Facebooktwitterlinkedin

Las videoconferencias se volvieron esenciales con el confinamiento tanto para realizar el teletrabajo como para mantener contacto con familiares y amitos. Su uso también se ha vuelto clave en las estrategias de ventas virtuales permitiéndole a vendedores relacionarse mejor con sus clientes vía Zoom, Google Meet o incluso por videollamadas de WhatsApp.

Las videoconferencias son y serán claves para impulsar las ventas

Con ventajas como la optimización del tiempo y la flexibilidad de horarios todo parece indicar que no hay retorno para la forma de hacer negocios que se estableció con la pandemia.

Las reuniones virtuales son cada vez más frecuentes y efectivas para cualquier tipo de negociaciones: de acuerdo a Salesforce la videoconferencia fue la herramienta de ventas número uno y más valiosa en 2020, y muchos en la industria creen que las ventas virtuales serán la táctica principal de vendedores en el futuro.

Adoptar diversos instrumentos es algo común de los profesionales de venta, la innovación es primordial para llegar a sus clientes y con los desafíos de la pandemia, muchos utilizan Zoom como opción para impulsar las ventas, según lo señalado por Zoom Video Communications, Inc.

Si bien las ventas virtuales vía Zoom se posicionaron a causa de restricciones de movilidad o medidas de distanciamiento social, cuando retomemos la normalidad y se puedan hacer reuniones presenciales, aún se podrá aprovechar este tipo de herramientas de videoconferencia en la ventas para brindar confianza y acompañamiento a los clientes en el proceso de adquisiciones.

Hacer ventas virtuales vía Zoom de forma exitosa

Teniendo en cuenta esto, más nos vale estar bien preparados a una tendencia que viene en aumento y Zoom nos comparte algunas recomendaciones para tener éxito con las ventas virtuales utilizando esta plataforma.

1. Tómate un tiempo de preparación

En el modo home office se puede saturar fácilmente la agenda con reuniones una tras otra y la falta de tiempo entre cada sesión puede causar nervios y sensación de extravío que no ayudan con la mentalidad adecuada. Por esto recomiendan tomarse un tiempo para prepararse mental y físicamente antes de cada llamada, como si se fuera a entrar a una reunión en vivo, esto puede mejorar el rendimiento en la confianza y conversión.

Lo ideal es tener una herramienta para organizar reuniones virtuales y considerar periodos de break para despejarse de una venta e introducirse en la siguiente.

2. Cuida tu apariencia y tu audio en la reunión

Antes de iniciar una jornada de ventas virtuales vía Zoom chequea la configuración e iluminación para asegurarte de que todo se ve y escucha bien. Los pasos sencillos son:

  • Abre la configuración en el cliente Zoom.
  • Dale clic al Video para probar la configuración del video. Ajusta la iluminación que consideres sea mejor y toma en cuenta que la fuente de luz esté frente a ti y no atrás para evitar el contraluz. Si lo deseas puede usar la función Retocar mi apariencia y Ajustar para poca luz.
  • Revisa el preview del video y despeja cualquier desorden a la vista o activa un fondo virtual para darle tu toque personal. Por ejemplo puedes utilizar la marca del cliente potencial en segundo plano.
  • Prueba el altavoz junto con el micrófono y usa la función «Suprimir ruido de fondo».

Top 7: las mejores herramientas para realizar videoconferencias

3. Vuelve tus reuniones interactivas

Entre más natural sea una presentación y menos se parezca a una exposición del colegio mejor. No tienes que hacer toda la presentación, puedes propiciar conversaciones colaborativas para que compartan contigo. Una forma de lograrlo es compartiendo pantalla.

Es importante impulsar al cliente a que guíe desde su sitio web comercial, o comparta materiales o brinde una demostración rápida del producto para saber sus necesidades.

Por otro lado puedes presentar gráficos, estadísticas, demostraciones u otra información que te ayuda a explicarle la forma en que puedes apoyarlo con lo que quieren. Una vez muestres lo necesario retoma la conversación cara a cara.

4. Resuelve contratiempos en tiempo real

Algo muy positivo de una reunión virtual es que cuentas con beneficios para el proceso de ventas. En este sentido destacan que ante una duda u objeción, se puede invitar a un gerente o experto en el tema a la reunión para poder atender la inquietud y resolverla al momento. También se pueden agregar comentarios del cliente en tiempo real en la propuesta y se puede grabar la llamada para consultar algo más tarde si lo olvidamos.

Imagen: master1305 en Freepik

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram