Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Comprender a tu cliente, como encargado de marketing, es un punto muy importante. Sin embargo, en muchas ocasiones los datos necesarios para concerlo verdaderamente bien no son recopilados de forma eficiente o no se realiza una aproximación correcta a ellos.

Algunas veces ocurre que la visión del cliente consiste en un perfil aspiracional, generado por un equipo, que todos creen, que incluso puede contar con datos como valor de orden promedio o unidad por transacción, pero que en realidad se queda corto en sus apreciaciones y genera un marketing excesivamente confiado que no está alineado con los clientes reales.

Cómo saber si conoces a tu cliente

Pero existen 4 referencias claves que puedes valorar para saber si realmente conoces a tu cliente. A continuación te los presentamos.

Exactitud de los datos

El almacenamiento de datos es un tema importante actualmente, con las marcas haciendo grandes inversiones para mantenerse al día en este tema.

Sin embargo, capturar datos no es suficiente. Los datos pueden estar fragmentados, sobre todo si se piensa que vienen de diferentes fuentes y niveles de sofisticación.

Así, es necesario realizar una evaluación honesta de los datos con los que se cuenta, de qué tan exactos y precisos son, todo esto para asegurarse de que la inversión está siendo ubicada en los lugares correctos y así tener más cercanía para saber, entre otros hechos importantes para tu negocio, quién es tu cliente.

Análisis sin prejuicios

Una vez que sabes que tus datos son exactos y que están integrados con todas tus herramientas de marketing, ofreciendo tipos de datos sofisticados, profundos acerca de los clientes, es necesario pensar cómo los estás analizando.

Los equipos de analítica a veces son pequeños pues, ante presupuestos limitados, las marcas limitan a dónde se van los recursos, por lo que cualquier esfuerzo que no sea percibido como ‘crítico’ no recibe lo necesario para dar resultados útiles.

Así, algunas veces el análisis queda en mano de los dueños del producto o de analistas de canal de marketing. Esto puede ser productivo en proyectos de corto plazo, pero es una visión que será influida por los individuos que trabajan en el análisis: cada uno buscará los datos que favorezcan su trabajo, no que muestren los datos del negocio como un todo.

Perfil del cliente

Para lograr un buen perfil del cliente existen dos métodos: invertir en un equipo interno o encontrar una fuente externa imparcial que genere el perfil del cliente.

Un perfil del cliente debe ser completo, ofrecer un nivel de profundidad que todos los profesionistas de marketing en la empresa puedan usar, de modo que la empresa entienda cómo sus clientes están interactuando con su marketing y cómo se distinguen de otros.

Los perfiles ofrecen la información que necesitas saber y son efectivos porque no se basan en ideales: se deben justificar con datos como transacciones e interacciones con el cliente.

Inteligencia accionable

Comprender el espectro de tu base de clientes no es fácil, especialmente cuando se trata de manejar y analizar datos. Una solución es encontrar un socio confiable que organice y maneje tus datos para producir insights, de modo que no inviertas en infraestructura interna, lo cual puede llevar años en completar.

Reducir la dependencia en análisis fragmentados es importante para producir un visión holística de tu cliente y las complejidades que ocurren de canal a canal.

De esta forma, crear un análisis del cliente completo puede darte los insights que tus equipos requieren para producir estrategias basadas en datos, en los que puedan actuar al unísono, logrando así los objetivos de tu negocio.

Shares

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram