en efectivo. El desafío está en ofrecerle al consumidor con los pagos digitales la misma tranquilidad que experimenta al realizar un pago en efectivo.  Así surge la nueva tendencia de los pagos en el instante, que trae amplios beneficios para los comercios, pero grandes retos para los proveedores de soluciones de pagos, como la prevención del fraude. Por ende, se genera la necesidad de construir una identidad digital que permita tener confianza tanto en los compradores como en los vendedores.

3. Evolucionar más allá de los pagos

Elegir entre una solución u otra es tan fácil como bajarse una app nueva, pasar un par de validaciones y ¡listo! Esto propone un desafío porque la fidelidad es puesta en jaque. La respuesta a este dilema es que los proveedores de pagos incluyan servicios de valor agregado alrededor de las transacciones de venta. Esto abre las puertas a nuevos modelos de negocios y oportunidades de monetización, como  las superapps , que de acuerdo a JP Morgan son “una plataforma para consumidores que agregan una amplia gama de servicios, tanto de estilo de vida y financieros».

En la actualidad no es suficiente con solo hacer pagos o solo ofrecer una solución de ecommerce. Los negocios deben transformarse para ser multidisciplinarios, así sea necesario conocer de diferentes negocios para ofrecer la mejor solución posible.

4. La economía mundial está cambiando, todas las industrias se revolucionarán

El concepto tradicional de la moneda ya no existe. Hoyel dinero tradicional convive con criptomonedas, stablecoins, tokens, central bank digital currencies (CBDCs) y “narrow money”, es decir, los premios que dan cadenas como Starbucks o Amazon. La transformación  de la definición de moneda reescribe la definición de billetera, por ello las billeteras digitales son tan importantes  y deben ser tenidas en  cuenta para todas las decisiones de negocio futuras.

Hoy los cambios se producen con más rapidez, y con mayor impacto. Lo importante no son solo las tendencias para 2022, sino prepararnos para poder dejar nuestros planes originales y reinventarnos. En este texto tuve que dejar de lado muchas otras tendencias como finanzas embebidas, BNPL (Buy now, pay later), pagos sin contacto y muchos más. Sin embargo, hay una sola conclusión que se me ocurre y es algo que ya dijo Heráclito hace 2.500 años: “lo único constante es el cambio”.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram